¿Descubrieron América los chinos?

China no sólo avanza en PIB, chips y futuros pluscuamperfectos en general. También lo hace en pasado, aunque sea un pretérito imperfecto. La propia América, su descubrimiento, fue, dicen, un asunto “made in China”. Y no sólo América, sino el mundo entero: la primera circunnavegación terrestre, el primer desembarco en Australia, Nueva Zelanda y en la bahía de Hudson. Que se aparten Cristóbal Colón, Vasco de Gama, Magallanes, Elcano o incluso los anglosajones James Cook y Henry Hudson. Todos ellos seguían un sendero abierto antes por los chinos.
TODOS LOS CONTINENTES. Así lo explicó ayer, en un café de Pekín, Liu Gang, abogado de Shanghai y propietario de un mapa. Es un mapa, bonito, supuestamente de 1418, en el que sale casi todo el mundo, los cinco continentes, los mares, todo bastante proporcionado y en bellos colores, aunque con leves imperfecciones geográficas; las islas Británicas no están -algunos en Francia podrían pensar que es un detalle-; California es isla y no península, lo que podría agradar a los mexicanos, y varios detalles más por el estilo. Para un mapa anterior en 74 años al descubrimiento de América, y en 352 al de Australia, es notable. Aun más si se tienen en cuenta las anotaciones, en esmerada caligrafía sínica, que figuran sobre determinadas zonas. “Los aborígenes son negros y van desnudos”, dice encima de Australia. “Grandes ciudades de piedra”, se lee sobre Egipto y Perú. “Los habitantes tienen la piel rojinegra”, dice encima de América del Norte. Liu compró el mapa por 500 dólares a un anticuario de Shanghai en el 2001 y el año pasado leyó 1421, el año que China descubrió el mundo, tras lo que quedó “completamente seguro de la autenticidad del mapa”, y se dio cuenta de que “no era la única persona en cuestionar la general opinión sobre el descubrimiento del nuevo mundo por Colón”.

UN BEST SELLER. El libro 1421…, que ha alcanzado grandes ventas, es obra de Gavin Menzies, un oficial británico de submarinos retirado que defiende que el periplo oceánico del almirante chino Zheng He, en el siglo XV, fue mucho más allá del actual Mozambique, como se cree, y que llegó a América, siendo su verdadero descubridor. De Zheng He se sabe que fue un gran navegante, que su empresa fue extraordinaria, como lo fue su flota… Pero la historia se hace con hechos, pruebas y documentos, y, de momento, no hay evidencias de su llegada a América, aunque la tesis del británico haya alegrado muchos corazones en China. El abogado Liu considera que su mapa “nos muestra que los chinos estuvieron en América 70 años antes que Colón y que conocieron las diversas partes y formas del mundo como consecuencia del viaje de Zheng He”, pero no demuestra que su mapa no sea una falsificación.

COPIA DE UNA COPIA. Es más, Liu sostiene que el mapa en cuestión es una copia de 1763 de un presunto original de 1418, un detalle fundamental que, por alguna razón, no figuraba en la invitación a la conferencia de prensa pekinesa de ayer para ver el “mapa de 1418”. Lo que la prensa vio fue una copia (una copia de una supuesta copia), pues el original está, “en la caja de un banco, en algún lugar de China”. Liu no ofreció ningún peritaje sobre la autenticidad del mapa ni dio argumentos serios sobre el asunto. En el mejor de los casos, si el mapa resultara ser genuino, estaríamos ante un mapa del mundo de 1763, cuando el mundo descrito en él ya era conocido. Así que, al final, todo queda en lo que los rusos describen como “una abuela me dijo…”. Muy poca seriedad con muchas cámaras de televisión. Puede que América la descubrieran los chinos, pero este mapa, de momento, no demuestra nada. Ni que los chinos descubrieran América.

VIKINGOS, LOS PRIMEROS. En cualquier caso, a estas alturas parece claro que América la descubrieron los vikingos, los primeros exploradores del Atlántico Norte. El asentamiento americano de los vikingos, en el extremo norte de Terranova, fue el primer intento de colonia europea en el Nuevo Mundo. Fue alcanzado en torno al año 1000 desde el enclave de Godthab, en Groenlandia, por los hijos de Eric el Rojo. A diferencia del supuesto descubrimiento de Zheng He, aquí hay una evidencia arqueológica, descubierta en 1961, y dos documentales. Estas son las sagas transmitidas oralmente, generación tras generación, hasta su compilación por escrito en la Islandia del siglo XI, los manuscritos, la Saga de los groenlandeses y la Saga de Eric el Rojo, donde se describen cinco viajes a América. No se les dio crédito hasta que en 1961 se descubrió el asentamiento vikingo de L´Anse aux Meadows, restos de un poblado designado en las sagas como Leifsbudir, capaz de albergar a 80 personas, con una herrería y un pequeño astillero. Fue un asentamiento breve al que siguieron 300 años de viajes de los vikingos al continente americano.

Fuente:

http://www.lavanguardia.es/web/20060117/51218022284.html

Author: Lalo Márquez

Share This Post On