Stardust aterrizó sin problemas

LOS ANGELES (Reuters) – Una cápsula espacial cargada con polvo de cometa completó el domingo un viaje de 4.500 millones de kilómetros, aterrizando sin problemas en el desierto de Utah, EEUU, para alivio de los científicos de la NASA que han esperado siete años para el regreso de unas partículas con las que esperan obtener claves sobre los orígenes del Sistema Solar.La misión Stardust de la NASA culminó a primera hora del domingo cuando la cápsula de 45 kilogramos aterrizó en un campo de entrenamiento de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en Utah dos minutos antes de lo previsto, a las 3:12 hora local (10:10 GMT).

“Tenemos aterrizaje”, anunció a su equipo segundos después el gerente del proyecto Stardust, Tom Duxbury, vestido con el mono de piloto de la NASA para la ocasión.

Las imágenes de televisión mostraron a científicos e ingenieros en la sala de control en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, celebrando el aterrizaje y previamente que los dos paracaídas de la cápsula se abrieron mientras se dirigía a su objetivo.

En 2004, la sonda espacial Génesis, que regresaba con iones solares, se estrelló al no abrirse su paracaídas, lo que despertó temores sobre el regreso de la Stardust.

CÓMO MIRAR EN EL TIEMPO

Menos de una hora después del aterrizaje, tres helicópteros recuperaron la cápsula del desierto entre la oscuridad y el viento, ayudados de infrarrojos y dispositivos de radar.

La misión de Stardust, que comenzó en 1999, rodeó tres veces el Sol y realizó medio camino hacia Júpiter para recolectar partículas del cometa Wild 2 en enero de 2004.

El polvo fue recogido por unas sondas con forma de raquetas de tenis que contenían compartimentos del tamaño de cubos de hielo revestidos con aerogel, una sustancia porosa que es 99,9 por ciento aire.

Las partículas, la mayoría de las cuales se espera sean un décimo de anchas que un cabello humano, fueron depositadas en el aerogel antes de ser guardadas dentro de la cápsula.

Se cree que los cometas son vestigios del proceso de formación de los planetas, y los científicos esperan que el polvo recogido brinde claves sobre los orígenes del Sistema Solar hace 4.500 millones de años.

“Capturar partículas de un cometa mientras pasa volando es una forma de mirar atrás en el tiempo”, dijo Jones.

La misión Stardust es la primera vez desde 1972 que se recogerá y traerá a la Tierra material extraterrestre.

Las muestras serán transportadas al Centro Espacial Johnson en Houston la próxima semana.

/Por Nichola Groom/.*.

Fuente:
http://www.swissinfo.org/ses/swissinfo.html?siteSect=143&sid=6384327&cKey=1137326720000

Author: Lalo Márquez

Share This Post On