James Cameron y la NASA estudian abismos submarinos

Extrañas criaturas que viven en ambientes extremos del suelo marino podrían ser una réplica de lo que es la vida en otros lugares del Universo; al menos esa es la teoría sobre la que trabajó el cineasta y explorador submarino James Cameron expuesta en el documental Criaturas del abismo (Aliens of the Sea).
Realizada en formato IMAX y en tercera dimensión, el director de películas como Aliens, Terminator 1 y 2 y Titanic, la cinta más taquillera de todos los tiempos, explica que la cinta es un viaje a las entrañas del mar donde la vida marina tiene grandes semejanzas con la que puede encontrarse en el espacio. Durante 47 minutos, Cameron y un equipo de biólogos e investigadores de la NASA se adentran a las profundidades del oscuro mar, en un afán de conocer más de esos sitios a donde no llega la luz, sin embargo, en medio del agua y rocas, la vida crece, como surgida de la nada.

Pero lo cierto es que la investigación aporta nuevas ideas acerca de la teoría de la evolución darwiniana, y plantea relaciones inquietantes entre la vida submarina y de experiencias similares en el espacio.

Precisamente la astrobiología y la vida extraterrestres son obsesiones recurrentes de Cameron, que no descarta la similitud de vida en la Tierra y en otros mundos aún desconocidos para nosotros.

Con el apoyo de dos barcos y cuatro mini submarinos, Cameron muestra en el documental una serie de expediciones al fondo del Atlántico y Pacífico, donde las imágenes muestran ventilas hidrotermales del mar profundo que, como chimeneas, expelen humo negro, en un espectáculo de burbujas y humo, si cabe la palabra, en pleno fondo del mar.

Ahí, el agua cargada de mineral y sumamente caliente, da vida a algunos de los animales más extraños de la Tierra: gusanos largos como tallos con penachos color rojo sangre, cangrejos blancos ciegos y una impresionante biomasa de camarones blancos, todos en baile para encontrar la cavidad perfecta para sentir el flujo de agua hirviente.

“Como viajar a otros mundos”, es la explicación del cineasta que, gracias a la tecnología de punta, logra recabar trozos de piedra, animales y agua de las profundidades, que podrían vivir en Europa, una de las lunas de Júpiter.

A este extraño satélite los científicos le conceden la posibilidad de albergar vida, ya que su gruesa capa de hielo envuelve increíbles mares profundos y actividad volcánica donde, como en la Tierra, se puede originar la vida.

“Estas expediciones a mar profundo para mí siempre son como misiones al espacio.
¿Por qué no combinar el espacio exterior y el espacio interior”. Claro que llevaremos biólogos marinos, pero, ¿por qué no llevar astrobiólogos e investigadores del espacio? Tiene sentido, realmente porque en el fondo del océano se encuentran las formas de vida más insensatamente insólitas que jamás hayan sido descubiertas”, afirma Cameron al referirse al documental cuya producción apoyó Walt Disney.
El agua como único elemento común que se reconoce como necesario para la vida en todas sus formas en la Tierra, dice, haría posible que se pudieran encontrar extremófilos muy similares en acuíferos subterráneos en Marte o en las lunas heladas de Júpiter.

Ante la posibilidad de explorar sitios como la luna Europa, Cameron se pregunta, “¿Cómo serán los vehículos?, ¿cómo funcionará la robótica y cómo transmitirán datos a través de ese extraño océano?
De ahí que la nueva aventura submarina Criaturas del abismo se pueda ver en dos niveles: la de viajar al fondo del océano donde muy pocas personas han estado, y la aventura interna, la de revelación, “unir las piezas y llegar a un nuevo conocimiento”, refiere Cameron.

En una hora, la magia del cine lleva al público por un recorrido inimaginable y fascinante donde la disciplina científica , que incluye la biología y la ciencia planetaria, en el campo de la astrobiología, considera la posibilidad de vida extraterrestre dentro de la estructura conceptual de lo que se conoce de la vida en nuestro propio mundo.
Cameron trabajó con investigadores de la NASA y del Jet Propulsion Laboratory (JPL), profesionales en las investigaciones del mar y espacio, quienes, de acuerdo con la información proporcionada por la distribuidora Buena Vista Pictures, aceptan el revolucionario concepto explorado por el filme de Cameron, de una expedición para estudiar la vida en el suelo submarino puede enseñar acerca de la vida en los lugares más recónditos del Sistema Solar.

* James Cameron
4 Dirigió Terminator, Terminator 2: el juicio final; Aliens, El Abismo, Mentiras verdaderas y Titanic. Por esta última obtuvo once premios Oscar, entre ellos por mejor director y mejor película, en 1997.

* Creó y produjo 44 episodios de la serie de televisión Dark Angel.

* Deja las profundidades para realizar Battle Angel, una cinta de ciencia ficción ubicada en el siglo XXVI, basada en la historieta del japonés Yukito Kishiro. Estará lista para el 2007.

Teorías sobre la evolución
Darwiniana: Charles Darwin aseguraba que el origen de las especies se dio por medio de la selección natural.
Oparin- Haldane: Se basa en las condiciones físicas y químicas que existieron en la Tierra primitiva y que permitieron el desarrollo de la vida. De acuerdo a esta teoría, en la Tierra primitiva existieron determinadas condiciones de temperatura, así como radiaciones del Sol, que afectaron las sustancias que existían entonces en los mares primitivos. Dichas sustancias se combinaron de tal manera que dieron origen a los seres vivos. (La teoría de los coacervados).

Fuente:

http://www.cronica.com.mx/nota.php?idc=220516

Author: Lalo Márquez

Share This Post On