Llegará a la tierra el polvo del cometa de la misión Deep Impact

Este domingo 15 de enero, la nave espacial Stardust lanzará a Tierra un recipiente de 45 kilogramos con polvo de cometa. Penetrará la atmósfera terrestre y, si todo sale bien, aterrizará suavemente sobre el desierto de Utah.Se anticipa que el descenso dejará una estela rosada tan brillante como Venus que podrá ser visible sin telescopio en gran parte del oeste del país.

En julio, la nave Deep Impact lanzó una sonda que hizo una excavación en un cometa y expuso su interior a los telescopios de la NASA. La misión Stardust fue un paso más allá al recoger las primeras muestras del cometa Wild2.

Esta roca helada estaba a unos 800 millones de kilómetros de la Tierra cuando el Stardust fue lanzado al espacio en 1999.

“Este es un verdadero tesoro”, dijo sobre la cápsula Stardust su principal investigador, Don Brownlee, de la Universidad de Washington.

Pero la cápsula no está todavía de regreso. Primero deberá sobrellevar un descenso abrasador al perforar la atmósfera a 46.000 kilómetros por hora, récord para el reingreso de cualquier sonda.

Su destino es el campo de pruebas de una enorme base del Ejército estadounidense al sudoeste de Salt Lake City, donde en el 2004 la sonda Génesis se estrelló después que falló su paracaídas.

Para evitar otra situación de riesgo, los ingenieros revisaron minuciosamente los sistemas del Stardust a fin de asegurar un aterrizaje suave y creen que lo lograrán, dijo Ed Hirst, gerente de sistema en el Laboratorio de Propulsión a Jet de la NASA en Pasadena, que maneja la misión a un costo de US$ 212 millones.

Stardust recorrió unos 4.800 millones de kilómetros y circundó el Sol tres veces. En su trayecto recogió polvo interestelar, diminutas partículas de lo que se cree son antiguas estrellas que estallaron y murieron.

Será la segunda muestra de material extraterrestre por medios robóticos desde 1976, cuando la cápusula soviética Luna 24, no tripulada, trajo muestras lunares.

Si por algún motivo no se puede concretar la maniobra este fin de semana, los ingenieros pueden hacer que la nave espacial vuelva a entrar en órbita, pero eso demoraría su regreso a Tierra por cuatro años.

(Fuente: AP)

Fuente:
http://www.clarin.com/diario/2006/01/10/um/m-01121970.htm

Author: Lalo Márquez

Share This Post On