Retos científicos y tecnológicos para 2006

Muchos son los desafíos que tiene la ciencia, sin embargo, el número de investigadores en el mundo, así como los recursos financieros, humanos y materiales con que cuentan para realizar su trabajos son limitados, por lo que deben establecerse prioridades.Algunos de los asuntos que ocupan los primeros lugares en la lista son los relacionados con la salud de las personas, el cuidado del medio ambiente, la generación de energía limpia y el desarrollo de alimentos mejorados.

Además, los estudios para dar respuesta a las múltiples interrogantes que plantea el universo a los estudiosos continuarán o abrirán nuevas vertientes de desarrollo científico y tecnológico. En ese sentido, cabe recordar que muchas misiones espaciales continuarán su curso, algunas de ellas concluirán y otras darán inicio.

El año que comienza será de mucha actividad científica y tecnológica. A lo largo de sus 12 meses se desarrollarán tecnologías aún más asombrosas que las ya conocidas. Pero al momento del balance final, dentro de un año, con seguridad, como siempre, serán más las preguntas que las respuestas.

En ese sentido, conviene no pasar por alto la trascendencia que tiene la ciencia básica no sólo para el avance del conocimiento humano sino también sus posibles aplicaciones por parte de los desarrolladores de tecnología, pues muchas veces se habla de descubrimientos que parecen no tener ninguna aplicación práctica, pero que en realidad contribuyen enormemente a la solución de enigmas teóricos, cuando no a la construcción de artefactos de alta tecnología.

Salud

A raíz del deceso de varias personas en Asia a causa de la gripe aviar, los científicos se dieron a la tarea de buscar una posible vacuna y medicamentos para la prevención y el tratamiento de este mal. Independientemente de que se produzca o no una pandemia, producto de una posible mutación del virus, la tarea apenas ha dado inicio, pero el reloj está en cuenta regresiva, por lo que uno de los problemas que ocupan los primeros sitios en la agenda de pendientes para el año que inicia es éste.

Asimismo, los avances registrados en la investigación para el combate del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida), producido por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), parecen haber acercado a los estudiosos al desarrollo de una vacuna; sin embargo, las posibilidades de las distintas cepas del virus para mutar, así como la comprensión de todos los procesos bioquímicos que entraña el desarrollo de la enfermedad a partir de la infección, son aún obstáculo a vencer en esta lucha.

Otra de las enfermedades que devastan a la población año con año y para la cual aún no se conoce cura definitiva es el cáncer. Al igual que en años anteriores, las investigaciones en este renglón continuarán. Sin embargo, los avances en el terreno de la tecnología hacen que los trabajos científicos sean cada vez más rápidos y precisos, por lo que 2006 puede ser un año de logros importantes para combaitr con eficiencia este mal.

También continuarán las investigaciones con células madre y la clonación de embriones, que si bien han generado una fuerte polémica en distintos sectores de la sociedad, prometen contribuir de manera importante en la cura de múltiples enfermedades que ocasionan sufrimiento y muerte a miles de personas año con año. Asimismo, se esperan avances importantes en el desarrollo de vacunas y otros productos derivados de los ácidos desoxirribonucleico y ribonucleico (ADN y ARN).

Energía

Otra de las prioridades es la de buscar combustibles alternos más eficientes, no dañinos al ambiente, de bajo costo y alto rendimiento, que puedan sustituir a los derivados del petróleo.

En ese sentido, y a pesar de que ya se han reportado avances significativos en el aprovechamiento de distintas fuerzas naturales para la producción de energía, como la del viento, las corrientes marinas, el Sol, y probado las bondades de combustibles como el hidrógeno, las inversiones requeridas para su implementación resultan todavía incosteables.

Otra alternativa interesante está en el desarrollo de nuevos materiales con propiedades superconductoras, aunque todavía faltan muchos enigmas por solucionar en torno de cómo es que dichos materiales adquieren estas propiedades al ser sometidos a temperaturas extremas bajo cero.

A la fecha ya se han producido modelos de algunas de las múltiples aplicaciones que puede encontrar esta tecnología, sin embargo, y a pesar de los éxitos alcanzados, todavía falta mucha experimentación para que estas aplicaciones permeen el mundo comercial. Mientras, esperemos que en 2006 se alcancen nuevos objetivos rumbo a la meta.

Ambiente

Durante el año que comienza, al igual que desde hace ya muchos, la agenda de problemas por resolver de científicos y tecnólogos incluye en sus primeros renglones el cuidado del ambiente.

Esto implica no sólo cuidar que todo avance en ambos rubros tenga el menor o nulo impacto para el ambiente, sino también buscar alternativas para reducir la cantidad de contaminantes que ensucian el aire, el agua y la tierra, o al menos transformarlos en materiales inocuos para el planeta y los seres vivos.

Pero el cuidado del ambiente va más allá de los problemas de contaminación. El delicado balance de la naturaleza obliga a los humanos a preservar otras formas de vida animales y vegetales, superiores y microbianas, pues la extinción de una especie es -al menos hasta hoy- irreversible, y sus consecuencias, desconocidas.

De hecho, estudios previos han destacado las implicaciones que tendría para la vida planetaria la desaparición de algunas especies clave, y las predicciones no son nada halagüeñas.

De ahí que deberán continuarse los estudios de impacto ambiental de todas las actividades humanas, así como el monitoreo permanente de las variaciones climáticas y las poblaciones de las citadas especies clave.

En el año pasado se dio cuenta de la importancia de los cambios climáticos derivados de la actividad humana en el planeta. Un mayor número de huracanes de nivel 4 y 5, calentamiento global y aceleración en el derretimiento del Ártico. Por ello en este año algunas de las líneas prioritarias de investigación se relacionan con las implicaciones del cambio climático en todos los ámbitos de la vida humana y del planeta.

Además, se proseguirán los esfuerzos internacionales para reducir la producción y emisión a la atmósfera de los llamados “gases de efecto invernadero” y con las líneas de investigación encaminadas a visualizar escenarios posibles de continuar con las tendencias actuales.

Astrofísica

La búsqueda de respuestas en el cosmos en torno de la posible existencia de vida extraterrestre, así como a interrogantes relacionadas con la conformación del propio universo, la exploración de los planetas del Sistema Solar y otros cuerpos celestes no sólo continuarán con el apoyo de las misiones que para tales efectos ya se encuentran en curso y operación, sino que otras se sumarán a ellas durante 2006, y algunas más, como la Odyssey, de Marte, llegarán a su fin.

Durante 2006 se tiene contemplado el arranque de al menos 10 misiones espaciales. La primera de ellas, denominada “Nuevos Horizontes”, partirá de la Tierra, si no hay retrasos o contratiempos, el 17 de enero, con destino a Plutón y a su luna Charon. Antes de esta misión, ninguna nave ha visitado el helado planeta. Ni siquiera el telescopio espacial Hubble ha podido obtener imágenes detalladas de su fría y rocosa superficie. Se espera que esta misión llegue a su destino en el año 2015. Un tiempo récord para la distancia que recorrerá.

Otra importante misión, denominada “Observatorio de Relaciones Solares y Terrestres” (Stereo, por su acrónimo en inglés) será lanzada en la primavera de 2006. Se trata de la primera misión que levantará imágenes tridimensionales del Sol y el viento solar, mismas que ayudarán a comprender mejor el clima espacial y su impacto en la Tierra.

Asimismo, durante los primeros meses del año se iniciará la instalación de los componentes ópticos y electrónicos del Gran Telescopio Milimétrico (GTM), proyecto astronómico en que participan el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), de México, y la Universidad de Massachussets, de Estados Unidos. El GTM, que se construye en la cima del volcán Sierra Negra, ubicado en las inmediaciones de Puebla y Veracruz, quedará concluido en el año 2007.

Alimentos

Año con año las expectativas de vida de la población mundial se incrementan y la explosión demográfica crece. Pero en la cara opuesta de la moneda la desertificación de la tierra avanza sobre el terreno fértil y las presencia de plagas cada vez más feroces y resistentes a los pesticidas se hace más recurrente, así como la pesca indiscriminada, elementos que en conjunto hacen que los alimentos sean cada vez más escasos.

Así, otro reto para la ciencia y la tecnología en 2006 será el encontrar armas más eficaces para el combate a los depredadores de los alimentos, así como la mejora de los mismos en términos nutricionales, de tiempos de producción y cantidades. Pero la lucha desde esta trinchera no sólo se librará contra la naturaleza, sino también contra la sociedad, pues el desarrollo de transgénicos capaces de sobrevivir a plagas, crecer con menos agua, en terrenos alcalinos y ser más productivos ha generado reacciones adversas en ciertos sectores de la población, que se resisten al uso de la ciencia y la tecnología aplicadas al sector alimentario.

Pero el reto de conseguir más y mejores alimentos no sólo abarca a los seres humanos, pues no podemos soslayar el hecho de que somos dependientes de otras especies animales y vegetales, para las cuales también se debe investigar en el renglón alimentario durante el año que inicia.

Miscelánea

Además de las vertientes de investigación subrayadas en líneas anteriores, los científicos tendrán que seguir buscando respuestas a múltiples interrogantes cuya solución, si es que se alcanza, se dará a largo plazo. Entre ellas se cuentan las encaminadas a conocer la materia de que se halla conformado el Universo; la posible unificación de las leyes de la física; la base fisiológica de la conciencia e inteligencia humana; la regeneración de órganos; los orígenes de la vida en la Tierra; los distintos enigmas que aún no resuelve la teoría de la evolución; la construcción de robots con características cada vez más humanas, así como de equipos de cómputo más potentes y pequeños.

Con seguridad pocas o ninguna de estas preguntas encontrarán respuesta durante este año, sin embargo, una cosa es segura: la ciencia y la tecnología arrojarán nuevas luces en la búsqueda de soluciones definitivas a estos y otros enigmas que producen el insomnio en unos y hacen soñar a otros.

Fuente:

http://estadis.eluniversal.com.mx/cultura/46869.html

Author: Lalo Márquez

Share This Post On