Concluyó [email protected]

[email protected], el proyecto Grid para la detección de señales extraterrestres desde lugares remotos del espacio, llegó a su fin el pasado 15 de diciembre, integrándose en un nuevo proyecto de objetivos más amplios, según sus responsables. “Abandonaremos el proyecto [email protected] Classic el 15 de diciembre”, anunciaba un e-mail remitido recientemente por los administradores de [email protected] desde la Universidad de California en Berkeley, donde comenzó en 1999. “Las unidades de trabajo de usuarios y equipos se congelará en ese momento y los resultados totales de la investigación estarán disponibles en la página web”

La búsqueda de inteligencia extraterrestre del proyecto [email protected] (Search for Extra Terrestrial Intelligence at Home) se basaba en el aprovechamiento de los ciclos de CPUs inutilizados de millones de usuarios conectados a Internet en todo el mundo para analizar datos recogidos de grandes radiotelescopios. Descargado como salvapantalla, el software de [email protected] recogía datos del naco de servidores central del proyecto y buscaba patrones que pudieran interpretarse como señales de vida inteligente: posibles programas de TV, comunicaciones por radio u otro tipo de señales de procedencia extraterrestre.

A pesar de funcionar como salvapantallas, la potencia global de todos los terminales participantes ha sido enorme; en concreto, se han conseguido un total acumulado de dos millones de años de tiempo de CPU, alrededor de 50 TB de datos y alrededor de cinco millones de usuarios.

A partir de ahora, según sus responsables, [email protected] seguirá en funcionamiento pero de otro modo. El proyecto se integrará al Berkeley Open Infrastructure for Network Computing (BOINC), un proyecto basado en recursos de redes abiertas con los mismos principios que el proyecto original. La nueva infraestructura continuará con la búsqueda de señales de radio extraterrestres, pero ahora además la potencia de CPU de los participantes se dedicará también a investigar sobre otras tareas, como el cambio climático, la astronomía y la cura de enfermedades.

Author: Lalo Márquez

Share This Post On