La tv: vuelta al oscurantismo

Los sociólogos creen que la moda se debe a la incertidumbre política de los tiempos actuales y los críticos de televisión lo achacan a una reacción anti-reality-shows. Sea por lo uno, por lo otro o por la mezcla de los dos factores, la televisión de Estados Unidos se ha convertido esta temporada en el refugio de lo sobrenatural, lo extraterrestre, lo maligno y lo inexplicable. Una de cada tres series dramáticas estrenadas este año son de horror o ciencia-ficción, un género que no había logrado despegar ni en los mejores años de Expediente X. Las series paranormales, unidas a los dramas policiales de misterios y autopsias, se han hecho con el espacio que deja abierto el declive de la comedia tradicional.David Goyer, productor ejecutivo de Threshold en la CBS (dedicada a investigar la aparición de un organismo extraterrestre en medio del Atlántico), cree que son los tiempos de inquietud frente a la situación política los que marcan esta tendencia. Según su explicación, en esas épocas los escritores y guionistas recurren a “historias de monstruos” como alegorías sociales: “Hay mucha ansiedad en el mundo ahora mismo, ansiedad global. La gente tiene miedo, y en épocas similares eso siempre genera un repunte de la ciencia-ficción”. Shaun Cassidy, productor del drama alienígena Invasión en la ABC, cree que en parte la guerra en Irak puede estar en el trasfondo de esta moda televisiva: “Cuando estamos en guerra hay una división” para definir lo que es el bien y el mal, y en productos como el suyo, dice, “quién es y quién no es un alien es una cuestión subjetiva”.

Al factor anti-telerrealidad hay que sumar también un “factor imitación”. El éxito genera tal sucesión de réplicas que a veces incluso los creadores se copian a sí mismos; por eso hay tres versiones distintas de CSI o de Ley y orden.

Muchas de las series de esta temporada parecen haberse “inspirado” o haber aprovechado el tirón de Lost, el superéxito del año pasado en la ABC, que en España se titula Perdidos, y que han emitido TVE-1 y Fox (dial 21 de Digital +). En esta producción, un monstruo misterioso habita en una isla desierta a la que han ido a parar los supervivientes de un accidente de avión. En la serie Surface, de la NBC, por ejemplo, varias criaturas marítimas aparecen en diversos puntos de la tierra para despertar la curiosidad de un grupo de oceanógrafos dispuestos a resolver el enigma y salvar el mundo.

El interés por lo sobrenatural llega también en forma fantasmagórica. En The ghost whisperer (CBS), una joven -interpretada por Jennifer Love Hewitt- desea que los espíritus del más allá permitan que su vida de recién casada se ajuste a la normalidad; no lo consigue, por supuesto, como tampoco lo logra Patricia Arquette en Médium, una serie de trama similar en la NBC. Cuatro, la cadena generalista de Sogecable, está actualmente emitiendo esta producción.

Las casualidades no se limitan al terreno de ficción. El estreno de la serie Invasión, cuyo primer episodio comienza con la desolación de un pueblo tras un huracán, ocurrió tras la llegada del Katrina, por lo que la cadena que lo emitía se vio obligada a poner un rótulo de aviso para no herir la sensibilidad de algunos espectadores. La serie se ha convertido en una de las de mayor éxito esta temporada, gracias en parte a que se emite justo después de Perdidos. Invasión tiene de todo: extraterrestres, posesiones diabólicas y, para aquellos interesados por la vida personal de los protagonistas, divorcios, embarazos y problemas de custodia.

Supernatural, Threshold o The 4 400 son también series de ciencia-ficción con elementos extraterrestres comunes. Esta última se convirtió en una de las series más vistas por los jóvenes el pasado verano. En ella, 4.400 personas emergen de una potente luz blanca formada a partir de la caída de un meteorito. Se sugiere la idea de que han sido temporalmente abducidos por los extraterrestres y nadie sabe si tienen una segunda intención en su regreso a la Tierra. The 4 400 se emite en Estados Unidos a través de una cadena pequeña (UPN) junto a un producto similar, The dead zone.

Antena 3 ofrecerá mañana y el martes (21.45) la miniserie, aquí titulada Los 4.400, que viene precedida por un gran éxito de crítica y de audiencia y nominada a tres premios Emmy. Es una historia de ciencia-ficción que cuenta cómo es el regreso a la Tierra de 4.400 personas desaparecidas durante varios años. Ninguna de ellas recuerda nada de lo ocurrido y, aunque no es inmediatamente perceptible, algunas regresan poseyendo habilidades sobrenaturales como la clarividencia, la telequinesia o una fuerza desmesurada. Ansiosos por recuperar su vida y reunirse con aquellos a los que dejaron atrás, dos mundos diferentes colisionan ya que estas personas se ven obligadas a afrontar los nuevos retos de vivir en el presente, un mundo que les adora y les teme a partes iguales. La producción, ideada por Scott Peter y René Echevarria, plantea incógnitas sobre la existencia de la humanidad, el papel de los hombre en la tierra y el futuro en ella.

Fuente:

http://www.elpais.es/articulo/elpporgen/20051211elpepirtv_1/Tes

Author: Lalo Márquez

Share This Post On