Crece moda de videojuegos religiosos

Nueva York. En los videojuegos cristianos que empiezan a abrirse paso en Estados Unidos hay héroes (Catecúmeno), combates (contra la pereza y los pecados capitales) y conversiones del enemigo, lo que no significa, dicen sus creadores, que su misión sea simplemente evangelizar.En su estructura argumental no difieren de los convencionales. El jugador dirige a su héroe a un objetivo a través de un camino plagado de dificultades y lo único que difiere son las variables de la ecuación.

Por ejemplo, en “Catecúmeno” (Catechumen) el jugador debe liberar a su mentor y sus hermanos cristianos, apresados por soldados romanos poseídos por el demonio.

El héroe del juego no mata a los romanos, sino que “les abre los ojos” y los rescata “de la oscuridad” y de “Satán” para que “reciban el perdón por sus pecados”, según su sinopsis.

“Santos de la virtud” (Saints of Virtue), otro juego, consiste en un viaje “al reino del corazón” en el que hay que derrotar a enemigos como los siete pecados capitales.

En “Guerra eterna: sombras de la luz (Eternal War: Shadows of Light), los jugadores reciben de Dios la orden de combatir los demonios internos de un adolescente con tendencias suicidas, mientras que “Horizontes siniestros” (Ominous Horizons) traslada al héroe a la Alemania de 1455 a salvar de la destrucción a la imprenta de Guttenberg y su primera impresión de “La Biblia”.

“Somos una alternativa sana”, explicó Ralph Bagley, fundador y presidente de N’Lightning Software Productions y portavoz de la Fundación de Creadores de Juegos Cristianos a AFP.

“Hay una verdadera fatiga del consumidor, no sólo entre los cristianos” por la violencia y el sexo que, a su juicio, reinan en muchos de los videojuegos más populares.

Las familias “no quieren regalarle eso al pequeño Juanito porque no enseña cosas buenas”, sostiene Bagley, que niega que la alternativa de los videojuegos cristianos esconda intenciones proselitistas.

“Queremos algo sin todo el contenido violento y sexual, pero también que enseñe algunos valores bíblicos e historia cristiana y cosas por el estilo. Lo que no queremos es juegos que impongan el punto de vista cristiano de alguien a otros”, indicó.

A Bagley le gusta comparar a los videojuegos cristianos con el rock cristiano, por quien nadie apostaba hace unos años y que es hoy “el género musical con más crecimiento” gracias a un salto en su “calidad”.

Fuente: www.eluniversal.com

Author: Lalo Márquez

Share This Post On