La sonda ExoMars buscará vida pasada y presente en Marte

Europa quiere volver a intentarlo. Después del fiasco del Beagle 2, la sonda que la Agencia Espacial Europea (ESA, en sus iniciales en inglés) envió a Marte durante las Navidades del 2003 y de la que posteriormente se perdió el rastro, los europeos no desisten. Los ministros de los 17 países que forman la ESA dieron ayer en Berlín luz verde a una nueva misión robótica para explorar la superficie marciana.La misión, que no llevará tripulación, se llamará ExoMars y está previsto que viaje a Marte en el 2011. Colocará en la superficie del llamado Planeta Rojo un vehículo con ruedas de 240 kilos.

El objetivo, explicó ayer la Agencia Espacial Europea, es encontrar “rastros de vida pasada y presente en la superficie marciana, determinar en varios puntos de Marte la composición geoquímica y la distribución del agua, mejorar los conocimientos sobre medio ambiente y geofísica y, antes de aterrizar, identificar posibles amenazas”.

“Europa aterrizará en Marte en el 2011”, aseguró el director de la ESA, Jean-Jacques Dordain.

La misión del Beagle también pretendía buscar signos de vida en Marte. Estaba programado para tomar muestras de la superficie y del aire del planeta. Debía aterrizar en la Navidad de hace dos años, pero se perdió el contacto con la sonda y el proyecto fracasó.

Una de las novedades del nuevo proyecto es que el vehículo que circulará por la superficie de Marte podrá perforar hasta dos metros de la superficie marciana.

La financiación de la misión Exo-Mars fue una de las decisiones centrales de la reunión de la ESA en Berlín. La reunión congregó a los ministros de los 17 países miembros más Canadá, país asociado. El objetivo del encuentro, que se celebra aproximadamente cada tres años, era buscar fondos para financiar los proyectos más inmediatos.

Al final, el presupuesto para los próximos tres años será de 8.255 millones de euros. Además de la misión a Marte, la ESA también tiene la intención de crear una red avanzada de satélites globales y un satélite de observación desde el espacio del hielo polar, que ha de sustituir uno igual que quedó destruido durante su lanzamiento, en octubre.

El nuevo presupuesto adoptado ayer supone un aumento del gasto anual de un 2,4%. Esto es una señal, segun el presidente del Consejo de la ESA, el ministro neerlandés de Economía, Laurens Jan Brinkhorst, de que existe “voluntad política y el deseo de avanzar”, porque el espacio es “estratégico”.

“Si no hubiésemos adoptado estas decisiones en este contexto, sí que habríamos sido la Europa museo, como a veces se nos llama”, remachó Brinkhorst, en alusión al supuesto interés de los europeos por ser competitivos en sectores como el aeroespacial, donde despuntan países como India y China, y Estados Unidos es casi hegemónico. El presupuesto de la NASA multiplica por cinco el de la ESA.

Fuente:

http://www.lavanguardia.es/web/20051207/51204384113.html

Author: Lalo Márquez

Share This Post On