Europa explora a Venus

Después del exitoso vuelo de la Mars Express al gélido Planeta Rojo, la navegación espacial europea se dirige ahora a territorios más calientes del sistema solar. Y nuevamente se trata de un debut, ya que la Venus Express, con sus siete instrumentos a bordo, es la primera misión de Europa al nebuloso vecino.Sonda desvelará misterios de Venus
8-noviembre-05

La Agencia Espacial Europea dirige ahora su atención a las zonas más cálidas del sistema solar con la Venus Express.

Los científicos depositan grandes expectativas en el más reciente proyecto del Viejo Mundo para la investigación de los planetas: salvo la información de radar obtenida por la sonda Magallanes a principios de los 90, la Venus Express proporcionará “diez veces los datos obtenidos por todos los vuelos hasta ahora”, aseguró Hakan Svedhem, responsable de la evaluación científica del vuelo a Venus de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés).

“Construida a bajo costo en tiempo récord”, la sonda espacial de 1.27 toneladas de peso fue transportada a principios de agosto en avión hasta el cosmódromo de Baikonur, en Kazajstán. Este miércoles 9 de noviembre, a las 9:33 de la noche, tiempo de México, Venus Express será transportada por un cohete Soyuz/Fregat al espacio. Después de que se estrellara el satélite europeo Cryosat el 8 de octubre, es probable que los responsables del lanzamiento estén nerviosos.

“Europa correrá el velo de Venus”, esperan la ESA y el fabricante de sondas EADS Astrium. Si todo sale bien en el segundo intento -el primer lanzamiento fue postergado al encontrarse impurezas en el revestimiento del cohete portador-, después de cinco meses, la sonda, que costó alrededor de 264 millones de dólares, alcanzará el “invernadero Venus”, cercano al Sol.

¿Hay sismos o incluso volcanes en el extremadamente caluroso Venus? ¿Por qué, a pesar de tener un tamaño, masa y densidad similares, Venus y la Tierra son tan distintos? Pero sobre todo, ¿qué papel desempeñan el dióxido de carbono y el efecto invernadero para nuestro vecino más próximo, que orbita más de cerca el Sol que la Tierra?

Los científicos tienen muchas preguntas, que son además importantes para conocer a la Tierra. Los europeos son los únicos que enviarán en estos años aparatos investigadores espaciales a todos los planetas del sistema solar interno. Primero fue la exitosa sonda Mars Express a Marte, y después de Venus, Bepi-Colombo viajará en 2012 a Mercurio, el planeta más cercano al Sol. Un programa ambicioso.

El primer vuelo de los europeos a Venus estuvo en veremos durante mucho tiempo por medidas de ahorro en la ESA. Sin embargo, la misión no fue anulada, ya que se pudo echar mano de los instrumentos del cazador de cometas Rosetta y del diseño de la Mars Express. Tres instrumentos de a bordo tienen la misma construcción que los de Rosetta, otros provienen de la Mars Express.

Los instrumentos de medición tienen como fin inspeccionar con mayor precisión las nubes, la neblina y la velocidad del viento de la atmósfera venusina. También se busca investigar la composición química y la geología del caluroso vecino de la Tierra (la temperatura media de la superficie es de 470 grados centígrados). La sonda no puede acercarse demasiado a las altísimas temperaturas que reinan sobre los desiertos de piedra con profundos valles.

La Venus Express no puede descender sobre la superficie venusina. Si bien, tras el fracaso de varias cápsulas de aterrizaje, la Venera 14 soviética logró posarse suavemente sobre Venus en 1982 y tomó las primeras imágenes panorámicas de la superficie, las sondas suelen tolerar durante muy poco tiempo las extremas condiciones del planeta hostil.

Las temperaturas imperantes bajo las densas nubes de gotitas de ácido sulfúrico de hasta 480 grados Celsius representan diez veces la temperatura que se registra en Toulouse, en el sur de Francia, en verano. Y la presión, de hasta 93 bares, es tan alta como a mil metros de profundidad bajo el agua.

Dado que la Diosa del Amor es un planeta tan caliente en el que algunos metales y aleaciones se derretirían, la sonda lo rodeará con una órbita elíptica sobre los polos y a una distancia prudente de entre 250 y 66 mil kilómetros. Las “alas solares” deben estar construidas de manera tal que toleren fuertes oscilaciones de la temperatura, de hasta 350 grados. Y eso por un tiempo de observación de dos días venusinos: es decir, 486 días terrestres.

Un planeta que hierve

El planeta Venus, uno de los vecinos de la Tierra en el Sistema Solar, es, con un diámetro de 12 mil 100 kilómetros, casi tan grande como el que habitan los seres humanos. Sin embargo, tiene un ambiente sumamente hostil a la vida, con 470 grados centígrados de temperatura promedio en su superficie, que permanece oculta a la observación terrestre por una densa capa de nubes.

Tampoco existe oxígeno en su atmósfera como para permitir la respiración: está constituida en un 96 por ciento por dióxido de carbono, un 3.5 por ciento de nitrógeno y además vapor de agua y dióxido de azufre, entre otras sustancias gaseosas. La presión atmosférica es 90 veces mayor a la de la Tierra.

Venus carece de satélites naturales. Llamado lucero, brilla en el firmamento como el cuerpo celeste de más luz después del Sol y la luna, siendo el primero al anochecer y el último al amanecer que es visible desde la Tierra.

Después de Mercurio, es el segundo planeta más cercano al Sol, del que lo separan 108 millones de kilómetros. Según el momento de la órbita de circunvalación solar de uno y otro, hay entre 41 y 257 millones de kilómetros entre la Tierra y Venus. El año venusino, es decir, el tiempo en que el planeta recorre una órbita solar completa, es de 225 días terrestres.

Viajes al infierno

Estados Unidos y la Unión Soviética enviaron, desde los inicios de la carrera espacial, sondas para investigar al planeta vecino. Las más destacadas de la treintena de misiones espaciales a partir de 1961 han sido:

14/12/1962: La sonda estadunidense Mariner 2 pasa a 35 mil kilómetros de la superficie de Venus y envía datos sobre sus altas temperaturas, las densas capas de nubes y su movimiento de rotación. Los soviéticos habían fracasado el año anterior con su misión Venera 1 (Venus 1).

01/03/1966: La sonda soviética Venera 3 se estrella sobre la superficie venusina. No transmite datos, pero constituye el primer objeto de fabricación humana que alcanza un planeta extraño.

18/10/1967: Venera 4 logra penetrar en la atmósfera de Venus y emitir datos a su base hasta su descenso sobre la superficie.

15/12/1970: Venera 7 es la primera sonda espacial que alcanza indemne la superficie venusina, mediante un descenso suave sobre un planeta extraterrestre. La cápsula emite durante 23 minutos datos sobre la temperatura y la densidad atmosférica de Venus.

22/10/1975: Venera 9 emite la primera imagen panorámica de Venus. La exitosa serie de sondas soviéticas continúa hasta 1983 (Venera 16). Las misiones 13 y 14 analizan en marzo de 1982 muestras del suelo venusino y transmiten fotos en color.

09/12/1978: La estadunidense Pioneer Venus 2 lanza cinco sondas de medición que penetran en la capa gaseosa que envuelve Venus y transmiten gran cantidad de información.

13/06/1985: La sonda soviética Vega 2 pasa en su trayectoria hacia el cometa Halley cerca de Venus y envía una cápsula que desciende sobre el planeta, tal como había hecho cuatro días antes la sonda Vega 1.

11/10/1994: La sonda Magallanes de EU llega a Venus tras cinco años de vuelo, para explorar amplias áreas de su superficie.

Hanss-Jochen Kaffsack/DPA, París / DPA, Hamburgo

Fuente:

http://www.milenio.com/nota.asp?id=242716

Author: Lalo Márquez

Share This Post On