El Telescopio Binocular Ve la Primera Luz

Una de las herramientas más modernas y sofisticadas en el mundo de la astronomía acaba de iniciar su funcionamiento. Gracias a este nuevo telescopio y sus avanzados instrumentos los astrónomos esperan adentrarse en el Universo como nunca antes.

El gigantesco Gran Telescopio Binocular, montado en la cima del Monte Graham en Arizona logró un gran hito el 12 de octubre con sus primeras imágenes – conocidas como primera luz. El telescopio es tan potente debido a que combina la luz de sus dos espejos gemelos de 8,4 metros para actuar como un observatorio simple de 11,8 metros. Además de esto, su sistema de ópticas adaptativas, el cual compensa las perturbaciones atmosféricas, lo hacen incluso más potente.

Los dos espejos del Gran Telescopio Binocular (Large Binocular Telescope o LBT) ha proporcionado sus primeras imágenes científicas del espacio. El evento, conocido entre los astrónomos como “primera luz”, es un importante hito en el lanzamiento del mayor y más moderno telescopio simple del mundo. El LBT será capaz de ver con mayor claridad y profundidad el Universo que ninguno de sus predecesores. Dirigidos por el Instituto Max Planck para la Astronomía, participaron cinco institutos alemanes, obteniendo un total del 25 por ciento del tiempo de observación. Entre ellos estaban los Institutos Max Planck para la Astronomía en Heidelberg, Física Extraterrestre en Garching, y para Radio Astronomía en Bonn, así como el Landessternwarte (observatorio estatal), parte del Centro de Astronomía en Heidelberg.

El Gran Telescopio Binocular, situado a 3190 metros de Altura en el Monte Graham en Arizona, es uno de los proyectos científico-técnicos más prominentes en la investigación astronómica moderna. Su nombre lo describe bien: tiene dos espejos gigantes, cada uno de ellos de 8,4 metros de diámetro. Están montados sobre la misma superficie, y enfocados, como unos prismáticos, al mismo tiempo sobre objetos distantes del espacio. La superficie de los espejos está pulida con extrema precisión, por debajo de 20 millonésimas de milímetro. Si un espejo del LBT se agrandase hasta tener el tamaño del Lago Constanza en los Alpes – ligeramente mayor que el área de la ciudad de Nueva York – las “ondas” del lago serían solo de un quinto de milímetro de alto. A pesar de su tamaño, cada uno de los dos espejos pesa “solo” 16 toneladas. Un telescopio clásico, por otra parte, con las dimensiones del LBT, tendría espejos más gruesos con un peso de unas 100 toneladas. Sería imposible construir un telescopio clásico de tal tamaño.

Combinando los caminos ópticos de los dos espejos individuales, el LBT capta tanta luz como un telescopio cuyos espejos tuviesen un diámetro de 11,8 metros. Este es un factor 24 veces mayor que los espejos de 2,4 metros del Telescopio Espacial Hubble. Incluso más importante, el LBT tiene la resolución de un telescopio de 22,8 metros, debido al uso de las más modernas ópticas adaptativas, superponiendo imágenes mediante un procedimiento interferométrico. Los astrónomos serán capaces de compensar la borrosidad causada por las turbulencias del aire, y ver en el Universo con mucha mayor claridad que el Hubble.

El Profesor Thomas Henning, Director General del Instituto Max Planck para la Astronomía, y el Dr Tom Herbst, científico del consorcio alemán, están de acuerdo en que “El LBT abrirá por completo nuevas posibilidades en la investigación de planetas fuera del Sistema Solar y la investigación de las más lejanas – y por tanto más jóvenes – galaxias”.

El Profesor Gerd Weigelt, Director del Instituto Max Plack para la Radio Astronomía en Bonn, dice que “Las primeras imagines del LBT nos dan una idea de qué tipo de fascinante calidad de imágenes podemos esperar”. Aunque al principio las imágenes eran tomadas “solo” por uno de los dos espejos principales, ya están mostrando vistas impresionantes de la Vía Láctea lejana. Una de ellas es un objeto de la constelación de Andrómeda llamado NGC891, una galaxia espiral a una distancia de 24 millones de años luz, la cual, desde la perspectiva de la Tierra, sólo podemos observar de lado. De acuerdo con el Profesor Reinhard Genzel, Director General del Instituto Max Planck para Física Extraterrestre en Garching,”El objeto es de un interés particular para los astrónomos, ya que también envía una gran cantidad de rayos-x.”Esta radiación se creó´por un gran número de estrellas masivas cuyas vidas finalizaron con espectaculares explosiones de supernova – un tipo de fuegos artificiales cósmicos.”

Las imágenes fueron creadas usando una Gran Cámara Binocular de alta tecnología (Large Binocular Camera o LBC), desarrollada por socios italianos en el proyecto. La cámara y el telescopio trabajan juntos como una cámara digital gigante. Gracias al campo de visión especialmente grande, se hacen posibles observaciones muy eficientes – por ejemplo, la creación y desarrollo de galaxias distantes de luz débil.

Pero la cámara LBC es solo el primero de una completa gama de instrumentos de alta tecnologíá con los que se equipará en un futuro al LBT. “Un telescopio sin instrumentos es como un ojo sin retina”, dice el Profesor Hans-Walter Rix, Director del Instituto Max Planck para la Astronomía. El científico, miembro del proyecto LBT durante muchos años, añade que “un telescopio como el LBT solo se convertirá en un potente observatorio en combinación con poderosos instrumentos de medida que estén equipados con detectores sensibles”.

Los socios alemanes participaron especialmente en el desarrollo y construcción de los instrumentos, y de aquí que se asegurasen para sí mismos el 25 por ciento del tiempo de observación. Los científicos, técnicos y electricistas del LBT-Beteilungsgesellschaft (grupo de participación en LBT) construyeron el software de constrol LUCIFER 1 y 2, el cual hace posible reunir imágenes infrarrojas y espectros de objetos celestes. El Dr Immo Appenzeller del Landessternwarte Heidelberg habla del mismo como “importante para la investigación detallada de un gran número de galaxias en diferentes etapas de desarrollo”.

Los Profesores Matthias Steinmetz y Klaus Strassmeier, Directores del Instituo de Astrofísica en Potsdam, explican que “el instrumentos PEPSI es una versión de una resolución especialmente alta de lo que se conoce como espectrógrafo Echelle. Con él, podemos llevar a cabo investigaciones especialmente efectivas sobre la estructura y dinámica en la superficie de las estrellas”. Se están construyendo en el Instituto las unidades sensoras de, Adquisició, Guía y Frente de Ondas, las cuales son responsables del rastreo exacto del telescopio, así como del ajuste de los espejos.

El instrumento LINC-NIRVANA también se ha construido para asegurar que el LBT y sus instrumentos permanecen en perfecto funcionamiento. El LINC-NIRVANA, construido en cooperación con socios italianos, es el corazón del LBT. Conduce la luz desde los dos espejos principales a un plano focal simple y corrige la interferencia de la imagen debida a la atmósfera terrestre. La mayor demanda se sitúá en los componentes ópticos, mecánicos y electrónicos, debido a que cuendo sea usado con espectro infrarrojo, partes del LINC-NIRVANA deben ser enfriadas a menos 196 grados de forma que no sea “cegado” por la radiación del calor que lo rodea. En este campo de la “criotecnología”, los científicos y técnicos del Instituo Max Planck para Astronomía han mostrado una gran experiencia.

Debido a las impresionantes primeras imágenes, los astrónomos saben ahora que más de 20 años de planificación, desarrollo y construcción han valido la pena, y que el proyecto de 120 millones de dólares esta en el camino de ofrecer un nuevo entendimiento del cosmos. Este era de hecho el propósito de la gente que inició la participación alemana en el proyecto, entre ellos el Profesor Günther Hasinger (Instituto Max Planck para Física Extraterrestre, anteriomente del Instituto Astrofísico de Potsdam) y el Profesor Steven Beckwith (anteriormente del Instituto Max Planck Institute para Astronomía). Pero no solo los científicos que han participado durante tanto tiempo en el proyecto los que se beneficiarán de las observaciones del LBT. Ahora, los estudiantes y futuros científicosde todos los institutos asociados tendrán la posibilidad de analizar datos del LBT e iniciar nuevos proyectos de observación.

Fuente Original: Max Planck Institute News Release

Traductor: Manuel Hermán

Enlace: http://www.universetoday.com/am/publish/binocular_telescope_first_light.htm

Author: Lalo Márquez

Share This Post On