¡Ciencias ocultas o el mercadeo de ilusiones!

Desde hace casi 19 años, de los 35 que tiene, Sandra acostumbra “echarse” las cartas del tarot para ver, como ella misma dice: qué sorpresas le traerá la vida en las próximas semanas. “Desde muy pequeña me ha gustado todo el tema de las ciencias ocultas y el esoterismo, por eso creo mucho en eso”, comenta.

Lo que para Sandra es el arte de las ciencias ocultas, para muchos es brujería y engaño. Lo cierto del tema es que lo critica gran parte de la sociedad y a su vez lo acepta otra gran mayoría, tanto que en la actualidad es un negocio muy lucrativo.

Para Juan, uno de los siete integrantes de la Hermandad Mundial del Pensamiento, que desde hace casi un año atiende en una oficina en el centro de Manizales, es un arte que casi todas las personas poseen, pero sólo unos pocos aprenden a desarrollar.

“Descubrí ese don con personas que llevan mucho tiempo en ese mundo y observaron mis capacidades y me ayudaron a descubrirlas y a utilizarlas poco a poco, en bien de toda la comunidad”, afirma.

Desde hace dos años y medio Juan ejerce esta labor.

A la defensa

Juan añade que cada día llegan a su consultorio cuatro o cinco personas para cada uno de los integrantes de la Hermandad.

Cada cita tiene un costo de $10 mil y sólo son por la interpretación del tarot. Dice que es tal la acogida que tiene el tema, que de viernes a domingo realizan correrías por diferentes pueblos, donde dan cerca de 15 citas diarias.

“Por lo que más vienen es por problemas económicos y amorosos. Aunque también hay otros que vienen para saber si les conviene o no cambiar de trabajo o si les va a resultar un viaje determinado”, agrega.

Las críticas que muchos le hacen a su labor no son un inconveniente.

“Es como en todas las profesiones y a la gente acá no se le dice que crea en nosotros o no, simplemente lo hacen porque ven un resultado. De hecho, los buenos resultados son los que hablan por nosotros.”, dijo Juan, quien también tiene un programa en Juventud Estéreo 93.1 FM, todos los días a las 8:30 de la mañana.

En los medios

La radio, como lo afirma este tarotista, es un gran medio para darle a conocer a la comunidad sus servicios. Estos espacios, no sólo en radio, sino en prensa, televisión y hasta Internet, se emplean para descubrir la presencia de estos negocios, de los que además se desprenden consumos de productos como ungüentos, brebajes y baños.

Según Eibar Tomás Velasco Fernández, Gerente de la Red de los Andes en Manizales, la proliferación de espacios de este tipo en la radio se dan por la dinámica mucho más comercial que adoptaron las empresas para poderse sostener y no cerrar.

“No es secreto que esto ha desplazado mucho la calidad de los espacios que otrora uno hacía en radio, además hay que tener en cuenta que desde hace algunos años la AM fue relegada por la FM y se empezaron a manejar espacios más familiares y de acompañamiento a las amas de casa, que se aprovecharon para la colonización de estos espacios”, agregó Velasco Fernández.

Aunque esta emisora sólo destina 30 minutos diarios a un programa radial de este tipo, a partir de las 10:30 de la mañana, sólo es dar un recorrido por las AM, sobre todo en la noche, para conocer la colonización de la que habla el gerente de esta estación.

Sin censura

Según la página web del Ministerio de Comunicaciones, los programas de brujos y hechiceros no están prohibidos en los medios de comunicación del país, y de acuerdo con la Constitución Política de Colombia, no existe algún tipo de censura para estos.

“De conformidad con las normas vigentes de radiodifusión, el Ministerio no es competente para sancionar a las emisoras por el contenido de sus programas, salvo que atenten contra los menores de edad”, señala el sitio de Internet.

En cuanto a la aceptación que la audiencia les brinda a estos espacios, el gerente de la Red de los Andes dijo que se mide a través de las llamadas, que para este caso es muy alta, característica que según él se maneja en todos los programas esotéricos, sin importar la hora para la cual se programe su emisión.

Sobre si considera que es o no un engaño, Velasco Fernández dijo: “la gente que maneja la parte de la numerología está actuando con la sicología del común, y ante tanta necesidad que hay en este momento, esta gente entra a llenar un vacío”.

La iglesia

Para la Iglesia Católica no es un secreto que el vacío del que habla el empresario radial existe y, según el padre Camilo Arbeláez, párroco de la Iglesia de Cristo Rey, con ese vacío se prolifera un mal por el mundo entero que aumenta en la medida en que se va perdiendo la fe verdadera.

“Todo esto va dándoles paso a estas actividades, porque definitivamente uno tiene que creer en algo y si no es en algo serio como en Dios, tiene que inventarse otra cosa.

“Esto es una invasión universal con una circunstancia que es muy peligrosa, y es que en la medida en que la gente crea más en estas tonterías, deja de creer en las cosas verdaderamente serias”, agrega el sacerdote.

Arbeláez añade que todo lo que sea brujería, esoterismo, adivinación y otros sistemas que emplean personas “muy inteligentes”, sólo son para engañar a la gente. Dice que se trata de buenos sicólogos, aunque no hayan ido a la universidad, que saben interpretar la ansiedad de la gente para crearle expectativas.

Curiosidad o adicción

Sandra, la señora que tiene como costumbre acudir una vez al mes para la interpretación del tarot, asegura que todo empezó como una curiosidad de adolescente, cuando otras dos amigas le comentaron y acudieron sin saber que se convertiría en una adicción.

“Recuerdo que la señora atendía en el barrio Vélez, cerca donde yo vivía, y leía el cigarrillo. Como ninguna de nosotras fumaba, la señora era quien lo prendía y ahí le decían a uno todo”, señala Sandra, y agrega que su confianza empezó a afianzarse con el paso del tiempo, cuando las predicciones se convertían en realidades.

Según ella, en aquella oportunidad tenía un novio rubio, gordo y bajito y como una de las preguntas típicas era el futuro en el campo amoroso, la pitonisa le dijo que todo se acabaría y que sería con su próximo novio, con una descripción totalmente diferente, con quien se casaría y tendría dos hijos, un niño y una niña.

“En esos momentos uno cree que al novio es a quien amará por toda la vida, y no le di mucha importancia a eso. Como a los dos meses todo se terminó y fue ahí donde empecé a creer en el tema y fue más, cuando conocí a otra persona que concordaba con la descripción dada por aquella adivina y que luego se convirtió en mi novio”, agrega.

Para ella, la “adicción” a acudir a estos sitios fue creciendo de manera paulatina.

A través de volantes

¿Duda de la fidelidad de su pareja? ¿Cree estar perdiendo su hogar? ¿Marchan mal sus negocios? ¿Está sufriendo de impotencia o frigidez?

Parece que nada es imposible para los que se hacen llamar parasicólogos, mentalistas o brujos, pero de magia blanca.

Con este tipo de frases y bajo un título de ¡Todos sus problemas tienen solución! Se volvieron comunes los volantes que durante el día reparten algunos personajes en las vías más transitadas de las ciudades y en algunos semáforos.

Uno de estos volantes tiene el nombre de David, quien en un papel de 11 centímetros de largo por 5,5 de alto anuncia una larga lista de “trabajos” con frases como: “regreso y ligo al ser querido en poco tiempo, sin hacer daño y sin que se dé cuenta. Retiro la persona no deseada”.

Al llamar al número del volante y tratar de contactarlo, David aseguró que prefería no dar ninguna información a la prensa, ya que tenía muchas personas pendientes de atención y al día siguiente saldría de la ciudad.

Fenómeno sociocultural

El sociólogo Jorge Ronderos Valderrama piensa que es un fenómeno sociocultural que ha existido desde épocas arcaicas hasta el presente, en distintos tipos de sociedades y culturas.

“El esoterismo es un fenómeno, yo diría que permanente. Por el hecho de ser misterio siempre atrae a la gente. Hoy día, dada la pérdida de seguridad en el Estado, en el desarrollo y en el progreso, la gente acude a utilizar este tipo de prácticas”, agregó.

Sobre si la masificación de los medios de comunicación ha incidido Ronderos Valderrama dijo que en algo han contribuido, sobre todo en ofrecer información, aunque “independiente de los medios, es algo que ha existido en todas las culturas y las sociedades”.

Lo cierto de todo esto es que desde que se practique este tipo de labores de una manera abierta, como se hace en la actualidad, continuará existiendo un mercado que aprovechará ese efecto que en las personas genera el deseo de conocer lo que les depara el destino.

* La fuente solicitó la reserva del nombre.

En la mente

La sicóloga María del Rosario López afirma que este fenómeno va ligado a todo lo que tiene que ver con la llamada Nueva Era, donde se han vuelto permisivos, “todo cabe”.

Además se trata de creencias que no entrarían dentro de la parte científica que debe tener la sicología.

Sin embargo, desde la propia sicología existen otro tipo de explicaciones en términos de cómo el inconsciente capta determinadas cosas y que no todo lo que tiene que ver con este fenómeno es charlatanería.

“Ahí se daría lo que nosotros en sicología transpersonal llamamos la falacia pretrans, o sea que lo trascendente se confunda detrás del velo de estas otras cosas”.

López concluyó que a lo largo de los años la exploración de las ciencias ocultas ha hecho parte de la vida del hombre, debido a la búsqueda inherente que el ser humano tiene de su vida, independiente del nombre que le ponga o con qué lo identifica.

El premio Randi

James Randi forjó su nombre y fortuna como mago. Luego se convirtió en un escéptico devoto a descubrir los trucos de aquellos que pretendían ofrecer algo más que un show.

En 1996 creó la Fundación Educacional James Randi, para explorar el fenómeno paranormal y educar al público sobre este tema. La fundación ha hecho una oferta de un millón de dólares como premio a cualquiera que pueda demostrar una habilidad extrasensorial o algún fenómeno paranormal.

Los requisitos para reclamar este premio son, sin embargo, nada triviales. Los precandidatos deben pasar una prueba preliminar de Randi (que tiene menor importancia que la prueba formal). A la fecha no se han logrado que se realicen pruebas formales.

Fuente: vanguardia.com

Author: Lalo Márquez

Share This Post On