Los momentos más críticos del transbordador

El transbordador espacial Discovery ha regresado a la Tierra con éxito tras dos semanas en el espacio. El Discovery fue lanzado el 26 de julio desde en el centro Kennedy de Cabo Cañaveral, en Florida.Se trata de la primera misión de un transbordador espacial de la NASA desde el tristemente llamado «desastre del Columbia» en 2003, en el que perdieron la vida sus siete tripulantes.

El destino de la nave, tripulada por siete astronautas y pilotada por la comandante Eileen Collins, ha sido la Estación Espacial Internacional. Durante estas dos semanas, miembros de la tripulación realizaron tres paseos espaciales en los que desarrollaron tareas de reparación de la nave y de mantenimiento de la Estación a la que además abastecieron de material necesario para el desarrollo de sus actividades diarias.

Después de días de incertidumbre y miedo, el aterrizaje se ha producido sin problemas. Previsto para el lunes por la mañana, tuvo que ser aplazado hasta ayer debido a las malas condiciones meteorológicas en Cabo Cañaveral. El aterrizaje era posible en lugares alternativos, pero la NASA no tomó esta decisión hasta el último minuto, debido a la dificultad y el elevado coste que supone trasladar el transbordador de regreso a Florida. Finalmente, el aterrizaje tuvo que efectuarse ayer a las 14.42 en el Edward Air Force Base en California. «Hemos tenido una misión fantástica. Este es un gran momento para todos nosotros» fueron las palabras de la comandante Collins cuando se dirigió a la prensa tras abandonar la nave.

La fase más crítica fue la entrada en la atmósfera de la Tierra, durante la cual la nave fue expuesta a temperaturas de más de 1300 grados. Aunque la NASA confiaba en que el sistema de aislamiento era seguro, reinaba la preocupación. El recuerdo del desastre del Columbia, que se produjo por desperfectos en la capa aislante de la nave, ha estado presente en todo momento. La misión ha finalizado con éxito y quizás sea preludio de una reactivación importante del programa de vuelos tripulados de la NASA.

Fuente: larazon.es

Author: Lalo Márquez

Share This Post On