El DNA del pelambre de Teslin es 100% compatible con especies de bisonte.

Los creyentes en Bigfoot tendrán que seguir buscando evidencia en otro lugar después que los investigadores de la Universidad de Alberta identificaron ayer que el tan debatido mechón de pelos pertenece a un búfalo.El genetista de vida silvestre, Dr. David Coltman, no se atrevería a desmentir a los testigos que supuestamente vieron una especie de creatura cerca de Teslin, Yukon, a principios de Julio, pero si fue un sasquatch, probablemente habría pisado a un búfalo recientemente para haber dejado este tipo de pelambre particular junto a su huella en el lodo.

“No pueden engañarnos con una muestra de cabello”, dijo Coltman, “las secuencias DNA de la muestra produjeron un 100% de compatibilidad con las secuencias conocidas de bisontes.”

Coltman dijo que los búfalos son frecuentes en el área de Teslin y que les tomó varios intentos para extraer el DNA de la muestra porque estaba altamente degradada.

El grado de degradación es consitente con quizá la exposición a largo plazo del invierno o la consecuencia los procesos de curtido utilizados para preservar pieles, dijo.

Corey Davis, el técnico que llevó a cabo el análisis del DNA, sospechaba que el mechón era de un bisonte, pero dijo que la posibilidad de descubrir una nueva especia – no importa qué tan pequeña – es emocionante.

“Siempre hubo un 0.1% de mí que esperaba que fuera (de una nueva especia)”, dijo Davis. “Hubo bastante anticipación (en el laboratorio), todos estaban reunidos alrededor del secuenciador esperando que saliera el resultado”.

Coltman no comentó sobre la sugerencia que la Universidad de Alberta buscara fondos para crear un centro de investigación sasquatch, y dijo que no seguirá investigando Bigfoots.

“Temo mucho tener que recibir paquetes de personas de todo el mundo”, dijo, recordando una reciente conversación de una persona quien pensaba que un hombre lobo habia cruzado sobre su techo. Pero se detuvo poco antes de decir que el Bigfoot no existe.

“Sobre las bases de lo que hemos encontrado no podemos afirmar que no exista una especie primate bípeda en Norte América que aún no haya sido descubierta”, dijo Coltman.

Fuente:

Author: Lalo Márquez

Share This Post On