Comienza la temporada de círculos en los sembrados. ¡Qué ridículo!

Último artículo de Steven Novella en el New Haven Advocate. En esta ocasión la columna trata con evidente sentido del humor el supuestamente controvertido asunto de los círculos en los sembrados.Por Steven Novella, Dr. en Medicina – 14 Julio 2005

El año pasado justamente, un “círculo en la cosecha” (en realidad era un cuadrado en la cosecha) apareció en los sembrados de maíz que Martha Bailey tiene en New Milford (Connecticut). Su sembrado está rodeado por una valla de más de 2 metros de altura hecha de madera y enrejado de alambre. Por la noche, en medio del sembrado, apareció un cuadrado “perfecto” de plantas aplastadas. Según Martha “Todo estaba seguro, las puertas estaban cerradas, [así que] tuvo que ser algo que tocó suelo y lo aplastó”.

Al decir “algo” probablemente ella quiere decir que una nave extraterrestre aterrizó. En lugar de buscar explicaciones más sencillas – como, digamos, que alguien escaló la valla –los creyentes en los círculos de los sembrados proponen visitas extraterrestres u otras explicaciones paranormales. Y, tal vez espoleados por las referencias de la cultura popular, como la de la película de M. Night Shyamalan del año 1999 “Señales”, el número de creyentes va creciendo. Durante las dos últimas décadas, principalmente en las naciones de habla inglesa, el verano llega con un número creciente de dibujos, cada vez más elaborados, que aparecen sobre las grandes explotaciones de trigo y otros cereales. La temporada de círculos en los sembrados coincide – asombrosamente – con el fin de las clases en los colegios y el inicio de las vacaciones estivales.

Los círculos en las cosechas comenzaron a aparecer en Inglaterra a principios de la década de los 80. Al principio no eran más que sencillos y gigantescos círculos sobre los campos de trigo. A lo largo de los años se han ido haciendo más intrincados y complejos. Muchos de los círculos recientes se asemejan a hermosas imágenes espirográficas. A lo largo del tiempo, los círculos se expandieron desde Inglaterra a los EE.UU., Australia y otros países de habla inglesa. Más tarde se extendieron por otras tierras europeas, y recientemente, también por Asia.

Las primeras investigaciones se centraban en hipótesis sobre vórtices de viento u otros fenómenos naturales que pudieran explicar esos círculos, pero la complejidad creciente de los diseños desafiaba a este tipo de explicaciones. Más tarde, la inspiración llevó a los entusiastas, tales como el autor de www.cropcircleresearch.com, a preguntarse. “¿Son los círculos un comunicado de los extraterrestres? ¿Evidencia de otras dimensiones o un catalizador para el avance de nuestra forma de pensar?”. Otros afirman que los círculos de las cosechas son esquemas tecnológicos. El cerealogista (así se llama a veces a los investigadores de los círculos en los sembrados) Chris Hardeman ha construido un dispositivo basado en el círculo de las cosechas del Castillo Barbury, que puede ser interpretado como el dibujo de un tetraedro (con forma de pirámide). Afirma que cuando aplica una corriente eléctrica al dispositivo, éste desafía la gravedad levitando.

Tenemos la suerte de contar con el experto mundial en círculos en los sembrados, Colin Andrew, viviendo aquí a lado en Branford, Connecticut. Él fue quien escribió el primer libro sobre los círculos de los sembrados, llamado “Razonamiento Circular”. Yo lo llamo Evidencia Circular. Para Andrew, la cerealogía es una ciencia seria. Colin es un electrotécnico con experiencia, lo que según él le califica como científico (pero eso se merece otra columna). Según dice su página web: “Con formación en ciencias, ha facilitado el uso de protocolos científicos en los proyectos de campo, pero su recolección de información ha incluido la consultas a personas nativas por todo el mundo, como decanos reputados y experimentados, así como personas intuitivas como síquicos y mediums”.

En 1991, dos británicos Doug Bower y David Chorley, confesaron haber iniciado toda la barahúnda de círculos en los sembrados. Asumieron la autoría de cientos de dibujos, y fueron capaces de demostrar sus técnicas (básicamente consistían en tablas, cuerdas y estacas). Por supuesto, para entonces el fenómeno de los círculos en las cosechas había crecido por encima de lo imaginable o controlable. Otros artistas les han superado en habilidad. Un grupo de artistas que se hacen llamar simplemente los Hacedores de Círculos, sigue creando círculos, muy complicados y hermosos.

La reacción de la comunidad de los círculos en la cosecha ante las revelaciones de Dough y Dave fue (¡ejem!) escéptica. Durante las conferencias sobre un libro psíquico a las que yo asistí por aquella época, el tema salió a relucir, y uno de los asistentes dijo “No me creo eso. ¿Cómo puedes explicar lo de los círculos perfectos? Eso es simplemente imposible.” De haber tenido entonces a mano un cordón y un lápiz les podría haber dibujado algunos círculos milagrosamente perfectos.

Pero no importa, el verano del 2005 traerá una nueva temporada de círculos en los sembrados. ¿Qué misterios del universo nos revelará la cebada este año?


Steven Novella es profesor asistente de neurología en la Escuela de Medicina de Yale y presidente de la Sociedad Escéptica de Nueva Inglaterra (www.theness.com). [email protected]

Fuente: www.astroseti.org

Author: Lalo Márquez

Share This Post On