Bebés que usan Viagra

El medicamento para problemas de desempeño sexual también ayuda a niños con una enfermedad mortal.
El medicamento que ha dado la alegría de vivir a 16 millones e hombres en EE.UU, desde su introducción, en 1998, encuentra, por sí solo, nuevas aplicaciones dentro de la terapéutica infantil. En mayo, el estudio más completo que se haya realizado sobre el Viagra como terapia para niños con hipertensión pulmonar, reveló que tras un año de tratamiento, los pacientes podían recorrer una distancia cuatro veces mayor sin fatigarse.

Catorce niños que sufren hipertensión pulmonar, una rara enfermedad que consiste en el estrechamiento de la arteria que conduce sangre del corazón a los pulmones, continúan con vida al concluir el estudio de Toronto-algo raro para una enfermedad con una tasa de mortalidad del 37 por ciento en un periodo de 12 meses. Pfizer, fabricante de Viagra, recluta pacientes para un estudio de gran escala como primera etapa en la comercialización del fármaco para uso pediátrico.

“Desde la perspectiva científica, no es tan descabellado como parece”, dice el médico Andrew Atz de la universidad de Medicina de Carolina del Sur, pionero del uso de Viagra en bebés hipertensos. Los mismos mensajeros químicos que activa Viagra para mejorar el flujo sanguíneo hacia el pene, están en el corazón y los pulmones, y debido a que Viagra amplifica la respuesta química del cuerpo a la estimulación sexual, en vez de precipitar directamente la erección, no existe el riesgo de que la pequeña pastilla azul tenga efectos sexuales colaterales en menores. “La forma de acción de Viagra no es una estimulación sexual directa”, señala Atz. “Hay que tener deseo carnal para propiciar la respuesta” .

Viagra es sujeto de estudio como tratamiento para diversos padecimientos:

Infarto cardiaco: Debido a que imita el sistema de protección del cuerpo, el fármaco podría aminorar la lesión del músculo cardíaco.

Daño Cerebral: Podía estimular la capacidad del cerebro para regenerarse tras un infarto o lesión.

Embarazo: El medicamento podría ayudar a incrementar el flujo de sangre del útero, mejorando así la salud del feto.

Ben Whitford. de Newsweek Inc.

Author: Lalo Márquez

Share This Post On