Violaba a menores diciéndoles que estaba hechizado

Un entrenador de un equipo de futbol soccer para mujeres quien afirmaba estar bajo un hechizo diabólico, persuadió a dos jóvenes jugadoras a tener sexo con él para curarlo, de acuerdo a testimonios en una audiencia pública ayer en la Corte Superior.
Lidio Castrejon Jimenez de 28 años de edad, enfrenta 11 cargos de cometer actos obscenos y lascivos a un menor de edad y un cargo de abuso sexual continuo a un menor de edad.

El Juez de la Corte Superior, Joel Pressman, ordenó que el entrenador fuera juzgado bajo esos cargos después de la audiencia que duró cuatro horas.

El abogado defensor Karsten Boone declinó comentar después de la audiencia.

Jimenez, un mecánico automotriz, llego a Vista, California (EUA) desde México a finales del 2004 y se mudó a la casa de su hermano, donde fue acusado de molestar sexualmente a una niña de 13 años de edad quien vivía ahí y que jugaba para el equipo, dijo la fiscan Christine Israel.

La niña testificó que Jimenez le dijo que su familia estaba maldita y que el hechizo había matado a su hermano. Dijo que a menos que se acostara con él, él también moriría y su madre podría salir herida, dijo la niña.

Él le dijo que la maldición causó que escupiara sangre y que tuviera agudos dolores en su espalda baja, según dijo en su testimonio la niña.

Jimenez afirmaba hablar con un ángel llamado “Antonio”, quien le instruyó a la niña a tener sexo por medio de cartas escritas a mano y dejadas en su casa, dijo.

Una carta instruía a la niña a revisar un frasco que contenía la “fuerza de vida” de Jimenez, testificó la niña, quien fluctuaría dependiendo qué tan seguido tuviera sexo con él.

La niña dijo que lloró después del primer encuentro y que no besó o abrazó a Jimenez durante el sexo.

A principios del 2005, Jimenez se convirtió en el entrenador del equipo femenino de fútbol soccer de Vista, California (EUA) llamado “Dos Naciones”.

Al final de una de las prácticas, Jimenez le platicó a las integrantes del equipo sobre la maldición y que estaría llamando a algunas niñas para que lo ayudaran, de acuerdo a tres jugadoras quienes testificaron en la audiencia.

Una niña de 14 años de edad en el equipo dijo que creyó la historia y tuvo sexo con él en tres ocasiones, aunque también admitió que le gustaba.

Si es convicto, Jimenez enfrentaría una sentencia de 16 años en prisión. Todavía permanece en la Cárcel de Vista por no poder pagar la fianza de $250 mil dólares.

Fuente: www.signonsandiego.com

Author: Lalo Márquez

Share This Post On