¿Por qué creemos en cosas raras?

Qué curioso. Hace varios días un buen amigo me envió lo que parecía ser una noticia de la cadena BBC del Reino Unido que decía que en Cambodia hubo un “evento” de lucha de cuerpo a cuerpo donde un equipo de más de 40 enanos luchadores pelearían a muerte contra un león africano. El evento supuestamente acontació el 30 de Abril del 2005 y duró 12 minutos, al cabo de los cuales murieron 28 luchadores y 14 fueron declarados ya no aptos para seguir luchando debido a sus heridas de gravedad que incluían huesos rotos y miembros amputados.

A continuación la noticia tal y como me llegó:

Realmente me sorprendió y más porque la nota me la había hecho llegar mi amigo que también es escéptico. Me pareció extraordinaria, pero aún así la creí. Me imaginaba al león enfurecido moviéndose y atacando desesperadamente mientras cuarenta y tantos enanos luchadores a su alrededor trataban de matarlo a golpes. Me imaginaba cómo iban cayendo los pobres enanos y morbosamente me preguntaba si en algún momento alguien habría logrado tomar clandestinamente algo de video de tan sanguinario evento y que eventualmente se distribuyera en la red.

Hoy por la mañana me preguntaba qué sería de aquel evento, cómo se estaría manejando a más de un mes después. Por lo que decidí buscar en la red y oh, qué horror, lo primero que apareció en Google fue el siguiente sitio:

http://lionvs40midgets.uk-directory.com

Resulta ser que dicha noticia es completamente falsa, fue un invento según nos cuenta su autor, con el propósito de resolver una disputa entre él y su amigo sobre quién ganaría en una pelea hipotética entre 40 enanos y un león. El autor indica que se aseguró que las personas se dieran cuenta que la noticia era falsa poniendo la palabra FAKE (falso) en varias partes de la imagen esparcida por Internet, y muestra la supuesta imagen original en su sitio:

http://lionvs40midgets.uk-directory.com/lionvsmidgets.htm

Si se fijan bien, en la parte superior izquierda dice BBC.CO.FAKE además en el encabezado dice BBC NEWS Fake Edition, así como también en otros lugares en la imagen. Si comparan la que presento aquí, la imagen original que realmente se estuvo enviando por e-mail no dice FAKE por ningún lado.

De cualquier forma, eso no me hace menos responsable por haber creído la noticia y por no haber investigado, teniendo las herramientas a mi alcance, si era falsa o verdadera. Entonces ¿por qué creí inmediatamente la falsa noticia?

David Hume decía que “un hombre inteligente adecúa su creencia a la evidencia” y, al parecer, yo pasé por alto este consejo. En vez de evaluar la evidencia y ver qué sería más difícil que sucediera, si la supuesta lucha sanginaria o si una simple broma, decidí creer lo que me gustaría creer. Esto nos pasa a todos. ¿Por qué creemos? Porque queremos creer, tan simple como eso. Dice Michael Shermer que creemos porque “nos hace sentir bien, es reconfortante, es consolador… y ni los escépticos ni los científicos somos inmunes” a esto. “Es una respuesta muy humana creer cosas que nos hacen sentir bien” ¡hey, lo admito, la morbosidad me ganó y quise creer la noticia!

Es bien sabido que la gente inteligente cae presa fácilmente de su credulidad. No importa qué tan inteligentes seamos, si no practicamos un sano escepticismo como herramienta, siempre estaremos propensos a ser víctimas de engaños, ya que nuestro escepticismo natural no siempre está balanceado porque se ve enturbiado por nuestros deseos, ya sea que el vendedor de autos nos esté engañando con el estado de ese precioso deportivo rojo, o que la espiritista nos prometa una comunicación con algún ser querido ya fallecido.

Creemos en lo paranormal, en visitas extraterrestres, en curas milagrosas, en poderes psíquicos, quizá porque el Ser Humano tiene ese gran deseo de estar siempre buscando mejorar, de conseguir mejores opciones, de subir, aumentar, lograr, y tener más. Pero desafortunadamente este deseo nos hace aceptar como real lo sencillo de obtener, muchas veces no queremos esforzarnos lo suficiente y aceptamos un remedio milagroso para bajar de peso, para tener abdominales de acero, para aliviar enfermedades, y para lograr proezas suprahumanas. Estamos deseosos de aceptar la palabra de quien venga y nos diga que hay un mundo mejor después de morir, que hay quien haga justicia por nosotros en otra vida, que somos la creación de seres superiores, y nos aferramos a promesas poco realistas sin importarnos si nos colgamos de la intolerancia y la ignorancia, y cometemos el grave error de perdernos lo que realmente está a nuestro alrededor, la belleza de nuestra vida actual, de vivirla a plenitud, de admirar al Universo, admirarnos a nosotros mismos como Seres Humanos que hemos podido evolucionar y crecer y vencer toda clase de retos y problemas y mejorar la calidad de nuestra vida cada día.

Esta es la libertad que tenemos, de entender lo que nos rodea, de conocer la realidad, y de escoger si queremos creer o si queremos saber.

Gracias y hasta otro día.

Author: Lalo Márquez

Share This Post On