Sinopsis de Investigación Homeopática

Sinopsis de Investigación Homeopática

Por Stephen Barret, M.D.

La Homeopatía sostiene que las sustancias que producen síntomas en personas saludables pueden curar síntomas en gente enferma y que diluyendo sustancias las hace más poderosas. Ninguna de estas ideas tiene sentido.

Los defensores también afirman que existen investigaciones que respaldan sus afirmaciones. Pero una mirada más de cerca muestra que esto no es verdad. Para probar que un tratamiento funciona, es necesario demostrar que es más efectivo que hacer nada. Esto requiere demostrar que a pacientes similares a los que se les aplique el tratamiento les vaya mejor que pacientes a quienes no se les aplique nada. La inmensa mayoría de los productos homeopáticos jamás han sido probados de esta manera.

Algunos estudios homeopáticos “positivos” han sido publicados en diarios médicos importantes. Los proponentes pregonan estos estudios como prueba que la “homeopatía funciona”. Aún si sus resultados pudieran ser reproducidos consistentemente (lo cual parece poco probable), la más que un estudio de un solo remedio para una sola enfermedad pudiera demostrar sería que ese remedio es efectivo contra esa enfermedad. No validaría las teorías básicas de la homeopatía o probaría que el tratamiento homeopático es útil para otras enfermedades.

La mayoría de los reportes en investigación homeopática aparecen en publicaciones que tienen muy poco o ningún reconocimiento científico y que no son fácilmente accesibles. Sin embargo, varios equipos de evaluación se han tomado la molestia en reunir lo que han podido y han publicado análisis detallados de lo que han encontrado.

En 1990, un artículo en Review of Epidemology analizó 40 pruebas aleatorias que comparaban tratamientos homeopáticos con tratamientos convencionales, un placebo, o sin tratamiento. Los autores concluyeron que todos menos tres de las pruebas tenían errores considerables en su diseño y que solo uno de esos tres reportó un resultado positivo. Los autores concluyeron que no había evidencia que un tratamiento homeopático tuviera más valor que un placebo.

En 1995, Prescrire International, un diario francés que evalúa productos farmacéuticos, publicó una literatura que concluyó: “Mientras que los tratamientos homeopáticos son usados generalmente en condiciones con resultados variables y mostrando recuperación espontánea (de ahí su respuesta-placebo), estos tratamientos están considerados ampliamente como (que pudieran tener) un efecto en algunos pacientes. Sin embargo, a pesar del gran número de pruebas comparativas que se han llevado a cabo a la fecha no existe evidencia que la homeopatía sea más efectiva que una terapia placebo dada en condiciones idénticas”.

En 1996, un extensivo reporte fue publicado por el Homeopathic Medicine Research Group (HMRG), un panel de expertos reunido por la Comisión de Comunidades Europeas. El HMRG incluyó investigadores-médicos homeópatas y expertos en investigación clínica, farmacología clínica, bioestadísticas, y epidemiología. Su meta fue evaluar reportes publicados y sin publicar de pruebas controladas de tratamientos homeopáticos. Después de examinar 184 reportes, los panelistas concluyeron que: (a) solo 17 fueron diseñados y reportados de una forma lo suficientemente correcta para que valiera la pena su consideración; (b) en algunas de estas pruebas, la metodología homeopática pudo haber ejercido un efecto mayor que un placebo o que sin tratamiento; y (c) el número de participantes en estas 17 pruebas fue muy pequeño para sacar cualquier conclusión sobre la efectividad del tratamiento homeopático para alguna condición específica.

En 1997, el diario británico Lancet publicó un meta-análisis que concluyó que: “Encontramos evidencia insuficiente…que la homeopatía sea claramente eficaz para alguna condición clínica”.

El estado general de la investigación homeopática es fácil de describir: La mayoría es inútil, y ningún producto homeopático ha sido probado como efectivo para ningún propósito terapéutico.

En 1999, The Medical Letter on Drugs and Therapeutics, que es el boletín consultivo de medicinas más confiado en la profesión médica, resumió lo que los profesionales deberían decir a sus pacientes: “El contenido químico de los productos homeopáticos frecuentemente es indefinido, y en algunos está tan diluido que es posible que no contengan nada del material original. Estos productos no han sido probados como efectivos para ninguna condición clínica. No existe ninguna buena razón para usarlos.”

Yo concuerdo.

Artículo publicado originalmente en http://www.homeowatch.org/research/overview.html

Traducción y Publicación por:

  • Lalo Márquez con los permisos de:
  • Stephen Barrett, M.D.
    Board Chairman, Quackwatch, Inc.
    NCAHF Vice President and Director of Internet Operations

Author: Lalo Márquez

Share This Post On
  • alvaro chaves

    ME QUIERO DIRIGIR AL SEÑOR LALO MARQUEZ PARA DECIRLE QUE SUS COMENTARIOS SOBRE LA DESCALIFICACION DE UNA CIENCIA PROBADA POR MAS DE 200 AÑOS,AUNQUE SE QUE USTED NO HA HECHO LAS INVESTIGACIONES DEBERIA REMITIRSE A LO INVESTIGADO POR EL INSTITUTO BRITANICO DE HOMEOPATIA O POR LOS MILES DE CASOS ATENDIDOS Y LOS RESULTADOS OBTENIDOS EN EL HOSPITAL HOMEOPATICO DE LONDRES COMO EN LOS 380 HOSPITALES DE LA INDIA QUE DURANTE MAS DE 60 AÑOS HAN TRABAJADO CON LA HOMEOPATIA.NO ME EXTRAÑARIA QUE LOS AUTORES DE LAS FAMOSAS INVESTIGACIONES SON LOS MISMOS SEÑORES DE LOS LABORATORIOS QUE SE HAN ENCARGADO DE VETAR LA HOMEOPATIA ANTE EL MAYOR NUMERO DE GOBIERNOS.ATENTAMENTE ALVARO CHAVES HOMEOPATA Y NATUROPATA BOGOTA COLOMBIA

  • Hola Alvaro,

    Gracias por escribir. Aunque el artículo no fue escrito por mí, sino por el Dr. Stephen Barret, como apropiadamente se indica tanto al principio como al final del mismo, mi posición respecto a la homeopatía es la misma que la del Dr. Barret.

    Primeramente, la Homeopatía NO es una Ciencia, y mucho menos ha sido probada, ni por 200 años y ni siquiera por 1 día. La Homeopatía es una pseudociencia, lo que significa que es una idea que se hace pasar engañosamente como científica sin serlo.

    Ahora bien ¿cómo es que me pide usted que me remita a lo investigado por el I.B. de Homeopatía o los terapeutas homeópatas? Es como si yo le pidiera a usted que creyera en la brujería y que se remitiera a las “investigaciones” de las brujas y a los miles de supuestos casos de brujería en la historia. O que le pidiera que creyera en fantasmas y remitirlo a los parapsicólogos y a los miles de casos de testimonios de personas que creen haber visto fantasmas.

    ¿Realmente cree usted que exista un complot mundial de las grandes compañías farmacéuticas para evitar que prolifere la homeopatía? Si esto fuera así y la homeopatía realmente funcionara, con el dinero que tienen estas compañías ¿no cree usted que estarían haciendo medicina homeopática y haberlos sacado a usted y a todos los naturópatas del mercado y haber puesto esta terapia en manos de doctores con estudios científicos reales?

    No existe ningún estudio independientemente confirmado por varios experimentadores que apoye la homeopatía. Por lo tanto, la homeopatía sigue siendo una farsa y un engaño que cuesta mucho en dinero, salud, e incluso hasta vidas humanas.

  • La homeopatía es una ciencia basada en la experimentación pura, en seres humanos que manifiestan las alteraciones y síntomas que se presentan en cada uno de ellos y que se comprueba mediante estudios de laboratorio como en la medicina convencional, la alopatía realiza sus experimentos en animales y en seres humanos en muchos casos incluso hasta matándolos como mejor les conviene con sus experimentos llamados científicos. después de haber sacrificado seres vivos y dañado muchos órganos se sigue con el gran negocio de los diferentes laboratorios y así podríamos hablar de muchos medicamentos nocivos para la salud lo que no tiene la homeopatía bien administrada, está demostrado científicamente y por muchos médicos especialistas en el mundo de la ciencia que la homeopatía como tal es ciencia que cura y que da resultados, ájala investigara un poco mas y conozca la homeopatía en su propio organismo para verter si es eficaz o no y no hablar por imaginación o por seguir ciertas corrientes políticas que benefician a muchos laboratorios en el mundo y que a usted le deja mucho beneficio.

  • Gracias José Gabriel por tu comentario. Nuevamente afirmo que estoy en total desacuerdo con que la homeopatía se algún tipo de ciencia, ya que esta práctica no se apega en ningún sentido a la definición científica de “Ciencia”. Muy al contrario, la homeopatía con su “ley de similares” se apega fielmente al concepto metafísico de lo que conocemos como “Magia Simpática” (o “Magia Imitativa”) que usaron nuestros ancestros prehistóricos y siguen usando los chamanes, brujos, y “médicos” homeópatas, y por esto, cabe perfectamente en el rubro de lo paranormal.

    Me sorprende que digas que la homeopatía hace experimentos en humanos y que luego critiques la ciencia médica diciendo que hace lo mismo.

    El típico defensor que carece de evidencias para apoyar su fidelidad al curanderismo homeopático suele hablar de “conspiraciones mundiales” de grandes laboratorios y gobiernos confabulados, tratando con esto de alejar al lector de la realidad: toda la evidencia científica siempre ha descalificado a la homeopatía como una ciencia médica y la ha catalogado como un gran fraude.

    No existe ni un solo documento científico sin refutar que avale el funcionamiento de la homeopatía, y te reto a que produzcas algunos que no hayan sido ya refutados.

    Por otro lado, también me sorprende que digas que a mí me deja mucho beneficio descalificar al curanderismo homeópata ¿qué beneficio me puede dejar a mí? Yo no tengo conexiones con laboratorios, ni siquiera una farmacia, ni vendo nada y ni podría hacerlo sin primero avalarme oficialmente, algo que no es nada sencillo. Y en cambio, vender chochitos y gotitas homeopáticas es de lo más sencillo del mundo: simplemente encargas por catálogo y listo, a comenzar a vender porquerías. Por esta razón, es muchísimo más probable que usted obtenga beneficios económicos vendiendo “terapias homeópatas” que yo vendiendo medicamentos oficialmente controlados.

  • Alex

    Señor Marquez, yo estoy de acuerdo con usted, mi vecino era un prestigiado curandero homeópata de la localidad donde vivo acá en Bogotá, y recientemente fué arrestado por la policía gracias a denunicas anónimas, este doctor febricaba sus chochitos para curar la gonorrea con Tequila de Jalisco, capital de Coahuila, allá en Mexico (donde se consume para evitar la fatiga….). Sus pacientes experimentaban un extasis desquiciado despues de consumir dos chichitos por hora, en entrevistas exclusivas con la señorita Laura platicaban que sentian gran bienestar y espiritu de camaradería.

    Pero su consultorio fué clausurado cuando se supo que el azucar para fabricar los chochitos era extraída de la orina de viejitos diabéticos.

    Actualmente tiene mucho exito y prestigio en el reclusorio Santa Maria de Gracia, donde cura el analfabetismo y la dislexia congénita con cloruro de sodio y acido cítrico.

  • Jesus Solis

    Estimado señor Lalo Márquez, si usted lo desea podemos hacer los experimentos que desee usted para que constate la autenticidad de la curación con homeopatía en la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía del IPN. Previamente le invito a que lea algo sobre biofísica para que de este modo pueda usted entender de lo cual se le hablará en la escuela, le recuerdo también que primero que nada, un homeópata es un médico, el cual esta inmerso en el mundo critico de la ciencia y que por este mismo motivo buscamos que lo que se nos enseña cumpla con el método científico, el cual es completamente compatible con los experimentos e investigaciones serias en homeopatía. No somos naturópatas ni nada por el estilo, desde el inicio de esta maravillosa ciencia nos hemos definido como médicos, aunque debo reconocer que como en todo, existen charlatanes que no saben de lo que hablan y que carecen de la formación médica y científica a la cual estamos nosotros acostumbrados y que sabemos que sin esta formación no es posible hablar seriamente de temas de ciencia. Estos charlatanes hablan sin bases y desgraciadamente denigran la profesión del Médico Homeópata así que lo invito a venir a la ENMyH del IPN para que constate la efectividad y veracidad de la Homeopatía basada en hechos científicos irrefutables que seguramente entenderá y comprenderá porque imagino que usted es una persona que tiene estudios en bases científicas y que el pensamiento critico que tiene no solo lo basa en atacar lo que “no es convencional”, porque eso hablaría de que usted tiene un criterio poco menos amplio que una pajilla y no debería hablar de ciencia si su pensamiento es tan cerrado, pero se que no es el caso y que usted es una persona con grandes y bastos estudios, con lo cual puede hablar con toda confianza junto a médicos y especialistas en biofísica.

  • Estimado Jesús Solis, muchas gracias por escribir. Me tomé la libertad de encontrar su perfil en Facebook y veo con agrado que usted se define como un librepensador. Esto me asegura que hablamos más o menos el mismo idioma y que buscamos ver el mundo desde una perspectiva más racional. Es una pena que no coincidamos en cuanto al tema de la homeopatía, y estoy seguro que en su escuela podrá encontrar personas capaces de hablar sobre biofísica con suficiente soltura. Sin embargo, en mis 20 años de experiencia tratando todo tipo de temas desde el punto de vista escéptico, me he encontrado con un número de científicos expertos en distintos campos que han apoyado una gran variedad de pseudociencia y misticismo, desde la creencia en deidades hasta visitas extraterrestres, y desde fantasmas hasta cualquier tipo de percepción extrasensorial. Obviamente he charlado con diversos médicos que se han dejado seducir por la homeopatía que me han presentado cualquier cantidad de estudios y publicaciones que desde cierta perspectiva parecerían apoyar algún punto específico atribuible a la homeopatía. Sin embargo, existen problemas muy marcados que frecuentemente se puede encontrar en dichas “evidencias” que van desde errores muy comunes en la experimentación hasta sesgos de publicación. Me encantaría poder reunirme usted y con sus expertos en biofísica, quienes estoy seguro conocen toda la historia y las bases místicas en las que Hahnemann basó lo que ahora ustedes practican. Estoy seguro, porque esta es su especialidad y creo que como estudiantes y responsables de la salud de las personas, ustedes deben haber satisfecho todo atisbo de duda que las expectativas mágicas y los procesos ritualísticos inherentes de la homeopatía, pudieron haber encendido alarmas de cautela, sobre todo en librepensadores. Desafortunadamente no tengo el tiempo para viajar hacia ustedes, pero si realmente están dispuestos a demostrar más allá de toda duda razonable bajo condiciones apropiadas de observación que la homeopatía realmente es una medicina que puede curar padecimientos mejor que el placebo, o incluso que la medicina científica, entonces con gusto puedo ver si podemos armar un grupo de investigadores locales que examinen sus afirmaciones bajo un experimento bien diseñado en el que ambas partes previamente acordarían. Le recuerdo que la Fundación Randi ofrece un premio de $1 millón de dólares para la primera persona, empresa u organización que logre demostrar la homeopatía. Estoy seguro que ese premio no le caería nada mal a la escuela de homeopatía del IPN.

  • Lalo Márquez

    Estimado Jesús Solis, muchas gracias por escribir. Me tomé la libertad de encontrar su perfil en Facebook y veo con agrado que usted se define como un librepensador. Esto me asegura que hablamos más o menos el mismo idioma y que buscamos ver el mundo desde una perspectiva más racional. Es una pena que no coincidamos en cuanto al tema de la homeopatía, y estoy seguro que en su escuela podrá encontrar personas capaces de hablar sobre biofísica con suficiente soltura. Sin embargo, en mis 20 años de experiencia tratando todo tipo de temas desde el punto de vista escéptico, me he encontrado con un número de científicos expertos en distintos campos que han apoyado una gran variedad de pseudociencia y misticismo, desde la creencia en deidades hasta visitas extraterrestres, y desde fantasmas hasta cualquier tipo de percepción extrasensorial. Obviamente he charlado con diversos médicos que se han dejado seducir por la homeopatía que me han presentado cualquier cantidad de estudios y publicaciones que desde cierta perspectiva parecerían apoyar algún punto específico atribuible a la homeopatía. Sin embargo, existen problemas muy marcados que frecuentemente se puede encontrar en dichas “evidencias” que van desde errores muy comunes en la experimentación hasta sesgos de publicación. Me encantaría poder reunirme usted y con sus expertos en biofísica, quienes estoy seguro conocen toda la historia y las bases místicas en las que Hahnemann basó lo que ahora ustedes practican. Estoy seguro, porque esta es su especialidad y creo que como estudiantes y responsables de la salud de las personas, ustedes deben haber satisfecho todo atisbo de duda que las expectativas mágicas y los procesos ritualísticos inherentes de la homeopatía, pudieron haber encendido alarmas de cautela, sobre todo en librepensadores. Desafortunadamente no tengo el tiempo para viajar hacia ustedes, pero si realmente están dispuestos a demostrar más allá de toda duda razonable bajo condiciones apropiadas de observación que la homeopatía realmente es una medicina que puede curar padecimientos mejor que el placebo, o incluso que la medicina científica, entonces con gusto puedo ver si podemos armar un grupo de investigadores locales que examinen sus afirmaciones bajo un experimento bien diseñado en el que ambas partes previamente acordarían. Le recuerdo que la Fundación Randi ofrece un premio de $1 millón de dólares para la primera persona, empresa u organización que logre demostrar la homeopatía. Estoy seguro que ese premio no le caería nada mal a la escuela de homeopatía del IPN.