Tips para Controlar Demostraciones Psíquicas

Consejos para controlar demostraciones psíquicas

Dobladores de cucharas, llaves, etc.

  1. Tú proporciona la cuchara y asegúrate que esté identificada claramente como tuya. Se requiere que tenga algún tipo de marca distintiva (quizá un número grabado en ella).
  2. Asegúrate que sea razonablemente fuerte.
  3. No permitas que el psíquico se acerque a ella en ningún momento antes de la prueba.
  4. Averigua si necesitará manipular la cuchara para doblarla o si solo tendrá que verla y concentrarse. Si solo necesita verla entonces ¿por qué no sellarla dentro de una caja de vidrio (quizá cubriéndola con una pecera) para que pueda resistir cualquier tentación repentina de tomarla?
  5. Si requiere manipularla (y si se trata de poder mental me pregunto el por qué) entonces la cosa se puede volver un poco más complicada. Lo mejor es que te asegures de tomar la cuchara de ambos extremos y que él o ella solo frote el medio. Si sueltas la cuchara aunque sea por un instante quizá sea todo el tiempo que él o ella necesite para doblarla físicamente sin que te des cuenta. Si esto sucede, se sugiere que comiences nuevamente con una segunda cuchara siguiendo los mismos pasos anteriores.
  6. Mantén enfocada la cuchara con la videocámara en todo momento.
  7. No permitas que el psíquico tome control de la situación agarrando la cuchara y escondiéndola, no importa qué tan momentáneamente, de la cámara. Si te sugiere que acercar la cuchara a otro metal (como a un radiador) ayudaría más tómalo como solo una obvia treta. Si de verdad necesita que esté cerca de más metal entonces tú sostén la cuchara – no el psíquico.
  8. Asegúrate que los protocolos sean entendidos y acordados por el psíquico antes de la demostración.

Si estas condiciones son impuestas rigurosamente, entonces nuestro “psíquico” tendrá dificultades si tiene pensado utilizar trucos para su demostración. En cambio, si de verdad tiene poderes psíquicos, no tendrá ningún problema en aceptar estos requerimientos.

Reproduciendo un dibujo

  1. Tú deberás crear el dibujo solo. Si el psíquico insiste en estar contigo mientras haces el dibujo entonces te estás arriesgando a que te vean mientras dibujas. Recuerda que la idea es que te van a leer la mente. El propósito del dibujo se supone que es para ayudarte a enfocar tu mente en la imagen y luego verificar la impresión del psíquico comparando los dos dibujos. No debe importar si tú haces el dibujo solo o acompañado. Quizá podrías hacer el dibujo antes de presentarte ante el psíquico, quizá en la privacidad de tu casa. Cuando él te sugiera que pruebes este pequeño experimento de telepatía tu podrías explicar que ya ahorraste tiempo y que trajiste el dibujo ya hecho. Te apuesto que querrán que lo vuelvas a hacer.
  2. No le comentes a nadie más qué fue lo que dibujaste.
  3. Trata de no dibujar un tema demasiado obvio. La gente muchas veces acostumbra a dibujar casas, árboles, barcos, etc. así que trata de introducir un poco de originalidad. No permitas que el psíquico limite tus opciones en ninguna forma.
  4. Si no tienes más remedio que hacer el dibujo frente al psíquico, coloca la hoja de papel sobre una superficie dura como un escritorio o una mesa. No la pongas sobre nada que el psíquico te dé.
  5. Antes de sellar el dibujo en un sobre, envuélvelo en papel aluminio para que no se trasluzca si se coloca a contraluz. Hay otras razones para utilizar el papel aluminio, así que confíen en este consejo ¿ok?
  6. Sella el sobre y pon tu firma abarcando la pestaña y el sobre.
  7. No pierdas de vista ni por un instante tu dibujo. Mantenlo contigo en todo momento. Si gustas, quizá puedas traer un dibujo aparte (tal vez de una casa) y dejarlo por ahí y luego destruirlo antes de comenzar la prueba.

A menos que el psíquico realmente pueda leer tu mente, si sigues estos consejos tendrá bastantes dificultades en lograr descifrar qué fue lo que dibujaste.

Lecturas Psíquicas

  1. Nunca ofrezcas retroalimentación de ninguna forma, ni verbal ni física. Te será bastante difícil pero trata de no hacer ningún tipo de expresión mientras te “leen”. Cualquier tipo de información – incluyendo un sí o un no – es de gran ayuda para un lector en frío experimentado.
  2. Pídeles que te provean con información detallada y no generalidades. Queremos cosas específicas y no sucesos ambiguos en el futuro. ¿Puede el psíquico decirte algo significativo y específico que haya sucedido en la semana pasada?
  3. Pide al psíquico que clarifique cualquier ambigüedad antes de confirmar o negar (¡recuerda solo hasta el final de la lectura!) cualquier cosa. ¿Qué significa “Veo que alguien cercano a ti está experimentando dificultades financieras”? Define “alguien cercano” ¿es un amigo, un vecino, un pariente? ¿Y las dificultades financieras son serias o triviales? ¿Qué tipo de dificultades financieras?
  4. Verifica con el psíquico antes de su presentación qué tanto detalle puede él o ella proveer y cuando te presuma de su sorprendente exactitud pídele ejemplos de qué información puedes esperar: nombres, apellidos, fechas de nacimiento, tipos de relación (esposo, esposa, novio, novia, amante, etc.). Cuando te diga qué tan preciso puede ser, asegúrate de recordárselo en cada momento que ponga algún pretexto para no dar más especificaciones.
  5. Prueba este experimento: Selecciona a seis sujetos, exclusivamente hombre o exclusivamente mujeres, todos más o menos de la misma edad, vestidos igual y selecciona a uno por medio de algún sistema aleatorio, quizá arrojando un dado, por ejemplo. Pide entonces que a ese sujeto se le haga la lectura psíquica. Recuerda que el sujeto no debe dar ninguna pista al psíquico. La idea es que aunque el psíquico sepa quien fue la persona a la que va a dar la lectura, los otros seis sujetos no deberán saber a quién de ellos están leyendo. Una vez terminada la lectura, deberás entrevistar a cada uno de ellos por separado para ver qué tanto de la lectura se aplicaría a cada uno de ellos. Se les puede preguntar si sienten que fue lo suficiente exacto como para considerar que probablemente haya sido el sujeto de la lectura. Sin embargo, un punto importante es que la persona que vaya a hacer la entrevista no sepa a cuál de los sujetos se seleccionó.

Espiritualistas

  1. Estos son quienes dicen estar en contacto con los muertos por algún tipo de comunicación, presumiblemente visual o auditiva. Sin darles ninguna información anterior sobre su sujeto pide al espiritualista una lista por nombre (incluyendo apellido materno) cuales parientes del sujeto todavía viven y cuales están muertos. Pero ten cuidado, porque si el espiritualista puede determinar la edad de la persona, entonces tendrá una mucha mejor oportunidad de ser exacto con afirmaciones como “Tu abuela ha fallecido”, es por eso que queremos saber el nombre y los dos apellidos de la abuela. La mayoría de los espiritualistas no aceptan este reto, en vez de esto se salen por la tangente con cláusulas como que ellos solo pueden decir lo que los guías espirituales les dicen. También puedes utilizar las pruebas indicadas en el párrafo anterior.

Telekinesis

Esto se refiere a mover cosas con nada más que el poder de la mente. El doblar metales entra en esta categoría, ver arriba. También el mover la aguja de una brújula pero no tiene que ser algo tan específico. Algunos afirman poder mover bolas de ping pong y otros objetos relativamente livianos.

Mover una aguja de una brújula

  1. Cualquier niño de primaria te dirá que para mover la aguja de una brújula solo se necesita un imán. El secreto está en dónde esconderlo. Usualmente notarás que el psíquico se mueve un poco más cerca al compás justo cuando la aguja se mueve. Básicamente sienta a la persona frente al compás y mueve la brújula a su alrededor para ver si no oculta un imán. Si es posible, vístelo en camiseta y pantaloncillos cortos y no permitas que se acerque demasiado a la brújula. Pon una barrera física como un vidrio o un plástico para prevenir que se acerca más de lo requerido. El vidrio no deberá inhibir su habilidad psíquica ya que de todas formas las brújulas usualmente están protegidas con un vidrio o un plástico.

Mover un pequeño objeto sobre una mesa o escritorio

  1. Siempre deberás mantener completo control de la situación y no dejarte persuadir por el psíquico de relajar el protocolo. Deberás proveer tú mismo el objeto a ser movido y el psíquico no le deberá ser permitido manipularlo antes de la prueba. Toma el objeto seleccionado y ponlo dentro de un tanque de vidrio o plástico, quizá una pecera. Coloca el tanque en una mesa sólida sobre un suelo plano (no sobre alguna alfombra, tapete, etc.) Determina de antemano qué tan cerca requiere estar el psíquico  y no le permitas acercarse más. Obviamente no necesitará estar en contacto físico ni con la mesa ni con el contenedor, después de todo lo que va a utilizar debería ser su mente. Preferiblemente deberá pararse en una marca en el suelo y previamente deberá uno asegurarse que el movimiento del suelo no sea la razón que el objeto se mueva. Por último pídele que especifique en qué dirección se moverá el objeto.

Fuente: http://www.aske.org.uk/

Author: Lalo Márquez

Share This Post On
  • Jejeje me parece muy curioso algunas de las ideas para no ser engañado, me pongo imaginar que pensara el psiquico a la hora de ponerle tantos peros y objeciones quisas llega a ponerce histerico y ponle algun pretexto para no realisar la asaña. Gracias excelentes consejos.