Sacerdotes yorubas predicen un año difícil y de catástrofes para Cuba

El Consejo de Babalawos, los sacerdotes de la religión yoruba en Cuba, predijeron un 2005 de “dificultades financieras” para la isla y alertaron a las autoridades de gobierno sobre la posibilidad de atentados contra su vida, según la “Carta del año” difundida este lunes.Los babalawos yorubas, que practican un sincretismo religioso de origen africano con raíces católicas, señalaron en su mensaje que este año se regirá bajo el signo de Iroso Meyi, una simbología que representa “la caída del sol, la sepultura, lo desconocido, hecatombes y lágrimas”.

El 2005 estará gobernado por el orisha (santo) Obatalá, una deidad que representa a la Creación; acompañado por Oshun, la diosa de la maternidad y protectora de los niños.

“Es un signo difícil y necesita reflexión y organización en todos los sentidos”, advirtieron. “Tendrán que redoblarse los esfuerzos para alcanzar los objetivos que se persiguen”.

Alertaron además a “las altas jerarquías gubernamentales y de otra índole a que tomen las medidas necesarias para que no sean víctimas de atentados que pongan en peligro su integridad física”.

La “letra del año” es preparada por el Consejo Mayor, un grupo de 16 babalawos con más de 40 años de iniciación, quienes para predecir el futuro “leen” el oráculo de Ifá, un extenso y complejo sistema adivinatorio que comprende 16 signos mayores y otros 240 que son la combinación de los primeros.

Según estos sacerdotes, 2005 será para Cuba un año de “dificultades financieras en sentido general”. Además “se producirán catástrofes atmosféricas, tales como inundaciones, sequías y penetración profunda del mar”.

El signo que regirá durante los próximos 12 meses “es un signo de trampas”, que “marca suicidios”, auguraron los babalawos, agrupados en la Asociación Cultural Yoruba de Cuba.

Más de un tercio de la población cubana practica la santería yoruba -culto traído a la isla hace siglos por esclavos africanos- que cuenta con adeptos en otros países latinoamericanos, en especial en Brasil y Haití.

La “letra del año” es una tradición que se remonta a fines del siglo XIX y que los babalawos divulgan entre sus fieles para que sigan sus recomendaciones religiosas.

cd/pz

Fuente: http://www.univision.com/contentroot/wirefeeds/world/1215967.html

Author: Lalo Márquez

Share This Post On