Una quincena de vecinos de Bélmez dice tener teleplastias con caras en sus casas

«¿Es María o es Bélmez?», se pregunta el siempre misterioso presidente de la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas, Pedro Amorós. El caso es que la aparición de nuevas teleplastias en la casa donde nació María Gómez Cámara -María ‘la de las caras’, como la conocían los aficionados a lo sobrenatural- ha venido a demostrar que el fenómeno de las caras no es exclusivo del número 5 de la calle Real, como sucedió durante más de treinta años para maravilla y asombro del mundo entero. Si han aparecido en una segunda casa pueden salir caras en más. En dos, en tres o hasta en quince, como dicen que está pasando. Porque son una quincena de vecinos de Bélmez de la Moraleda los que han asegurado en el último mes que tienen teleplastias en sus domicilios.Por el momento y a falta de indagaciones más profundas, Amorós se muestra muy cauto. «Se han hecho algunas investigaciones, aunque sin evidencias notables. De momento no nos pronunciamos», afirma el parapsicólogo al respecto. Habrá investigaciones en los próximos días. Puede que este mismo fin de semana, entre el aluvión de curiosos que acudan a Bélmez, estén el propio Pedro Amorós y otros investigadores de la Sociedad Española de Parapsicología tratando de esclarecer qué hay de cierto en estas nuevas y supuestas teleplastias.

Antes que caras de origen misterioso, Amorós apunta la posibilidad de causas «geltásticas». Es decir que los vecinos de Bélmez compongan caras a partir de una mancha en el suelo o la pared y que de tanto mirarlas las den por teleplastias. Ve uno un par de manchas y se le antojan ojos. Sigue buscando y no tarda en encontrar un punto oscuro cercano que pueda ser la nariz. Y otro más abajo la boca, y ya está la cara.

Causas «geltásticas»

La Gestalt es una escuela psicológica. Gestalt en alemán es forma. Hicieron estudios sobre el movimiento aparente de la luz (el fenómeno phi) o el análisis de la percepción de las películas: si analizamos una película fotograma a fotograma tendremos una idea muy diferente e imprecisa que si vemos la secuencia en conjunto, es decir. También juegos sobre el fondo y la forma, como el de la copa que pueden ser también dos caras (lo usa un banco en su publicidad) según se mire.

Amorós apunta que el «detonante» que ha supuesto para el pueblo el descubrimiento de caras en una segunda casa ha podido provocar que algunos perciban como teleplastias simples manchas. «Se analizarán todos los casos», insiste Amorós. Casos sólo posibles en Bélmez de la Moraleda, donde quince vecinos aseguran que tienen teleplastias en sus casas como si tal cosa.

El más allá en un bonito souvenir

Ante el aluvión de visitantes ansiosos por ver ‘in situ’ las caras de Bélmez ya hay quien ha puesto en el mercado objetos relacionados con el fenómeno. En un bar frente al ayuntamiento, además de buenas tapas, se pueden adquirir llaveros con alguno de los rostros más famosos de la casa de María (la de toda la vida). Y en el kiosco del pueblo venden como rosquillas libros sobre el misterio más famoso de toda España. Con todo, poca oferta para la enorme demanda que existe.

Autor: J. E. POVEDA/JAÉN
Fuente: http://servicios.ideal.es/jaen/pg041111/prensa/noticias/Local_Jaen/200411/11/JAE-LOC-160.html

Author: Lalo Márquez

Share This Post On