Inmobiliarias acuden al feng shui para atraer compradores

La antigua casa de estilo victoriano estuvo seis meses a la venta esperando sin éxito un nuevo propietario hasta que sus dueños decidieron pedir ayuda… a un par de expertos de feng shui.

MONMOUTH JUNCTION, Nueva Jersey, EE.UU. (AP) Mary Jane Kasliner y Shelley Mengo no podían hacer mucho para cambiar las dimensiones estrechas del dormitorio principal, pero ofrecieron otro tipo de consejos a los propietarios.

Cambien de lugar el cartel de venta, saquen los muebles que están de sobra y coloquen velas y plantas en sitios estratégicos de toda la casa para generar un equilibrio entre el “ying y el yang”, fueron algunas de las recomendaciones.

Su objetivo: generar la impresión de una casa más serena, con un mejor “chi”, o energía.

“Con el feng shui no se trata realmente de invertir mucho dinero porque en la mayoría de los casos nuestros clientes tienen las cosas apropiadas, sólo que están donde no deben. Están en los sitios equivocados, según el feng shui”, explicó Mengo, que dirige junto con Kasliner un negocio de consultoría de feng shui llamado Harmonious Living (Vida armoniosa).

Cada vez más agentes de bienes raíces y propietarios de casas que buscan venderlas acuden al feng shui para atraer compradores.

El feng shui _un antiguo arte chino de diseñar estructuras y ordenar los objetos para crear un flujo armonioso de la energía_ solía prevalecer en áreas con importantes poblaciones de asiáticos-estadounidenses, pero ahora los agentes de bienes raíces y consultores que conocen sus principios están propagándolo por doquier.

Si bien la Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces no llevan la cuenta de cuántos de sus miembros ejercen el fen shui o han tomado cursos, existen señales que indican que es cada vez más atractivo. En todo el país, por ejemplo, se realizan seminarios para enseñar sus principios en reuniones comerciales.

“Actualmente hay muchos más agentes de bienes raíces que conocen sobre el feng shui que hace tres años”, expresó Holly Ziegler, una agente de bienes raíces de California que también enseña feng shui.

“Diría que en los próximos tres años habrá una gran cantidad de agentes que presten atención a esta información porque les ayuda a ellos y a sus clientes”, consideró.

Gail Lyons, una agente de bienes raíces de Boulder, en el estado de Colorado, dijo que al menos el 30% de sus clientes están interesados en comprar una casa con un buen feng shui.

“Ellos dicen: ‘Quiero estar seguro de que el vestíbulo no está alineado con la puerta trasera. La energía positiva, el chi, podría pasar de largo por la casa”. Si yo sé que esto es importante para ellos, le presto atención especial”, declaró Lyons, coordinadora para la región Asia de la Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces.

De acuerdo con una traducción literal, “feng” significa viento, y “shui” agua, dos de los elementos más importantes en el arte tradicional chino de disponer las cosas.

Muchos de sus principios se superponen con las sugerencias prácticas que hacen los agentes de bienes raíces a quienes buscan vender sus viviendas. Alienta un equilibrio de colores, tamaños, formas, y pone énfasis en la simplicidad.

Algunas personas relacionan equivocadamente al feng shui con la magia, y lo consideran como la “ciencia con la que uno mueve el sofá y se hace rico”, sostuvo Kasliner. Pero los expertos dicen el principal beneficio del feng shui en los negocios inmobiliarios es bien sencillo.

“Cuando las casas tienen un buen feng shui, los compradores quieren quedarse”, comentó Ziegler, autor de “Sell Your Home Faster with Feng Shui” (Venda su casa más rápido con Feng Shui). “Se sentirán vinculados con la casa más rápido y terminarán felices allí. Es una casa que invita a estar en ella, y el feng shui tiene que ver con sentimientos y con cómo se sienten las personas en un espacio”.

El feng shui tradicional incluye la orientación de una casa, algo que no resulta fácil o económico de cambiar cuando alguien está buscando mudarse.

Sin embargo, cualquiera puede “incrementar el chi” de su casa, y su valor, ordenándola y utilizando la luz natural, sostienen los expertos. “Luego, la gente puede concentrarse en la misma casa”, dijo Ziegler. “En lugar de acordarse de la colección de cucharas, se acordarán cómo es realmente la casa”.

Para muchos, acomodar una casa a los principios del feng shui para venderla tiene mucho más que ver con mejorar su apariencia general que con realizar grandes renovaciones.

Los propietarios y agentes inmobiliarios que buscan la ayuda de un profesional del feng shui probablemente tengan que pagar honorarios. Mengo y Kasliner manifiestan que una persona puede tener un cuarto de su casa adaptado al feng shui con alrededor de 170 dólares o más. Los ligeros cambios resultantes sólo tienen que ver con la creación de una atmósfera especial.

“El feng shui en sí mismo… es sólo una armonía, un sentimiento positivo”, expresó Fanny Chu, agente de la inmobiliaria Prudential California Realty, con sede en el área de la bahía de San Francisco. “Siempre decimos que cuando una persona entra y se siente bien en una casa, es su intuición. Eso es el feng shui”, consideró.


Fuente: http://news.aldiainc.com/press.php?article=14782&section=34&edition=223

Author: Lalo Márquez

Share This Post On