El Fraude sobre las Estructuras Lunares

Esta semana estuvo en boca de muchos la existencia de un video que supuestamente era una grabación previamente inédita y original que los astronautas Neil Armstrong y “Buzz” Aldrin tomaron en unas, también supuestas, ruinas extraterrestres en la superficie de la Luna.

Muestro aquí el video (descarga en formato AVI/DIVX de casi 11 MB):

Video Luna: Planeta Encantado

Quizá sobre decirlo, pero de igual forma diré que el video es falso.

Aquí adjunto una nota que se publicó el 17 de Enero del 2004 en http://mundo-chat.org/mesias/noticias/article_2004_01_17_1327.html y que dan sus opiniones sobre la legitimidad del supuesto video de los astronautas y donde afirman que el video fue creado en con un software para animaciones 3D por la empresa Dibulitoon Studio S.L, una empresa Vasca.
NOTICIAS AÑOS LUZ

17-01-2004
El fraude de las estructuras lunares

por: Marisol Roldán & José Antonio Roldán

La noche del once al doce de Enero de 2004 pasará a los anales de la historia ufología nacional e internacional, aunque desafortunadamente no porque se haya encontrado por fin la respuesta a los misterios, sino por ser la madrugada en la que se inició otro mayor, que hacía referencia, no a los ovnis, sino a uno de los más antiguos periodista y escritor de Misterios…Juan José Benítez.

En todo momento estos dos hermanos que escriben estas líneas queremos dejar claro que el hablar hoy aquí de este tema no es tomar parte en la polémica creada sobre la quema de brujas que muchos dicen que hay contra la persona del escritor. Nuestras opiniones quedan al margen y en ningún momento juzgamos trayectorias profesionales u otros trabajos, nos limitamos a hacer un trabajo divulgativo que se centra en las supuestas imágenes mostradas como prueba de la existencia de ruinas en la Luna. Nuestra actuación pues hubiera sido la misma hubiera firmado quién fuera este documento. Aunque hubiéramos preferido que fuera otro y a ser posible desconocido y no uno de los pioneros de la ufología, porque vago favor hace esto a los temas que tratamos de esclarecer.

Pero centrémonos en los hechos. Este pasado domingo día 11 la Primera de Televisión Española emitía un episodio del programa presentado por el novelista y periodista Juan José Benítez, Planeta Encantado. Una serie que desde el principio, a pesar de su no elevada audiencia (dado las horas de emisión) había despertado expectativas importantes en el sector de los aficionados al misterio y los condicionales seguidores del autor de la saga Caballo de Troya por una parte y una gran reacción contraria entre el sector de los escépticos.

La belleza de las imágenes mostradas con tratamiento documental sobre los misterios de siempre: Síndone, Tassili, Piedras de Ica, Dogones, etc mostraban hasta los capítulos emitidos, un gran trabajo y tratamiento de vídeo y guión. La única queja que se oía al respecto era la falta de información novedosa introducida a los temas, que sólo terminaban de seducir a los jóvenes o neófitos en los temas, pero aún así imágenes como las recogidas en Tassili eran de agradecer.

Un pequeño fallo, de unas piedras de Ica que salían con el simple roce de una pincelada de Juan José Benítez de un suelo que él mismo comentaba estaba amalgamado desde hacía milenios nos dejaron un poco “picados” a propios y extraños. Pero conociendo como es el mundo de la televisión, la cosa paso desapercibida y perdonada.

Los trabajos informáticos realizados sobre los documentos nos dejaron ver como los moais levitaban y como hubiera podido ser el ovni visto en los Villares (Jaén). La serie nos dejaba soñar con la ficción de cómo podrían haber sido las cosas, advirtiéndonos que era un trabajo de cuidado audiovisual. Pero ese domingo, el día esperado en que se iba a hablar de la Luna, y donde por fin se desvelarían y verían las imágenes que tenía J. J Benítez en su poder, fruto de sus trabajos de investigador con contactos increíbles y secretos, no sólo resulto impactante tal y como algunos investigadores asegura que había avanzado hace dos años el escritor, sino que fue demoledor. Por una vez no hubo escépticos, ni misteriosos…sólo asombrados.

Los breves minutos que se mostraron en pantalla bajo el título de imágenes inéditas y ruinas en la Luna eran, a simple vista, un montaje. Algo que en los ochenta, a lo mejor hubiera pasado desapercibido, pero no en el 2004 donde quien más y quién menos está acostumbrado a ver televisión y conoce algo de informática…¿qué había pasado?, ¿qué era aquello?…¡desde luego si se buscaba polémica esta había entrado en todos nuestros hogares!.

Un fondo granulado que mostraba un hangar abandonado (sin erosión), una cámara de caminar suave, que haber como la llevaba en hombros un astronauta que avanza dando saltos en la Luna, que hoy sólo se consigue usando un brazo armado que es técnica de cine y que difícilmente los cosmonautas del Apolo XI hubieran podido llevar incorporados en sus trajes (además de que dicha técnica no existía en la época) . Una cámara que tenía un objetivo que no mostraba ningún punto de referencia y todo estaba desenfocado por igual. Una luna donde se levantaba polvo, unos cosmonautas cuyos sospechosos trajes aumentados muestran un halo llamado aura pixelar, que aparece en los programas de retoques fotográficos en los objetos que son pegados o añadidos sobre fondos fijos que ya existían…aquello era una infografía, un 3D.

La voz en off repetía que aquello era una muestra de minutos de una película real de 14 minutos que J.J poseía desde que le fuera entregada hace años por un topo de la NASA.

Aun así, pese al estupor…muchos esperamos hasta el último momento del documental una explicación, un letrero advirtiendo que aquello era una recreación..un algo, ¡lo que hubiera sido!, pero acabó el programa y esa ausencia terminó con muchas otras cosas.

Esa era la sensación que describían muchos seguidores del periodista vasco. Otros sin embargo seguían esperando respuestas.

Los hubo que gratuitamente opinaron…en pro o en contra. La polémica admitía eso y más. Todo el mundo hablaba de lo mismo.

Nosotros decidimos, lo de siempre, buscar respuestas, preguntar a expertos, oír voces y corroborar datos, lo que todo divulgador se supone debe hacer.

Magonia ( http://magonia.blogspot.com )dio la noticia de que efectivamente era un 3D y que se rumoreaba que era fabricado en la productora de animación vasca Dibulitoon Studio S.L…

El periodista Luis Alfonso Gámez y el investigador José Luís Tajada nos informaron de lo mismo: esas imágenes pertenecían al estudio de animación vasco (concretamente de Irún)…DIBULITOON.

Era un deber como periodista y un derecho como aficionados a los misterios el atar cabos, lo que suponía dar con ellos y verificar los datos. Y hemos hablado con ellos para corroborar dicha información.

Efectivamente un miembro de la productora citada, el señor Ángel Alonso nos dio la confirmación y la autorización para decir que fueron ellos los creadores de las imágenes en 3 Dimensiones y las iconografías que se ven en la Luna.

Concretando la información, nos comentaban que los obeliscos que aparecen como fotografías tomadas en esta zona por satélites eran hechos mediante animación en 3 dimensiones por ellos. Respecto a las imágenes del supuesto hangar abandonado que encontraron los astronautas del Apolo XI en su alunizaje nos dijeron que ellos habían echo la parte que correspondía al fondo de la iconografía, el cosmonauta y el resto de añadidos, entre los que se incluye un título que aparece sobrescrito en las imágenes que pone :”imágenes inéditas” aseguran que eso se lo preguntemos a la productora de Planeta Encantado porque ellos son los que lo han añadido.

Las imágenes fueron pedidas hacer por el propio J.J. Benítez y la productora-editorial Planeta, como otras muchas que aparecen en la serie de 13 capítulos. Desde luego entiende que tanto productora como director del documental sabían lo que querían y que resultados pretendían conseguir con la exposición de las mismas al ser emitidas. Hay que recordar que la intención inicial de la editorial es vender un producto multimedia no sólo en televisión, sino también en kioscos y librerías. Por lo que es imprescindible expectación al respecto, en pos de hacer buenas ventas. Y más teniendo en cuenta que la serie no esta resultando de alta audiencia y era imprescindible un empuje o marketing, algo que impactara y que le abriera lugar en el mercado, donde las revistas del sector del misterio pelean por lectores entre otros cientos de publicaciones.

Dibulitoon Studio S.L. recibió los encargos hace más de un año. Ya no se acordaba ni del tema. Ellos hacen trabajos de filmación, con alta calidad…tanta que es la productora del “Ladrón de sueños” película nominada a los Goyas en el 2001, por la mejor película de animación.

De todas formas la polémica estriba en que en el documento lunar se da a entender que se tratan de imágenes reales. Haciendo un doble juego…: imágenes inéditas les exculpa de engaño, porque es más ambiguo que si se leyeran imágenes reales.

No se grabó sobre el Mar de la Tranquilidad en Julio de 1969, ni los astronautas son Armstrong, Aldrin o Collins. Aunque se afirma en OFF que son parte de una filmación de 14 minutos que está en manos de Benítez. Pero aunque así se afirme en el documental no son la prueba de que los astronautas americanos se encontraran con vestigios de civilización en la Luna.

La misma productora me dice en voz de Ángel Alonso que le creó a la serie Planeta Encantado: los moais voladores y los ovnis sobre la Luna, los obeliscos, la nave y los extraterrestres de Los Villares. Sólo que en los otros casos se veía claro y no hubo manipulación por parte de Planeta ni de Benítez.

Nos hubiera gustado mantenernos al margen de esta agria polémica, pero nos debemos a la verdad y como aficionados al misterio teníamos que confirmar si esas imágenes de la Luna eran verdad. Ya que hubieran sido el descubrimiento del milenio. Por otro lado, desde el primer momento rompimos una lanza a favor del novelista y periodista Juan José Benítez, esperando que saliera a la palestra y que dijera que se trataba de un mal entendido o que había sido víctima de un engaño a gran escala, aunque esto último hubiera sido injustificable en un investigador de su talla y aún así, hasta el montaje final del “documental” (entre paréntesis) las manos por las que ha pasado ese original son demasiadas y por lo tanto alguien debería, como grandes profesionales que son, haberse dado cuenta de tamaño error u ambigüedad con la que se han vendido las imágenes.

En cierta manera uno al reflexionar sobre este tema, no entiende ya ni las motivaciones, perdidos entre tanta bruma de incoherencias, en las que se intuye una premeditación y una finalidad sea cual sea esta y provenga de donde provenga.

Pero además se añade al saco de lo absurdo el que una televisión gubernamental como es la primera, de haber sido cierta la secuencia de ruinas lunares, ¿las hubiera transmitido en ese horario?. (aunque en nuestro tiempo actual y con las buenas relaciones que tiene el poder español con el estadounidense menos se entiende que un hecho así que cuestiona la ética americana se hubiera permitido).

Y como periodista se sigue sin entender como una noticia de tan gran magnitud no se dio desde el primer capítulo, que para colmo estaba motivado por un espíritu periodístico como el de J.J Benítez.

Muchos son los que han intentado ponerse en contacto con él a la espera de que diera explicaciones. Tal es el caso del investigador Josep Guijarro que le cedía su programa Enigmes i Misteris para que pudiera explicarse. Sin embargo, el Sr. Benítez ha rehusado por motivos personales esta oportunidad de verter esclarecimiento, alegando que “lo que se ve en el documento es lo que hay”, y añadiendo que no puede hablar porque lo prometió.

Sólo se sabe hasta la fecha que posiblemente “mirlo rojo” el topo que pasó la filmación (la real, no la visionada en TV, si existe, ojalá si ) pudiera ser un astronauta cuyos últimos días terminaron no hace mucho en Sevilla y que conocía a Benítez. Pero no podrá verificarlo, ni negarlo.

¿Por qué sale esta noticia ahora?, ¿por qué haberla mantenido en secreto?. Si se teme por la seguridad y la vida, ¿por qué decir que se posee?…¿orrer tan grave riesgo y mostrar sólo una parte, no real, sino simulada?

Efectivamente, La Quinta Columna por cierto, un buen libro que publicó el propio Juan José Benítez, advierte que estás cosas pasan.

Aún recuerdo, cuando no hace mucho Juan José Benítez decía que los peores y más peligrosos desinformadores estaban dentro de los propios investigadores, unos conscientes por conseguir fama y dinero, otros estúpidos sin saberlo, ingenuos y siendo utilizados…Me pregunto, después de ver este documento lunar, ¿en qué apartado se podría catalogar él mismo?…

Esto da que pensar y mucho.

Por desgracia, estamos ante el nacimiento de una leyenda urbana que seguramente dentro de unos años la compararemos a la mítica emisión de Alternativa-3, aunque siendo honestos Fernando Jiménez del Oso siempre dijo que nada tenía que ver su emisión con el término de su programa televisivo.
No repararemos en el posible, gran, daño que se le ha podido hacer con esta emisión a los temas insólitos… y a la Humanidad si la cinta real existe, porque le pertenece la verdad , ya que esta no se puede centralizar en unas manos (las de quién sea) cuando nos afecta a todos. Y si existe vida ahí fuera, sobra decir que sí nos afecta.

Nota: El enlace a la página original ya fue dado de baja por sus autores y hemos tenido que editar este artículo para borrarlo.

Author: Lalo Márquez

Share This Post On