Los Fraudes de la Hormona Humana del Crecimiento

Durante el siguiente ensayo, usted se enterará que:

1.- Aunque los hallazgos del estudio de 1990 fueron biológicamente interesantes, la duración del tratamiento con la Hormona Humana del Crecimiento (HGH) fue tan corto que es posible que los efectos secundarios no pudieron tener tiempo de haber emergido, y fue claro que los resultados no fueron suficientes para servir como una base para recomendaciones de tratamiento

2.- Las inyecciones de HGH no han probado ser seguras

3.- Estudios que han seguido al reporte de 1990 por Rudman y otros confirman los efectos de la HGH en la composición del cuerpo pero no muestran mejoría en su función

4.- Los aminoácidos vendidos y que son llamados “liberadores de la HGH” para ser ingeridos oralmente no pueden funcionar porque pasan a ser digeridos

No sé ustedes, pero yo estoy cansado de cambiarle a los canales de televisión por cable y encontrarme con muchos diversos comerciales vendiendo lo que ellos llaman “El Milagro de la Juventud”.

Uno de estos comerciantes presenta a la señora Rosario Iglesias Rosas, una mujer atleta de edad muy avanzada (el comercial dice que tiene 92 años pero en su sitio Web dice tener 93) a quien todavía se le pudo ver corriendo en competencias de carreras maratónicas y de corta distancia hasta el año pasado. “Chayito” sale en su casa mostrándonos sus medallas y trofeos diciéndonos que tomando el producto que vende www.eskiny.com es como se ha mantenido viva y con fuerzas hasta tan avanzada edad.

El producto que ellos llaman SECRETAGOGUE 3×3 (secretagogue es cualquier hormona u otro agente que cause o estimule una secreción) lo distribuyen en México a través del sitio en Internet www.biojoven.com o llamando al teléfono 01-662-289-0940. En el comercial afirman que el secreto está en la Hormona Humana del Crecimiento o conocida por sus siglas en inglés, HGH. Ofrecen un pequeño frasco con atomizador con 29.5 onzas fluidas de lo que llamaron secretagogue 3×3 además de una fórmula efervescente en paquetes de 9 gramos al parecer color naranja disoluble en agua que llamaron precursor o SECRETAGOGUE K-28 y esas son las dos presentaciones actuales de un producto que ellos llaman “liberador oral de la hormona humana del crecimiento”.

Después presentan al conocido actor mexicano Jorge Rivero diciendo que el supuesto “Milagro de la Juventud” puede “reducir drásticamente las arrugas”, “reducir la caída del cabello”, y “mejorar la elasticidad y textura de la piel” entre otras bondades. Hasta llegan a afirmar textualmente que “en la actualidad muchos doctores consideran que el envejecimiento es una enfermedad”.

Al final Doña Chayito nos dice “yo lo único que les recomiendo es que ustedes siguieran tomando esto”…

Escarbando un poco más, se da uno cuenta que www.biojoven.com redirige la información y ventas al sitio www.eskiny.com en donde afirman que además de las bendiciones ya mencionadas, con el secretagogue 3×3 puedes “perder peso, recobrar tu color de cabello original, restaurar su vida sexual, tener más energía, restaurar masa muscular y fortalecer huesos, reducir presión sanguínea, reducir el colesterol, regenerar hígado, riñones y pulmones” y ofrecen varios testimonios de personas que supuestamente están contentas con el producto.

Afirman que su producto, cuyo precio es de $495 pesos (sin descuento el precio es de $625 pesos) por un frasco y $825 pesos por dos frascos “con el tercero de obsequio”, “libera la hormona del crecimiento” y que “el efecto que la HGH causa en el organismo es casi mágico pues afecta a casi todas las células del cuerpo, ayudando a regenerar la piel, huesos, corazón, pulmones, hígado y riñones, llevándolos a sus niveles de juventud y más”. Dicen además que “el fruto de las investigaciones es el SECRETAGOUGE 3X3 y SECRETAGOGUE K-28 una fórmula … que reúne muchos aminoácidos y precursores que actúan en sinergia y que estimula a la glándula pituitaria a recuperar su capacidad de liberación natural de HGH.” Continúa diciendo más adelante que sus dos productos utilizan “un complejo liberador de la hormona del crecimiento único y exclusivo, y un sistema de administración que permite que lo absorba el sistema digestivo, que lo transporte adecuadamente la sangre y produzca los efectos descritos”.

El sitio www.eskiny.com y www.biojoven.com son sitios de venta propiedad de Ventas Universal, S.A. de C.V. que a su vez es una de las 13 empresas del Corporativo REYVAL, cuyo presidente es el Ing. Rubén Reynaga, y se dedican principalmente a las ventas de multi-nivel. Sus oficinas están en Hermosillo, Sonora, pero sus comerciales se transmiten por televisión en todo América Latina.

El Secretagogue-3×3 supuestamente contiene 5 mg de Aislado de Péptido de Pituitaria Anterior, 10 mg de Arginina, 15 mg de GABA (Ácido-Gamma-AminoButírico), además de 1 mg de Ginkgo Biloba, 5 mg de Glicina, 5 mg de L-Glutamina, 5 mg de L-Tirosina, 5 mg de Lisina, 5 mg de Niacina, 5 mg de Ornitín, 5 mg de Piroglutamato, 15 mg de Selenio, 1 mg de Stevia, 10 mg de Vicia Fab Major (extracto de Haba), 33 UI de Beta Caroteno, 385 mcg de Piridoxina, 15 UI de d-alfa succenato tocoferol, y 5 mg de Zinc todo esto en una base de 7% de Alcohol, glicerina, proteína vegetal hidrolizada, saborizante de frambuesa, sorbato de potasio, y otros rastros más. El extracto de hierbas supuestamente contiene polen, agua desionizada, jengibre, inosina, octocosanol, mono-, oligo-, y poli-sacáridos farmacéuticos, y ginseng siberiano. En el sitio de www.jennytech.com indican que el Secretagogue-3×3 que por cada 30 ml contiene 12.5 nM de Citrato de Sodio, 0.10% de Paraben Metil, 1.01% de Paraben Propil, y un recombinado de Hormona Humana del Crecimiento de 18.75 mcg. Este rHGH pierde su potencia a razón del 1% mensual.

El producto se fabrica en Estados Unidos, quizá por Jenny Tech o alguna empresa similar, y es importado y comercializado en México y en el resto de la América Latina entre otros por la empresa del Ing. Reynaga. En los Estados Unidos el producto es considerado como “suplemento alimenticio” por no poder comprobar ningún beneficio medicinal ante la Administración Federal de Medicinas.

Lo que esta empresa mexicana está haciendo es un delito federal, es un fraude. Es ilegal y es un crímen defraudar de esta manera a los consumidores.

De hecho, la empresa norteamericana Neways International de Springville, Utah, recientemente se declaró culpable del delito de distribuir ilegalmente un producto que contenía hormona humana del crecimiento. El producto, llamado BioGevity, era pregonado como que tenía un efecto rejuvenecedor, incluyendo el tener la habilidad de “bajar el colesterol, bajar los triglicéridos, incremental los niveles de IGF-1, mejorar la frecuencia sexual, disminuir la aparición de arrugas, e incrementar la pérdida de grasa en el cuerpo”. El material promocional de Newdays también afirmaba que su atomizador oral era el equivalente a la HGH inyectable. Como parte del acuerdo con el gobierno, Neways accedió a pagar una fianza criminal de $500 mil dólares perder el derecho a $1,250,000 dólares que representaban las ganancias que tuvieron por haber vendido BioGevity desde Marzo de 1999 hasta Abril del 2000, cuando quitó la hormona de su fórmula. Neways vendió unos 100 mil frascos de BioGevity durante el tiempo que contenía HGH en el producto. La HGH no se puede vender sin prescripción médica en los Estados Unidos. Newways también es una compañía multi-nivel.

Lo siguiente es una traducción de un artículo originalmente publicado en www.quackwatch.com y que trata de manera muy entendible el tema:

Estafas de la Hormona del Crecimiento
Por Stephen Barrett, M.D.
Traducido de http://www.quackwatch.org/01QuackeryRelatedTopics/hgh.html
Última revisión y corrección el 5 de Mayo del 2003.

La hormona humana del crecimiento (o HGH por sus siglas en inglés) es una sustancia secretada por la glándula pituitaria que promueve el crecimiento durante la niñez y la adolescencia. La hormona del crecimiento actúa en el hígado y en otros tejidos para estimular la producción del factor de crecimiento I tipo insulina (IGF-I por sus siglas en inglés), que es responsable para los efectos promotores de crecimiento de la hormona del crecimiento y también refleja la cantidad producida. Los niveles de IGF-I circulante tienden a disminuir l envejecer la gente o al volverse obesa [1]. A muchos comerciantes les gustaría que tú creyeras que incrementando los niveles sanguíneos de HGH podrías reducir la grasa del cuerpo, construir músculo, mejorar tu vida sexual, la calidad de tu sueño, visión y memoria, restaurar el crecimiento de tu cabello y su color, reforzar el sistema inmune, normalizar el azúcar sanguíneo, incrementar energía, y “regresar el reloj biológico de tu cuerpo”. Este artículo rastrea la historia de estas afirmaciones y te dice por qué deberías descartarlas.

Comercializando “Hechos Memorables”

El impulso que populariza a la hormona del crecimiento comenzó hace unos 20 años con la publicación del libro “Life Extension: A Practical Scientific Approach” por Durk Pearson y Sandy Shaw [2]. La premisa central del libro fue que grandes cantidades de vitaminas, minerales, amino ácidos, y otras sustancias podían ayudar a la gente a añadir músculos, quemar grasa, y vivir mucho más tiempo. Aunque su consejo no tenía base científica [3,4], Pearson y Shaw hicieron cientos de apariciones en programas de entrevistas que incrementaron las ventas de las sustancias que ellos recomendaban.

Poco después de la publicación del libro, se afirmó que muchos productos amino ácidos causaban pérdida de peso durante la noche mediante el incremento de la liberación de la hormona del crecimiento. Los llamados “liberadores de hormona de crecimiento” fueron también comercializados a fisicoconstructivistas con afirmaciones de que les ayudaría a construir músculo. Tales afirmaciones son infundadas porque los amino ácidos tomados por la boca no estimulan la liberación de la hormona de crecimiento. Estas fórmulas están basadas principalmente en estudios mal interpretados de la arginina intravenosa, que puede incrementar los niveles de la HGH en la sangre por una hora más o menos. Tomándola por la boca no tiene tal efecto. La FTC (o Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos) [5-9], y el Departamento de Asuntos al Consumidor de la Ciudad de Nueva York [10] atacaron a algunas compañías que hacían afirmaciones de “liberación de la hormona del crecimiento”, pero estas acciones tuvieron muy poco efecto en el mercado general.

En 1990, The New England Journal of Medicine publicó un estudio que atrajo la atención de los medios en general. El estudio involucraba a 12 hombres, de edades que iban desde los 61 años hasta los 81, que estaban aparentemente saludables pero tenían los niveles de IGF-I debajo de aquellos encontrados en hombres jóvenes normales. Los 12 hombres recibieron inyecciones de hormonas del crecimiento tres veces a la semana durante seis meses y se compararon con 9 hombres que no recibieron ningún tratamiento. El tratamiento resultó en una disminución de tejido adiposo (grasa) e incremento en la masa muscular y densidad de la espina lumbar [11]. Una editorial que acompañaba (al artículo) advertía que algunos de los sujetos habían experimentado efectos secundarios y que los efectos a largo plazo de la administración de HGH a adultos saludables era desconocida. También advertía que las inyecciones de hormona eran caras y que el estudio no examinaba si los hombres quienes recibieron la hormona habían mejorado sustancialmente su fuerza muscular, movilidad, o calidad de vida [1].

A pesar del aviso, el estudio inspiró a muchos médicos excéntricos a comercializarse a sí mismos como “especialistas en anti-envejecimiento”. Muchos de tales médicos ofrecen pruebas caras que supuestamente determinan la “edad biológica” del paciente, la cual ellos prometen disminuir con caras inyecciones de hormona y suplementos alimenticios. En el 2001, el programa Dateline de la cadena televisora NBC mostró lo que sucedió cuando una mujer de 57 años de edad visitó una clínica Cenegenics en Las Vegas, Nevada, donde se sometió a $1,500 dólares de pruebas y se le ofreció una hormona y un programa suplemental de 40 píldoras diarias que costaría $1,500 dólares al mes. Se le dijo que aunque se le probó “una edad de 54″, sus niveles hormonales estaban “sub-óptimos” y que óptimo sería un nivel de 30 años de edad [12].

El artículo de 1990 también ayudó a estimular la formación de la American Association for Anti-Aging Medicine (A4M) y la especialidad médica no reconocida de “medicina anti-envejecimiento”. El grupo, fundado en 1993, afirma que sus 11,500 miembros de los cuales el 80% son médicos o especialistas en osteopatía [13]. Muchos exponentes en sus conferencias han hecho afirmaciones cuestionables de productos relativos a la HGH.

El Internet a agregado otra dimensión al comercio de la HGH. Miles de sitios Web y envíos “spam” están pregonando la hormona misma, supuestos liberadores de HGH, supuestos productos hormonales orales (que no pueden funcionar porque cualquier hormona sería digerida), y/o productos “homeopáticos HGH”.

Cautela Necesaria

La HGH es útil para tratar la deficiencia hormonal de crecimiento en niños y adultos y tiene otros usos probados (aprobados por la FDA o Administración Federal de Medicinas de los Estados Unidos) [11]. Pero la Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos ha advertido que el uso clínico de la hormona del crecimiento como tratamiento anti-envejecimiento o para pacientes con obesidad ordinaria no es recomendado [14].

Robert N. Butler, M.D., el notable gerontólogo quien fundó y dirige el International Longevity Center-USA ha advertido que la “así llamada medicina anti-envejecimiento es en su mayor parte un engaño. Simplemente no tenemos el equivalente de un brazalete de presión sanguínea para probar la edad”. Además agrega que:

Aunque los niveles de la hormona disminuyan con la edad, no se ha probado que tratar de mantener los niveles que existen en personas jóvenes es benéfico. Es concebible que los cambios relacionados con la edad hormonal puedan servir como marcadores útiles de edad fisiológica. Sin embargo, esto no ha sido todavía demostrado experimentalmente ni para humanos ni para animales. Aunque experimentos de reemplazo de hormonas han dado algunos resultados positivos (al menos a corto plazo), es claro que los efectos negativos secundarios también pueden ocurrir en la forma de un incrementado riesgo de cáncer, enfermedades cardiovasculares, y cambios en el comportamiento.

Podría incluso suceder que los bajos niveles de la hormona del crecimiento sean un indicador de salud. Los hallazgos indican que los ratones que sobreproducen hormonas de crecimiento viven solo un corto tiempo, sugiriendo que la deficiencia de la hormona del crecimiento por sí misma no causa envejecimiento acelerado, pero que lo opuesto también puede ser verdad…

Los doctores quienes afirman tener la habilidad para medir “biomarcadores de envejecimiento” y favorablemente afectarlos no tiene las bases científicas [15].

En Marzo del 2003, el New England Journal of Medicine tomó el paso sin precedente de denunciar el mal uso del artículo de 1990 de Rudman. El texto completo del artículo fue puesto en línea para que los lectores pudieran leer por sí mismos lo que realmente decía; y editoriales señalaron que los reportes subsecuentes no proveían razón para estar optimistas. Como fué notado por el Editor en Jefe Jeffrey M. Drazen, M.D.:

Aunque los hallazgos del estudio son biológicamente interesantes, la duración del tratamiento fue tan corta que era muy poco probable que sus efectos secundarios hubieran emergido, y fue claro que los resultados no fueron suficientes para servir como una base para recomendaciones de tratamiento… Por cierto, Mary Lee Vance de la Universidad de Virginia dijo en una editorial adjunta, “Como hay tantas preguntas sin respuesta sobre el uso de la hormona del crecimiento en los ancianos y en adultos con deficiencia de hormona del crecimiento, su uso general ahora o en el futuro inmediato no está justificado”. El Dr. Vance recapitula su punto de vista (el de la Dra. Lee Vance) en el estudio en esa edición del Diario, y queda fundamentalmente sin cambio…

Estamos especialmente preocupados porque los e-mails promocionales aparentemente están enviando a los lectores a nuestro sitio Web; el artículo de 1990 por Rudman y otros recibe más visitas en una semana que las que otros artículos de 1990 reciben en un año. Si la gente está siendo inducida a comprar un “liberador de hormona humana del crecimiento” en la base de investigación publicada en el Diario, están siendo desinformados. Para poder advertir a aquellos quienes visitan nuestro sitio Web por esta razón, este artículo Perspectiva y los comentarios del Dr. Vance de ahora en adelante aparecerán con el artículo por Rudman y otros cada vez que sea descargado [16].

Citando varios estudios de inyecciones de HGH en los cuales los efectos secundarios fueron significativos [17-19], Vance concluyó que:

Los estudios que siguieron al reporte de 1990 por Rudman y otros confirman los efectos de la hormona del crecimiento en la composición del cuerpo pero no muestran mejoría en su funcionamiento. En contraste, el entrenamiento en resistencia mejora la fuerza muscular y la función, indicando que el esfuerzo real es beneficial. No existe actualmente una medicación “mágica-veloz” que retarde o reverse el envejecimiento [20].

Acción Regulatoria

En Abril del 2003, Nature’s Youth, LLC, de Centerville, Massachussetts, voluntariamente destruyó aproximadamente 5,700 cajas de “Nature’s Youth HGH” con un valor aproximado en el mercado de $515,000 dólares. La destrucción tuvo lugar después de que la FDA notificó a la compañía que las afirmaciones hechas sobre el producto no eran confirmadas y por lo tanto ilegales. La compañía había afirmado que el producto, que describió como un liberador de hormona de crecimiento, incrementaba la producción cardiaca, e que incrementaba las funciones inmunes, y que era “la mejor defensa de tu cuerpo contra el envejecimiento” [21]. Cuando se les pidió confirmación, la compañía citó el reporte de 1990 por Rudman, el cual, como se nota arriba, no apoya tales afirmaciones. El promotor dirigente del producto había sido G. Gordon Liddy, un antiguo conspirador (en el caso) Watergate quien sirvió cinco años en prisión y ahora presenta un programa de entrevistas afiliado a 160 estaciones de radio. En el 2002, el sitio Web de Nature’s Youth transmitió un testimonial de parte de Liddy:

Seguido me preguntan por mi secreto para conservarme viril, vigoroso, potente y fecundo. El secreto es que, además de no fumar o tomar alcohol, ejercitarme y seguir una dieta baja en calorías, grasa y carnes rojas y alta en pescado, he estado tomando por algún tiempo un Liberador de la Hormona Humana del Crecimiento especialmente formulada para mí y hasta ahora no disponible al público. Ahora, bajo la marca de Nature’s Youth HGH, la fórmula exacta que yo he estado usando está disponible para ustedes. Mi secreto ha salido. El Nature’s Youth HGH es cómo yo me conservo “Listo para Ir y Listo para Lanzar! [21]

En Conclusión

Aunque los niveles de la hormona del crecimiento disminuyen con la edad, no ha sido probado que tratar de mantener los niveles que existen en personas jóvenes sea benéfico. Considerando el alto costo, los efectos secundarios significativos, y la falta de efectividad probada, las inyecciones de HGH parecen ser una inversión muy pobre. Los llamados “liberadores de la hormona del crecimiento”, las “hormonas del crecimiento” orales, y los productos “HGH homeopáticos” son falsos.

Referencias

Vance ML. Growth hormone for the elderly? New England Journal of Medicine 323:52-54, 1990.

Pearson D, Shaw S. Life Extension: A Practical Scientific Approach. New York: Warner Books, 1982.

Barrett S. Book Review: Life Extension: A Practical Scientific Approach. ACSH News and Views 4(5):14-15, 1983.

Yetiv J. Popular Nutritional Practices: A Scientific Appraisal. Toledo, Ohio: Popular Medicine Press, 1986, pp. 82-101.

Weider to pay at least $400,000 in consumer redress and research grants under Federal Trade Commission agreement. FTC News release, Aug 19, 1985.

Franchisor of food supplement stores prohibited from making false claims, under consent agreement with FTC. FTC News release, Jan 4, 1988.

General Nutrition Inc. agrees to pay $2.4 million civil penalty to settle charges it violated two previous FTC orders. FTC News release, April 28, 1994.

Nature’s Bounty to pay $250,000 redress as part of settlement with FTC over supplement claims. FTC News release, April 27, 1995.

3,044 victims of weight-loss clinics fraud case to get partial refunds, following FTC law enforcement action. FTC News release, April 10, 1997.

von Nostitz G and others. Magic muscle pills!! Health and fitness quackery in nutrition supplements. New York City Department of Consumer Affairs, 1992.

Rudman D and others. Effects of human growth hormone on men over 60 years old. New England Journal of Medicine 323:1-6, 1990.

Time in a bottle? Dateline NBC, March 6, 2001.

American Association of Clinical Endocrinologists Medical Guidelines for Clinical Practice for growth hormone use in adults and children — 2003 update. Endocrine Practice 9-65-76, 2003.

AACE guidelines support proper use of growth hormone replacement therapy. American Association of Clinical Endocrinologists news release, Sept 9, 1999.

Butler RN. Some notes on “anti-aging” programs. Quackwatch

Drazen JM. Inappropriate advertising of dietary supplements. New England Journal of Medicine 348:777-778, 2003.

Vance ML. Retrospective: Can growth hormone prevent aging? New England Journal of Medicine 348:779-780, 2003.

Blackman MR and others. Growth hormone and sex steroid administration in healthy aged women and men: a randomized controlled trial. JAMA 288:2282-2292, 2002.

Papadakis MA and others. Growth hormone replacement in older men improves body composition but not functional ability. Annals of Internal Medicine 124:708-716, 1996.

Taaffe DR and others. Effect of recombinant human growth hormone on the muscle strength response to resistance exercise in elderly men. Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism 79:1361-1366, 1994.

Misbranded dietary supplements destroyed. FDA news relesase, May 1, 2003.

Nature’s Youth Web site, accessed May 29, 2002.

Author: Lalo Márquez

Lalo Márquez, también conocido por “superflash” (por su profesión de fotógrafo), es el fundador de SobreNatural.NET y desde 2002 ha estado poniendo su granito de arena en el movimiento escéptico y más racientemente en el movimiento ateo.

Share This Post On

61 Comments

  1. ESTOY DEACUERDO CONTIGO EN QUE LAS HORMONAS DE CRECIMIENTO ORALES SON UNA ESTAFA PERO LA INYECTABLE ES 90% REAL EN SENTIDO DE RESULTADOS SEA PARA EL CRECIMIENTO ESTATURA, ENVEJECIMIENTO, MUSCULAR………… LA HORMONA DE CRECIMIENTO ES USADA POR ESTRELLAS COMO SILVESTER STALLONE EL CUAL USA MUCHAS UI AL DIA PARA MANTENERSE ASI DE VIGOROSO ASU INCREIBLE EDAD EL ES UNA MUESTRA DE CUERPO Y MENTE DE LO QUE PUEDE HACER UN BUEN TRATAMIENTO DE HORMONA PERO ORIGINAL INYECTABLE NO ESTUPIDECES COMO SECRETAGOGUE NI QUE OTRAS PORQUERIAS

  2. Si leen un poco acerca de la ACROMEGALIA, se daran cuenta que la hormona del crecimiento no sirve para conservar la juventud, algunos productos precursores podrian tener, multivitaminicos, aminoacidos y otras cosas que pueden ayudar a la salud en general, pero no forzozamente por medio de la HGH, y se pueden conseguir a menor predio

  3. que saben acerca de las hormonas de crecimiento humano q se vende en tacna (peru)sin receta medica ni nada por el estilo a personas de 18 a 25 años de edad es posible crecer a esa edad? de 5 a 15 cm ? quisiera q se investigue a ala empresa matrix si en verdad es una empresa veraz o son unos estafadores bueno gracias

  4. Lo que la hormona del crecimiento hace es: estimular y mejorar producción de nuestros propios sistemas de protección celular (antioxidantes) es por eso que cuando estamos jóvenes nuestro cuerpo no envejece, por que los antioxidantes nos protegen de el deterioro de los radicales libres, porque la polimerasa la enzima que reconstruye el ADN de las células en la mitosis puede repara daños que ha causado los radicales libres en el pasado, es por eso que cuando se consume hg en una edad adulta las células comienzan han regenerar y uno de los primeros signos es en la piel porque las células de la piel son unas de las que mas rápido se reconstruye, junto con las de los ojos, esto no quiere decir que la persona rejuvenezca solo con la hormona del crecimiento hay otros factores que si podrían rejuvenecer las células y es la enzima de la telomeras.
    lo que la hormona del crecimiento hace es permitir que el cuerpo regenere parcialmente algunas partes del cuerpo, pero también tiene que ver el estado mental de la persona porque es te proceso también es mental, el cerebro dirige, créame el cerebro lo dirige todo

  5. que me pueden decir del suplemento dhea lo estoy tomando hace un mes pero no e notado nada importante aunque puedo decir que si a aumentado mi energia y mi piel se nota mas hidratada, cuantos beneficios mas puedo tener?

  6. alguien me puede decir del suplemento dhea, lo estoy tomando hace un mes y e notado mas energia y mi piel mas hidratada, cuantos beneficios mas puedo esperar??

  7. Yo he estado inyectandome HGH durante mas de un año ylos cambios son realmente significativos. Estoy de acuerdo en que los precursres de la HGH son algo FALSO, para que cambie tu nivel de igf-1 hasta un punto estable, hay que al menos seguir el tratamiento 6 meses. Eso sin contar que cuides la horomna a su temperatura, la reconstruyas de forma apropiada, y asi no pierda sus cualidades, etc., sino no sirve de nada… Y cuidado con las falsificacines, que hay muchas… Muy buen artículo. Recomiendo una pagina muy buena que tiene 3 tipos de hormona, altamente recomendable:

    http://hghforsale.16mb.com

  8. me parece que lo que estas haciendo en revelar los fraudes es una informacion
    bastante valiosa para las personas que no tenemos acceso a esa informacio por
    ello gracias

  9. Gracias Leonor!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Secretagogue y hormona del crecimiento (HGH) fuente de jueventud el engaño. « Counterattack by Data Burst - [...] Más información en: Los fraudes de la hormona humana del crecimiento. [...]