La Opinión de un Famoso Astrónomo sobre los Ovnis

Traducido de http://www.csicop.org/si/9703/ufo.html

El astrónomo Alan Hale dice guiarse por tres principios básicos cuando se trata de creer en Ovnis y otros fenómenos paranormales, o casi cualquier cosa. Estos tres principios básicos son:

1). Las afirmaciones extraordinarias requieren evidencia extraordinaria.

El descubrimiento de que hay otros seres inteligentes en el universo (y como corolario, que la vida e inteligencia pueden y han evolucionado a otros lugares fuera de la Tierra) y que, mas aun, estos seres están visitando la Tierra más o menos regularmente en una nave espacial que parece desafiar las leyes físicas como nosotros las conocemos, sería indiscutiblemente el descubrimiento más grandioso en la historia de la ciencia, y sobre todo, definitivamente sería una afirmación extraordinaria. Por eso, de manera que para que yo lo acepte, ¿qué evidencia tiene que haber? Por una parte, los mismos extraterrestres. No una historia donde alguien dice que alguien dice que alguien dice que vió
extraterrestres, sino los mismos extraterrestres físicamente, donde yo y otros científicos competentes y de confianza podamos estudiarlos y comunicarnos con ellos. Me gustaría examinar su nave espacial y aprender los principios físicos bajo los cuales opera. Me gustaría ir a pasear en esa nave. Me gustaría ver las cartas y ver de donde vienen. Me gustaría conocer las condiciones astronómicas, físicas, químicas y biológicas de su mundo y su sistema solar, y cómo se comparan y contrastan con los nuestros. Si es posible, me gustaría visitar su mundo, y cualquier otro mundo que pudiera haber dentro de su esfera de influencia. En otras palabras, quiero a los extraterrestres visibles frente a mí, donde no pueda haber duda razonable sobre su existencia. Las historias sobre “luces” o “cosas” en el cielo no me impresionan, especialmente cuando tales reportes vienen de gente que no tiene idea del vasto conjunto de fenómenos naturales y hechos por el hombre que son visibles en el cielo si uno solo tuviera el tiempo de mirar.

2). La responsabilidad de la prueba recae en el que hace la afirmación.

Si haces una afirmación extraordinaria, el peso de la responsabilidad cae en ti de producir la evidencia extraordinaria para probar que estas en lo correcto. No es mi responsabilidad probar que estas equivocado. Además, debes probar tu caso proveyendo evidencia directa. No puedes probarlo con solo eliminar algunas explicaciones fallidas y gritar “Bueno, entonces que otra cosa puede ser???”

3). La Navaja de Occam: Si uno es confrontado con una serie de fenómenos para los cuales existe mas de una explicación viable, uno debe escoger la explicación más simple que concuerde con los hechos observados.

Es innegable el hecho de que mucha gente ha visto, o al menos afirma haber visto, objetos en el cielo y en el suelo para los que no tienen explicación. Pero también es innegable el hecho de que la gente puede cometer errores respecto a sus observaciones. Es innegable el hecho de que los reportes pueden venir de gente quien no sabe de los varios fenómenos que son visibles en el cielo y de gente que no esta equipada o entrenada en hacer observaciones científicas. Es innegable el hecho de que las expectativas y las nociones preconcebidas de una persona puedan afectar sus observaciones. Es innegable el hecho de que algunas personas mienten o crean engaños por cualquiera de las varias razones. Tomando juntos estos hechos innegables, la simple explicación -a mi juicio- para el fenómeno OVNI es que cada reporte es o un engaño o un error de algún tipo. Si esta explicación es incorrecta, entonces tienes que incrementar la esfera de hechos innegables, y para esto, regresa a los puntos 1) y 2) arriba mencionados.

Para mí, es extremadamente posible que la vida haya comenzado y evolucionado en otras partes del universo, y bastante posible en un gran numero de lugares. también me parece mas bien posible que, en alguno de esos lugares, la evolución haya creado una especie inteligente la cual haya desarrollado tecnología mucho mas avanzada que la nuestra y la cual pueda ser capaz de viajes espaciales interestelares. A pesar de las distancias increíbles entre las estrellas, y a pesar de la vasta dispersión en los estados evolucionistas que deben existir al rededor de la esfera de razas que han logrado algún tipo de conciencia, es posible -aunque para mi, extremadamente difícil- que uno o mas de estas razas haya visitado la Tierra con el pasado relativamente reciente. Por eso, me sentiría sincera y absolutamente asombrado si cualquiera de tales visitas hubiera tenido lugar. Nadie estaría mas feliz que yo de conocer y conversar con estos seres y, me atrevo a decir, que hay muy poca gente que este mejor preparada intelectual y emocionalmente para tratar con este prospecto si llegara a ocurrir. Pero de nuevo, quiero evidencia directa de su existencia, quiero a los mismos extraterrestres. No quiero escuchar historias de alguna “cosa” que alguna persona en alguno lugar pudo haber visto.

Como astrónomo amateur de toda mi vida, como astrónomo profesional, como alguien quien lee incontables historias de ciencia ficción y ensayos científicos, yo he dedicado mi vida a descubrir los secretos del universo y a empujar a la humanidad y al conocimiento de la humanidad mas allá dentro del espacio como he podido. (Esta es mí razón para afirma que hay muy poca gente en el mundo que puedan estar mejores preparados de lo que yo estoy para presentarse con una raza extraterrestre; si hay cualquier humano quien pueda entrevistarse con seres extraterrestres, seria alguien como yo). Al mismo tiempo, sospecho que difícilmente haya alguien quien observe y estudie el cielo mas de lo que yo lo hago, y aunque yo he estado casi continuamente observando el cielo durante casi toda mi vida, todavía no he visto un solo objeto para el cual no haya una explicación prosaica. He visto una diversidad increíble de fenómenos como: bolas de fuego, lanzamientos de cohetes, re-entradas de satélites, cometas, auroras, aviones brillantes, novas, satélites orbitando, experimentos ionosféricos, globos de gran altitud — todos los cuales han sido reportados como “Ovnis” por testigos desinformados. Si de verdad hay naves espaciales extraterrestres volando alrededor de la Tierra con la frecuencia que los devotos de Ovnis afirman, entonces debo preguntar como es que yo no he visto jamás algo que aunque sea remotamente se asemeje a tal objeto, mientras al mismo tiempo he podido lograr ver todos estos otros varios tipos de fenómenos.

En resumen, yo considero posible que haya razas avanzadas de extraterrestres en algún lugar “allá afuera”, y permanezco abierto a la posibilidad de que, tan difícilmente como pueda parecer, una o mas de tales razas puedan estar visitando la Tierra. Pero si es así, ¿donde están? Y si poseen la tecnología capaz de viajar distancias interestelares, entonces están mucho mas avanzados que nosotros y por lo tanto no hay razón de temernos. Si desearan esconderse de nosotros, lo harían tan fácilmente. Si no desearan hacerlo, entonces no tendrían que jugar con nosotros y mostrarse a solo unos cuantos individuos sin conocimientos. Déjenlos revelarse a la humanidad entera, a nuestros científicos, y a mi.

Sobre el Autor:

El astrónomo Alan Hale es el co-descubridor del Cometa Hale-Bopp y director del Southwest Institute for Space Research, Cloudcroft, NM 883317.

Author: Lalo Márquez

Share This Post On