Sobre el fantástico OVNI

Sobre lo relativamente fácil que es trucar videos.


Artículo aparecido en la revista PC Semanal en 1999 escrito por Manuel López Mecilone






PC Semanal, 23 de agosto 1999 v15 i369 p18
Sobre el fantástico OVNI. Manuel López Micelone.
About the fantastic UFO.

 En el artículo anterior conté una historia sobre un vídeo que recibí en las puertas de mi casa, de autor desconocido. Mencioné una carta en la que, parece ser, la idea del autor de la cinta era demostrarme que debía convertirme de escéptico a creyente, pues la prueba videofilmada de un platillo volando en los cielos de nuestra ciudad era poco menos que evidente e irrefutable. Pero, ¿lo es? Las imágenes parecen convencernos de esta historia.

Desafortunadamente, para los creyentes del fenómeno OVNI, imágenes presentadas son meramente un efecto de video, realizado por Pepe Kuri y la gente de Computer Graphics (Alvaro Obregón 151-102, colonia Roma Sur. Teléfono: 5533-0126, [email protected]).

El fragmento es parte del demo reel que presentó esta compañía en la junta mensual de Siggraph Capitulo Profesional México, hace un par de meses. Dicho en otras palabras, Kuri muestra en su cinta las diferentes posibilidades en el campo de las animaciones computarizadas y de efectos de video. De hecho, su empresa hace anuncios comerciales para la televisión, lo cual muestra además que es un profesional calificado que ha pasado las más rigurosas pruebas; es decir, sus producciones han estado ya en los medios electrónicos y, de hecho, si no me equivoco, esta empresa vive de ello, precisamente.

Quiero disculparme si alguien se sintió engañado por lo que dije en el artículo pasado. La idea era demostrar lo fácil que puede ser burlar a la gente, porque normalmente quienes creen en estas cosas están dispuestos a aceptar cualquier clase de evidencia por más que ésta sea de dudosa procedencia.

El mago Randi, por ejemplo, instruyó a un par de jóvenes para que hicieran ciertos trucos específicos (como doblar cucharas, adivinar dibujos escondidos en sobres, etcétera) y los mandó a ciertos institutos científicos, con el objetivo de que les hiciesen pruebas sobre sus supuestos poderes extrasensoriales. Para ello,

Randi les dijo que, si les preguntaban a los jóvenes si lo que hacían eran trucos, tenían que contestar inmediatamente que sí, que todo era un truco y que el mago mencionado los había mandado para este fin. Para sorpresa del mismo Randi, los investigadores jamás cuestionaron lo obvio.

Sin embargo, regresando al platillo volador mostrado en el artículo pasado, ¿cómo es que se hizo? El efecto es sin duda notable y la técnica empleada se llama rotoscopía. Considere que muchos efectos digitales se hacen utilizando la pantalla azul (o verde). Episodio I y La Guerra de las Galaxias, por ejemplo, están llenas de tales efectos. No obstante, tal técnica es obsoleta para algunas aplicaciones en particulan

Normalmente, cuando se usan este tipo de efectos, los actores trabajan sobre un fondo verde o azul y tienen que imaginar lo que se supone hay alrededor de ellos. Mediante la rotoscopía, los actores se desarrollan en un set mucho más realista y, después, a través de la técnica mencionada, separarlos del fondo para la aplicación de la que se esté hablando.

Pues, bien, la rotoscopía es un tipo especial de efecto, mismo que se usa para combinar acción en vivo con animación digital. Ejemplos de esto pueden verse en las películas de Disney (Mary Poppins, si mal no recuerdo, en la que se combinan animaciones típicas de esta empresa con lo que hacen los personajes reales).

Nótese que, actualmente, casi todas las composiciones de vídeo se llevan a cabo digitalmente y, así, la rotoscopía es más fácil que nunca. Una estación de trabajo y las herramientas de software ad hoc son todo lo que se necesita para dichas labores. Matador Paint, Flame, Cineon, Domino y Roto Hammerhead son algunos programas que sirven para hacer este tipo de efectos [1].

Ahora, bien, el demo reel de Kuri presenta otro fragmento de video realizado con esta técnica. Se trata de unos robots caminando por una calle de la ciudad de México. Imágenes de esto se encuentran también disponibles en www.pcsemanal.com.mx (rendereadas amablemente por el mismo Pepe Kuri, lo cual agradezco desde aqui).

Notará, entonces, las posibilidades que la rotoscopía permite y, además, que es claro que nadie creerá que efec- tivamente había robots caminando por la ciudad de México, ¿verdad? La moraleja de este cuento es muy sencilla: no se puede creer a pie juntillas nada, incluso aquello que está en vídeo, porque éste pudo haber sido manipulado.

Cabe decir que no necesariamente todas las videocintas que muestran OVNI en los cielos son efectos especiales. Tampoco esto significa que existan semejantes objetos en el cielo. Lo que aquí importa es que toda información que nos llegue debe ponerse en tela de juicio y no creer ciegamente en lo que se nos dice. De esta manera, uno tendrá, así, elementos para hacerse de su propio criterio y llegar a las respectivas conclusiones.

 

Author: Lalo Márquez

Share This Post On