Marte y el momento de la enseñanza

Estamos de regreso en Marte con las rovers Spirit y Opportunity recorriendo su superficie y capturando al público en la búsqueda por evidencias de agua. Desde arriba, los orbitadores sacan imágenes de la superficie con detalles exquisitos. La gente en todo el mundo están pendientes de Marte – hasta puede ser visto fácilmente en el cielo de las tardes a simple vista. Todo esto hace que Marte sea el punto de enfoque para la enseñanza científica como parte de los eventos actuales y para tratar con pretensiones seudo científicas acerca de Marte.Es un buen momento para pensamientos críticos en las aulas de clases. Con las observaciones que se están haciendo por los orbitadores de Marte, los estudiantes y los profesores, pueden hacer sus comentarios respecto de “la cara sobre Marte”. En una repetición de una columna anterior, ya ofrecí mi pensamiento sobre esta “cara”. Hoy, como la NASA considera a Marte como el pasado y la casa futura para la vida, la consideración crítica de la “cara” continúa siendo algo relevante.

A finales de Marzo del 2002, el equipo de educación del Instituto SETI estuvo en la reunión de la Asociación Nacional de Profesores de Ciencia en San Diego, CA junto con alrededor de otros 14,000 profesores de ciencias. Es bueno que estas reuniones de la NSTA coincidan con el paro de primavera, o de lo contrario no se enseñaría ciencia en las escuelas de los EE UU durante esa semana cada primavera. Tuve una larga conversación con un profesor de ciencias de secundaria acerca de cómo enseñar ciencia en un mundo donde sus estudiantes están continuamente expuestos a seudo ciencia o hasta a ciencia fraudulenta – el tipo de cosas que aprenden por ver la televisión y leer el periodismo sensacionalista. ¿Qué es lo que piensan que es real? La cara de Marte, las autopsias de alienígenas, el Área 51 en el desierto de Nevada como área de almacén alienígena, los “no-descensos” en la Luna, OVNI’s, secuestros de alienígenas – estos son todos los granos a discutir de las grandes historias y especulaciones en los medios comunicativos. Es muy fácil para chicos sin crítica ( y para algunos adultos también) el “creer” las “evidencias” de seres extraterrestres y los encuentros cuando todo ello va cuidadosamente envuelto por los creativos productores de televisión quienes manipulan los programas dramáticos enseñando estos eventos con actores muy bien entrenados y escenarios bien elaborados. Por supuesto, estos son los mismos tipos que nos traen películas con excelentes escenas de ciencia-ficción que TODOS sabemos que son para entretenimiento, no para educación científica – o al menos yo así lo pienso.

Los relatos de seudo ciencia son filmados cuidadosamente y narrados profesionalmente para la televisión como “documentales” acerca de misterios o eventos inexplicables. Todos ellos tienden a convencer al público de que los alienígenas han estado aquí o cerca de la Luna o Marte y que toda la “evidencia” está siendo encubierta por una gran conspiración de gente poco alegre dentro del gobierno, universidades y organismos de investigación. Gente como yo. Negando, proporcionando explicaciones alternas, o criticando la “evidencia” simplemente es prueba de que no existe nada oculto.

Cerca del 50% del público Americano cree que los OVNI’s son reales, y lo que quieren dar a entender por “reales” es que los OVNI’s están pilotados por extraterrestres de algún mundo distante, no terrícolas de la base aérea local o actores de Hollywood disfrazados. Piensen en eso y después consideren lo que es enseñar ciencias del espacio y astronomía en este contexto social.

Tomemos la cara de Marte. La primera foto de esta accidentada meseta fue tomada por el Orbitador Viking y dada a conocer al público por la NASA el 31 de Julio de 1976.




¿Qué es lo que dijo la NASA acerca de la fotografía?

‘Encabezado del Comunicado de Prensa P-17384 del JPL Viking
Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio
Viking New Center Viking 1-61
Pasadena, CAP-17384 (35A72)
Julio 31, 1976
Esta foto es una de muchas tomadas en las latitudes del norte de Marte por el Orbitador Viking 1 en su búsqueda para un lugar de descenso de la Viking 2.

La foto muestra formas del suelo tipo mesetas erosionadas. La gran formación rocosa en el centro, que asemeja a una cara humana, está formada por sombras que dan la impresión de ojos, nariz y boca. Esta particularidad tiene 1.5 kilómetros de ancho con un ángulo solar a aproximadamente 20 grados. La apariencia pecosa de la imagen se debe a errores de los bits, más enfatizados por el agrandamiento de la foto. La imagen fue tomada el 25 de Julio desde una distancia de 1873 kilómetros (1162 millas). El Viking 2 llegará a órbita marciana el próximo sábado (7 de Agosto) con un descenso programado para principios de Septiembre”.

Es una imagen que intriga y ciertamente parece como una cara. De hecho, desde entonces, esta “cara” sobre Marte ha inspirado una gran cantidad de libros y grupos de verdaderos creyentes que ahora encuentran “evidencia” de una “Pirámide” y de una “ciudad Inca” por igual – todo, por supuesto, fotografiado por el Viking pero ocultado por los responsables de la NASA. Noten que todas las publicaciones ayudan al bolsillo de estos tipos creadores de libros, artículos e historias de fantasía acerca de la “cara”.

Ahora imagínese que es un profesor de ciencias con una aula llena de estudiantes de 15 años quienes creen en las informaciones de la televisión sobre la imagen de la cara sobre Marte, autopsias a extraterrestres, etc., etc., y usted está enseñando su unidad de enseñanza sobre el espacio y astronomía. Una cuidadosa excursión a través de las características de los planetas y sus lunas les interesa a sus alumnos – en la mancha roja en Júpiter cabrían por lo menos tres Tierras, un hecho real – pero no les llega. La cara de Marte si. Y esto es lo que yo discutí con el maestro de ciencias en la NSTA.

La cara de Marte es un momento de la enseñanza. Conviertan a sus estudiantes en científicos. Presenten la evidencia para que los estudiantes la consideren. Hay una foto del Viking, tomada en 1976 y las fotos del Mars Global Surveyor (MGS) tomadas unos 25 años después. Pregunten a los estudiantes que es lo que ven en la foto de 1976 – como cualquier otro, verán una cara. Yo también veo una cara en esa foto. Los humanos interactúan con el mundo natural organizando las percepciones hacia formas reconocibles. ¿Quién no ha observado las nubes en un día de verano y “visto” caballos, dragones, bellas mujeres, hombres, barcos y muchas cosas más? A principios del siglo pasado, el astrónomo Lowell, estaba convencido de que veía canales en Marte a través de su telescopio en Arizona. Subsecuentemente otros observadores y fotos de Marte demostraron que su mente estaba “conectando” rasgos partidos con líneas, los canales, pero todo estaba en su mente no en Marte. Nosotros los humanos, somos buscadores de patrones y propensos a ver formas familiares en lugares extraños nos ayuda a organizar nuestras percepciones del mundo natural. Había una formación rocosa cerca de la casa de mi infancia en las montañas de Sierra Nevada que se parecía a un oso, pero yo nunca pensé que había sido esculpido por algún ser extraterrestre para hacerme meditar sobre los osos o creer en seres desconocidos. Yo entendí que se trataba de granito mellado y el hecho de que se pareciese a un oso era una coincidencia. Además tenía que pararme en el lugar adecuado para ver al oso, de otra forma, solamente parecía el pico de una montaña. Al igual que el oso, para ver la cara de Marte, hay que “pararse” en el lugar apropiado y en el momento correcto del día. ,

Movámonos hacia delante un par de décadas. Hemos regresado a Marte. Tenemos nuevas imágenes de alta resolución de la misma meseta tomada por el MGS y publicadas en la web por Malin Space Science Systems, los diseñadores y constructores de la cámara a bordo del MGS. Estas son vistas detalladas, nuevas, incluyendo vistas desde diferentes lugares y a diferentes horas del día. Los nuevos datos de la MGS procesados para obtener los detalles sobre la planicie y una clara explicación por cómo los científicos logran este trabajo ayuda a los estudiantes a entender que no hay nada encubierto. Es más como un descubrimiento para convertir los datos crudos en nuevas imágenes. Existen películas que nos permiten volar alrededor de la “cara” y ver en terreno por nosotros mismos. Envíen ahí a sus estudiantes en busca de evidencia. ¿Cómo se ve la meseta si la miramos más de cerca y más claramente?

Decidan ustedes:




Las sombras arrojadas por el bajo ángulo solar en 1976 crearon una encantadora ilusión – una cara gigante en la meseta de Marte. Las nuevas imágenes tomadas por la MGS nos desvelan la “cara” como una meseta rocosa, una de las muchas en la región Cydonia de Marte. Se parece a muchas mesetas en la región oeste de los Estados Unidos. De hecho, se parece a otras mesetas en la misma región de Marte – similar en tamaño, dimensión y altura. Es una característica común en Marte, no una pieza gigantesca de trabajo artístico dejada ahí para ponderar si los artistas alienígenas que la esculpieron a gran escala habían visitado Marte. Pero, no les pidan a los estudiantes que “crean” en la ciencia, provéales la evidencia y permítales a ellos considerar críticamente lo que ahora conocemos acerca de la “cara” sobre Marte. Deles a ellos la misma oportunidad que se les dio a los científicos espaciales que tomaron las imágenes con el Viking y con el MGS.

Finalmente, pregúntese a sí mismo y a sus estudiantes cuanto dinero han logrado hacer y continúan haciendo los creadores por vender temas y películas seudo científicas al crédulo público. Esa discusión puede revelarnos porqué “la cara de Marte” es tan tenaz.





Izquierda a derecha: Viking 1 de 1976, Mars Global Survey (MGS) de 1998,
y MGS de Abril 2001 (blanco y negro invertidos).

 

Por Edna DeVore – Encargada de Comunicaciones al Público
Fecha original : 2004-05-06
Traducción Astroseti : 2004-05-07

Traductor : Liberto Brun Compte
Artículo original en inglés
 EDNA


Fuente: http://seti.astroseti.org/instituto/articulo.php?num=826

Author: Lalo Márquez

Share This Post On