Las propuestas esotéricas invaden la Feria del Libro

Buenos Aires.- Desde “El Centro de la Cábala”, que ofrece un “shopping para tu alma”; el Christian Science y su best seller “Ciencia y Salud con clave de las escrituras”, hasta propuestas más esotéricas, sostenidas por el poder de runas, piedras y gemas, estatuillas chinas o el Feng Shui, las ofertas sanadoras del alma y del cuerpo se multiplican en cada edición de la Feria del Libro.

En “The Kabbalah Centre”, una señora muy amable, que no quiere dar su nombre, explica una tabla instalada en una de las paredes del stand que trabaja secuencias de letras hebreas sobre los 72 nombres de Dios.

También allí venden piedras, con los nombres de Dios y libros sobre la cábala y sus diversas interpretaciones. Un folleto que se entrega a los visitantes la describe como el movimiento espiritual de mayor crecimiento en la historia. “Millones de personas lo escogieron. Ahora tú también puedes hacerlo”, invitan.

Otra señora, Mariana Bendit, en el stand de Christian Science, promociona la que hoy es la tercera religión de los Estados Unidos. “No deje de poner este dato -recomienda a la cronista- ya que aquí en la Argentina tenemos muchas iglesias con sus salas de lectura”.
Las bibliotecas gratuitas ofrecen principalmente el libro de Mary Baker Eddy, la fundadora de esta religión en 1879, y la Biblia “para tener un contacto directo con Dios; sin intermediarios; porque esta religión sanadora es impersonal”, subraya Bendit. En el stand de Devás las propuestas esotéricas son variadas; así es como sobre una pared un folleto difunde la próxima llegada a la Argentina de dos discípulos de Sathya Sai Baba, mientras una imagen del gurú lleva impresa la siguiente frase: “Yo he venido a encender la lámpara del amor en vuestros corazones”.

En las vitrinas se exhibe un texto sobre “Runas. El oráculo del camino interior”, junto a cartas del tarot. Y la gente hojea un libro, ya ajado de tanta consulta, “Tantra para parejas audaces”, de Rajni Sivaramayya, que desde su portada anuncia: “Hacia un placer sexual sin inhibiciones ni fronteras”.

Y se apilan las almohadillas de lavanda, al lado de “Cómo estar bien. El poder sanador de armonizarse”, de Jackyn Stein Henderson, o “Despertar a uno mismo la terapéutica creativa para animarse al cambio”, de Gabriel B. Choqlin.
Arriba de un estante, hay piedras de todos los colores: fluorita rosada, cuarzo rosa y turmaliza negra, entre otras. Todas tienen poderes sanadores, según aseguraron los encargados de los stands. A esto hay que agregar las estatuillas chinas, los dragones, distintos objetos con los signos del Ying y el Yang y todo acerca del Feng Shui. (Télam)


Fuente: http://www.lagaceta.com.ar/vernota.asp?id_seccion=8&seccion=&id_nota=74207

Author: Lalo Márquez

Share This Post On