Científicos de EEUU se unen para defender las teorías de Darwin

POLEMICA EN EL AMBITO EDUCATIVO NORTEAMERICANO

  •  Intentan frenar el auge y el impacto en las aulas de la tesis del ´diseño inteligente´
  •  Algunas escuelas enseñan que sólo Dios puede haber creado el universo
  • IDOYA NOAIN















    Alumnos de 11 y 12 años rezan antes de comenzar las clases, en Wisconsin (EEUU).
     
     


    El sempiterno debate entre ciencia y religión en el permeable mundo de la educación se aviva en EEUU. Los últimos en involucrase activamente han sido los científicos del Centro Nacional para la Educación Científica y del Museo de Paleontología de la Universidad de Berkeley, en California, que han creado una página web para guiar a profesores en la enseñanza de la teoría de la evolución (evolution.berkeley.edu).


    La decisión de los científicos es una clara respuesta al auge en el país de las tesis que cuestionan por motivos religiosos y sin pruebas la teoría de Charles Darwin. El poder de los grupos que defienden esas tesis se ha demostrado después que autoridades escolares de diversos estados hayan decidido incluir las tesis inspiradas en creencias en los programas educativos pese a que la totalidad de la comunidad científica acepta la teoría de la evolución.




    LECCIONES OPCIONALES


    En Ohio, por ejemplo, el Consejo de Educación aprobó en marzo incluir en el plan de estudios un conjunto de lecciones opcionales agrupadas bajo el título Análisis crítico de la evolución. En el estado de Georgia los tribunales debaten si es legal la decisión de las autoridades escolares de incluir en los libros de texto un aviso que afirma que “la evolución es una teoría, no un hecho”. Y además, se ha propuesto eliminar la palabra evolución de todo el sistema escolar.


    “Vimos que necesitábamos poner más recursos en manos de los profesores y surgió la idea de usar internet”, explicó David Lindberg, director del departamento de Biología de Berkeley. La web se ha creado con una beca de casi 400.000 euros de la Fundación Nacional de Ciencia y el Instituto Médico Howard Hughes ha donado 310.000 euros para versiones para estudiantes y ciudadanos.


    Además de un curso básico sobre los métodos científicos y los mecanismos de la evolución, la web ofrece a los profesores respuestas ante las “malinterpretaciones” y los obstáculos que pueden encontrar al explicar la teoría. Entre ellos, por ejemplo, se cita la posibilidad de que un estudiante pregunte a un maestro si “cree” en la evolución. La respuesta que sugiere la web es la siguiente: “No, acepto el hecho de que la tierra es muy antigua y la vida ha cambiado a lo largo de miles de millones de años, porque eso es lo que las pruebas nos dicen. La ciencia no se basa en creencias, sino en conclusiones basadas en pruebas”.


    Normalmente la tesis religiosa que más impacto había tenido en EEUU era la del creacionismo, que se guía literalmente por el Génesis y la Biblia y afirma que Dios creo a los seres vivos. En los últimos años, sin embargo, ha cobrado gran auge la tesis del “diseño inteligente”, según la cual sólo una inteligencia superior desconocida puede ser responsable de la creación del universo y de organismos tan complejos. El apoyo de varios científicos a esta tesis es lo que les ha hecho ganar poder. Y sus defensores también han buscado el apoyo de los tribunales.


    Fuente: http://www.redaragon.com/noticias/noticia.asp?pkid=112632

    Author: Lalo Márquez

    Share This Post On