La teología ve compatible la vida extraterrestre con Dios

La teología considera compatible la existencia de vida extraterrestre con la doctrina que contiene la Biblia, según afirmó ayer el teólogo Vicente Cháfer.

Según su teoría, “sería un delirio de grandeza pensar que estamos solos en el universo” y añade que la Biblia ya “habla de otros mundos habitados, pero no los explica porque se centra en hablar de la vida terrenal”.


Cháfer adapta la doctrina católica a los descubrimientos espaciales y científicos relacionados con el universo y reconoce la existencia de “más de 200.000 galaxias, cada una de las cuales contiene más de 100.000 millones de soles. Somos una mota de polvo en la inmensidad”, dice.



MATEMATICAS


Por un cálculo de probabilidades es más acertado pensar que sí existe vida en otros planetas que afirmar lo contrario, pero hasta ahora lo más parecido a una evidencia que permita sustentar esa hipótesis son los avistamientos de ovnis. Cháfer indica que una civilización tan avanzada que dispone de naves que permiten recorrer las distancias intergalácticas (sólo la estrella más cercana a nuestro sistema está a cuatro años viajando a la velocidad de la luz –300.000 kilómetros por segundo–), “no se tomaría una molestia como ésa sólo para acercarse, crearnos incertidumbre y desaparecer sin más”. Además, y siempre según su versión, el diablo y el pecado están confinados en la Tierra, mientras que el resto de los planetas estarían libres de él, tal y como señala la Biblia, por lo que esos seres no tendrían ningún interés en entrar en contacto con nosotros “para infectarse”.


Por estos motivos, Cháfer concluye que la mayor parte de los avistamientos y apariciones son falsas, y sólo un 20 por ciento merece algún crédito, pero afirma tajante que en cualquier caso esos seres no procederían de otro planeta, sino que su existencia se justificaría más creyendo en la figura del diablo, que los crea “para que tengamos la esperanza ovni para llevarnos a otros mundos no contaminados en lugar de creer en la palabra de Cristo”.


El teólogo está convencido de que las almas puras que ahora están en el cielo católico regresarán a la Tierra cuando el planeta se libere de la presencia del pecado y del diablo, “que ya no tiene acceso a otros planetas”.


Fuente: http://www.eladelanto.com/noticias/noticia.asp?pkid=113653

Author: Lalo Márquez

Share This Post On