Un encuentro de planetas

Cinco planetas se alinean de forma única en el cielo nocturno durante dos semanas.


  De vez en cuando, con una frecuencia de algunos años, algo maravilloso ocurre: los cinco planetas visibles al ojo desnudo aparecen en el cielo nocturno al mismo tiempo. Usted puede salir de su casa al atardecer, y sin necesidad de un telescopio, ver a Mercurio, Venus, Marte, Saturno y Júpiter.


  Esta es una de esas ocasiones

El espectáculo comenzó el 22
 
Desde tiempos remotos, estos planetas han intrigado e inspirado a los espectadores de todo el mundo, pero sólo esporádicamente sus órbitas coinciden en el mismo lado del Sol.


  Cuando esto sucede, los planetas se juntan cruzando los cielos matinales o vespertinos en función de qué lado del Sol transiten. Mucho más raros son los alineamientos de los planetas en los que los cinco se juntan en un pequeño rincón del cielo.


  Ese alineamiento cambia levemente en función de la latitud del hemisferio norte desde el que se mire, pero es prácticamente la misma. El día 29, el orden en la “flecha” cambiará, y el más cercano al horizonte, también por el oeste aunque más hacia el norte, será Mercurio, luego Venus, Marte, Saturno, la Luna y Júpiter. Para divisarlos, hay que mirar media hora después de la puesta del Sol en sentido ascendente y en dirección oeste.


  Sólo se necesita tener una amplia y nítida visión del cielo, libre de edificios y luces brillantes. Para poder distinguir a los planetas de las estrellas hay que fijarse en los cuerpos brillantes y que no parpadeen. Además, la Luna en cuarto creciente irá desplazándose hacia cada planeta según se observa desde la Tierra hasta el 2 de abril. Y, con pequeño telescopio se podrán observar los anillos de Saturno y los cuatro satélites de Júpiter.


  Encuentre un lugar donde pueda usted ver el horizonte en dirección oeste, y antes de que el cielo se oscurezca por completo, comience a buscar a Mercurio. Es esa “brillante estrella” que aparece contra el brillo rosáceo del Sol al ocultarse. ¿No puede encontrarlo? Use a la Luna como guía. El 22 de marzo, Mercurio se hallaba justo debajo de la Luna creciente. ¡Muy simple!


  Ahora, desde Mercurio trace una línea imaginaria hacia arriba. Verá usted, en orden de aparición, a la brillante Venus, al más tenue Marte y a Saturno, de color amarillo. A su espalda se encuentra Júpiter, más brillante que todos los otros, con excepción de Venus.


  Venus es, de hecho, increíblemente brillante. Será el primer objeto que usted note al salir de casa. Muchas personas confunden a la cegadora Venus con un OVNI o con un aeroplano, pero si usted observa por unos momentos, verá que no se mueve ni titila como lo haría un avión o un OVNI. Es una planeta.


  Después del 24 de marzo, mire de nuevo hacia el oeste. Mercurio se hallará un poco más arriba, y será por tanto más fácil de encontrar. Trace la misma línea imaginaria hacia arriba pasando por Venus y la Luna (un par realmente llamativo), Marte, Saturno y, detrás de sus espaldas, Júpiter.


  Para entonces ya habrá notado que Marte no es tan fácil de encontrar. Aunque tan brillante como una estrella de segunda magnitud, es el más tenue de los cinco planetas. El 25 de marzo, sin embargo, usted no podrá perderse a Marte, porque estará justo al lado de la Luna. Estos dos astros estarán aún más cerca uno del otro de lo que estaban la Luna y Venus la noche anterior.


  El espectáculo continúa el 28 de marzo cuando la Luna se desliza al lado de Saturno, el 29 de marzo cuando Mercurio alcanza su punto más alto en el cielo nocturno, y el 2 de abril cuando la Luna pasa junto a Júpiter. En cualquiera de estas noches, intente ver los planetas a través de un telescopio. Aun aquellos con una lente pequeña revelarán los anillos de Saturno, las bandas de nubes de Júpiter y sus lunas más grandes, también las fases de Venus.


  Para finales de Marzo, Mercurio se perderá de nuevo en el brillo solar, y pronto la cuenta de planetas nocturnos bajará de cinco a cuatro. Cuatro, sin embargo, son todavía bastantes planetas. Júpiter, Saturno, Marte y Venus serán visibles por meses. De hecho, se acercarán aún más a finales de abril y mayo para darnos otro espectáculo fabuloso. Pero esa es una historia para otra ocasión.


  Mientras tanto, disfrute del quinteto mientras se encuentre allí, tan fácil de ver en el cielo nocturno. Esto no ocurrirá de nuevo hasta el año 2008.


Fuentes: Noticias de la Nasa, AFP


Fuente: http://www.correodelcaroni.com/seccion.asp?pid=43&sid=1237&notid=68570

Author: Lalo Márquez

Share This Post On