Vigilan ante posible choque religioso

Elementos de la Policía del Estado de Guerrero permanecen en la comunidad Capulín Chocolate, del Municipio Marquelia, para evitar que católicos cumplan su amenaza de desalojar por la fuerza a 17 familias de testigos de Jehová, informó el subsecretario para Asuntos Religiosos de la Secretaría General de Gobierno, Javier Bataz.

Página externa original:

Reportar enlace roto

Author: Lalo Márquez

Share This Post On