Creer en las superticiones, una aspirina para el espíritu

El ser humano no puede, de ninguna manera, vivir sin hechizos y encantos.
Goethe decía: Esas creencias que hererastes de tus abuelos y padres, poséelas. Las creencias no han cambiado sustancialmente desde hace 4000 años. Se van acoplando a las épocas, no obstante en el fondo son siempre las mismas.
Creer en adivinos, aparecidos, amuletos, astrólogos, brujas, curanderos, escapularios, milagros. Materiales, como agujas, alfileres, cuadros que se caen de repente, escobas, espejos, velas, zapatos viejos; de la misma manera en el número 13, sectas religiosas, santos, etcétera, que es la esperanza para vencer los infortunios de la existencia.

Página externa original:

Reportar enlace roto

Author: Lalo Márquez

Share This Post On