Casi se perdió toda esperanza para el Beagle 2

La misión a Marte del Beagle 2 está casi seguramente muerta. Un último intento para contactar a la sonda desde su nave nodriza resultó en fallo total el Miércoles.La madre nodriza, el orbitador Mars Express de Europa, hizo su primer paso sobre el sitio de aterrizaje del Beagle 2 alrededor de las 1215 GMT. Los científicos esperaban que el orbitador pudiera escuchar señales de la sonda, a pesar de que el orbitador Mars Odyssey de la NASA y el radio telescopio de 76 metros en Jodrell Bank en el Reino Unido no escucharon ninguna comunicación después de que el Beagle 2 llegara a Marte el día de Navidad.

Queda muy poca esperanza para la misión. Sin embargo, el equipo de científicos británicos detrás del Beagle 2 dicen que no perderán las esperanzas hasta a medidados de Febrero cuando el Mars Express tenga varias otras oportunidades de hacer contacto.

“Jugaremos hasta el silbatazo final – solo toma una fracción de segundo anotar un gol”, dijo Colin Pillinger, científico en jefe del proyecto Beagle 2 en una conferencia de prensa en Londres. Sin embargo, admite que en alrededor de 10 días a partir de hoy, estaremos “bien en los últimos minutos del tiempo extra”.

Hay varias razones por las cuales pudo haber fallado la sonda. Los paneles solares que cargan su batería pudieron no haberse abierto después del aterrizaje, o pudo haber caído dentro de un cráter, o detrás de alguna sombra que le impidiera cargar su batería y encenderse.

Pero algunos expertos creen que es más probable que el Beagle 2 se haya quemado en la atmósfera Marciana o se haya estrellado y roto en pedazos porque los sistemas diseñados para un aterrizaje suave, incluyendo los paracaídas y las bolsas de aire, pudieron haber fallado.

“Yo creo que durante la fase de aterrizaje, uno de los pasos no sucedió como fue planeado”, dice Max Meerman, un ingeniero de la compañía británica Surrey Satellites.

Meerman agrega que otro problema potencia fueron los procedimientos de esterilización utilizados en el Beagle 2. Algunos componentes fueron calentados a más de 100°C para prevenir la contaminación de la superficie Marciana con microbios terrestres.

El proceso pudo haber introducido pequeñas fracturas. “Algunas de estas pudieron no haber sido evidentes durante las pruebas, pero después del estrés del lanzamiento, navegación y aterrizaje, bien pudieron haber fallado”, dice Meerman.

Además de continuar los intentos para contactar al Beagle 2, los científicos también utilizan el Mars Global Surveyor y el Mars Express para fotografiar el sitio de aterrizaje en espera de poder ver la sonda y sus paracaídas. Aunque esto no mejorará las oportunidades de revivir la misión, al menos ayudará al equipo de la misión a ayudar a explicarles por qué el Beagle 2 murió.

Mientras tanto, el Mars Express está funcionando exáctamente como fue planeado. Southwood dijo que los dos resultados tan opuestos entre el Beagle 2 y su nave nodriza están haciendo la misión “una experiencia muy agri-dulce”.

Por Hazel Muir
http://www.newscientist.com/news/news.jsp?id=ns99994544

Author: Lalo Márquez

Share This Post On