Numerología: Auguran los números buen año para México

La numeróloga Aparecida Liberato afirma que el 2004 es propicio para las alianzas con otras naciones, pero sugiere actuar con cautela.Por Ana Marín
Grupo Reforma

Cd de México, México (3 enero 2004).- El año 2004 será propicio para que México se haga de nuevos socios y establezca alianzas con otras naciones, según un análisis numerológico de Aparecida Liberato, una de las expertas en el tema más reconocidas de Brasil.

La autora de Vivir mejor a través de la numerología (Vergara & Riba), señaló que en este año la diplomacia será fundamental, y que los asuntos exteriores deben ser tratados con mucha cautela; de esta forma, el País conseguirá los apoyos que necesita. La también conductora del programa de televisión Lo mejor de la tarde, basó sus predicciones en la fecha de inicio de la Independencia de México.

“Los ciclos de la vida ocurren cada nueve años, en cada uno hay una energía predominante que ejerce influencia en el destino.

“En septiembre del 2003 México celebró su cumpleaños y empezó un año de energía dos. Esto significa que es un periodo más lento, así que es tiempo de cuidar los detalles de lo que fue planteado en el año anterior”, asegura la estudiosa.

El 15 de septiembre de 1810 fue el inicio de una nueva energía, la del número siete (1+5+9+1+8+1+0 = 25, 2+5 = 7), explica, lo que marca para México y sus habitantes el desafío de crecer de manera ordenada, paciente y sistemática.

“Hay en este número una fuerza muy grande para el desarrollo de la espiritualidad libre, sin restricciones. Hace de México un país especial, ya que el siete es el más sagrado de los números, considerado mágico. Hay muchas referencias a éste: los colores del arco iris, las notas musicales, las maravillas del mundo”, señala Liberato, quien lleva más de diez años dedicada a la numerología.

En principio, todos los mexicanos están regidos por la energía del nombre del País, que es la seis (4+5+6+9+3+6 = 33, 3+3 = 6), suma de los números que corresponden a cada una de las letras de la palabra México.

“La influencia de ese número sobre el pueblo es determinante: es un pueblo muy acogedor y los visitantes se sienten como en casa. Siendo el seis el número del amor, las relaciones en la familia son valoradas. La solidaridad y la responsabilidad social son características de su pueblo”.

Este número también es el del arte y la belleza, añade la también autora de Números y aromas del amor (no disponible en español), lo que facilita las expresiones artísticas.

Para la experta y otros de sus colegas alrededor del mundo, el destino y las características de toda persona o País están determinadas por los números: los de la fecha de nacimiento, los correspondientes a las letras del nombre, los de la pareja, e incluso los del teléfono celular o el de casa.

Hay muchos escépticos, especialmente los profesionales de las matemáticas, aunque ella asegura que su técnica no está peleada con la ciencia, sino al contrario.

“Hace más de 2 mil años nació Pitágoras, filósofo y matemático, que decía que los números son la expresión de las ideas que constituyen la forma verdadera del universo, que son la esencia del mundo y que conociéndolos sería posible conocerse a sí mismo”, dice.

Aplicaciones personales

Los números son instrumentos de los que se puede disponer para entender el orden y la perfección del universo y de la vida, asegura Liberato. Pueden utilizarse para conocerse y entender mejor las circunstancias que se viven.

“La fecha de nacimiento y el nombre determinan nuestro potencial, nuestras tendencias, dificultades y desafíos en todos los aspectos de la vida: social, profesional y afectivo”.

El día de cumpleaños revela el número de lección de vida, mientras que el nombre completo se traduce en el del alma, el de la personalidad y el del destino.

“El nombre es nuestra identidad. Es tan importante que cuenta la Biblia que Dios cambió el nombre de Abraham y el de su mujer Sara para que tuviesen una energía diferente. Jesús cambió el nombre de Simón por Pedro”, indicó.

Sin embargo, nadie escapa a la energía del nombre que recibe de sus padres, que de acuerdo con Liberato es una inspiración del alma que ellos reciben. Aún una persona que detesta su nombre y nunca lo usa tiene marcado el destino por éste, aunque también recibe energías del que acostumbre utilizar.

La numeróloga no tiene dudas: hay un destino predeterminado por los números, ella misma guía su vida por éstos, sin embargo, reconoce que cada persona elige cómo alcanza ese destino.

Sea como sea, la técnica representa una forma muy diferente de entender la utilidad de las matemáticas, que fueron el terror de muchos en sus años de escuela. Tal vez una forma de cambiar la percepción que se tiene y verlas como aliadas y no como enemigas. ¿Te gustaría probar?

Las ‘otras’ predicciones

Óscar Palmas, matemático y profesor de la UNAM, es un amante de los números, pero ante la numerología se muestra escéptico.

“No es posible predecir el futuro, porque está determinado por una infinidad de factores que no pueden reducirse a una serie de dígitos”, señala.

Aunque existen modelos matemáticos que permiten darse una idea de lo que va a ocurrir, hay que considerar que su aplicación es muy específica a cada caso y que tienen ciertos márgenes de error.

“Los fenómenos económicos y sociales son muy complejos y tienen su origen en muchísimos factores”, asegura el matemático.
Algunos aspectos del futuro de un País pueden predecirse con ciertas herramientas matemáticas, explica.

“Existen muchos modelos, pero tienen que aplicarse con mucho cuidado y siempre tomar en cuenta que hay una multitud de factores que intervienen”, reitera.

Encuentra tu número

Busca en la siguiente tabla el número al que equivale cada letra de tu nombre completo. Al sumar las vocales obtendrás el número de tu alma; sumando las consonantes obtiene el de la personalidad y el total de ambos es el de su destino. Si obtienes como resultado dos dígitos o más, súmaos hasta tener uno sólo (ejemplo 25, 2 + 5 = 7), excepto si son el 11, el 22 ó el 33, que son números maestros.

1.- A, J, S
2.- B, K, T
3.- C, L, U
4.- D, M, V
5.- E, N, Ñ W
6.- F, O, X
7.- G, P, Y
8.- H, Q, Z
9.- I, R

Fuente: Mural.com

Author: Lalo Márquez

Share This Post On