El problema con las maravillas: si suena demasiado bien ¿lo comprarán los escépt

Suena casi demasiado bueno para ser verdad: alivie dolores y molestias con un simple calcetín o guante.

Esta es la afirmación que los socios de una nueva compañía, Hologenix, están haciendo sobre la ropa hecha con su Holofibra propietaria.Están citando investigaciones y evidencias anecdóticas que muestran a gente que utiliza la ropa, siendo atletas profesionales o incluso diabéticos plagados con circulación pobre, recobrándose más rápidamente de actividad estenuantes, manteniéndose más cálidos en climas fríos, e incrementando estamina y en general, sintiéndose simplemente bien.

¿Entonces por qué los artículos hechos de Holofibra, los cuales han estado disponibles por ya un par de años, no están volando de las repisas – especialmente durante la temporada de compras decembrina? “Sabemos que lo que tenemos es increíble, pero la mercadotecnia es nuestro desafío”, dijo Robert Klein, un inventor de Holofibra y presidente de Holofiber Enterprises, el cual es propietario del 75 por ciento del Hologenix.

Un desafío, realmente. Por una parte, la Holofibra es cara. Los ejecutivos de Hologenix se negaron a revelar el precio de la Holofibra, pero Anthony Mazzenga, presidente de Wickers America, un fabricante de ropa interior y uno de las docenas de fabricantes que ofrecen artículos de Holofibra, dijo que el costo era 10 veces de los poliésteres más convencionales. Entonces, la Holofibra puede elevar el costo de unos guantes a $30 dólares o una camiseta a $75 dólares.

Ni Hologenix ni sus cliente fabricantes fueron abiertos sobre las ventas. Pero ninguno afirma que sean muy buenas. Y aquí yace un aviso precautorio para cualquiera que trate de comercializar un “descubrimiento científico” en una era que cuando las afirmaciones de “nuevo” o “revolucionario” caen cada vez en más oídos sordos.

“Necesitan hacer para Holofibra lo que Intel hizo para sus procesadores, explicar a la gente por qué unp roducto con ‘Holofibra dentro’ por definición es mejor”, dijo Evan H. Wert, vicepresidente de comercialización de Superfeet Wolrdwide, que ha agregado una línea de artículos Holofibra a la medida a su establo de suelas ortopédicas para zapatos, llamados footbeds.

Puede que no sea una tarea fácil, conceden otros clientes. “Hologenix no ha hallado una forma realmente buena de comercializarse, y verdaderamente, nosotros tampoco hemos encontrado muchas ideas para hacerlo”, dijo James T. Gorman, un vicepresidente ejecutivo de Callaway Golf Footware, que está incluyendo Holofibra en algunos de sus zapatos más caros.

No es que el producto sea demasiado nuevo para ser notado. La Holofibra ha estado disponible por casi tres años a través de Holofiber Enterprises, la cual en Enero pasado formó Hologenix como una empresa con el gigante textil Wellman para aumentar su producción y comercialización.

Wellman, que tiene el 25 por ciento de Hologenix, ha gastado más de $400 mil dólares en comercialización. Se ha anunciado en algunas publicaciones textiles, ha tenido puestos en exhibiciones para distribuidores de artículos al aire libre, y entregado productos de muestra en la reciente exhibición de la Asociación Americana de Diabetes en Nueva York. Ha contradado a Michellie Jones, una atleta de triatlón Olímpico Australiana, para que endosara la Holofibra, y está ayudando a algunos clientes a desarrollar etiquetas y materiales promocionales para sujetadores atléticos, vendas y otros artículos que contienen Holofibra.

Aunque tales pasos pudieron haber sido suficientes para promover, digamos, una nueva pasta de dientes, la gente en Hologenix está topándose con retos cada vez mayores.

Por una parte, la tecnología detrás de la Holofibra no se presta para hacer anuncios publicitarios de radio con facilidad. La fibra, que tiene patente pendiente, está hecha de una mezcla de poliéster y minerales y gemas molidas – El Sr. Klein se niega a decir cuáles. Se supone que trabaja canalizando la luz ambiental y la energía que un cuerpo genera en una manera que incrementa el nivel de oxígeno de la sangre que fluye a las partes del cuerpo que cubre. El Sr. Klein habla de separar frecuencias de luz y activar la mitocondria en las células, pero nadie parece poder explicar cómo los calcetines, digamos, pueden recibir luz a través de los zapatos.

“Necesitas un diploma en medicina para comprenderlo”, dijo el Sr. Gorman de Callaway. Un titulo de medicina podría no ayudar – el Dr. Lawrence Lavery, un podiatra que es profesor en la Universidad A&M de Texas, condujo estudios indicando que los diabéticos pudieran incrementar los niveles de oxígeno en su sangre tanto como hasta un 12 por ciento utilizando artículos de Holofibra. Sin embargo aun no sabe cómo funcionan los productos.

“No se pueden poner en términos para personas comúnes”, dijo.

Autor: Claudia H. Deutsch
Fuente: NY Times.

Author: Lalo Márquez

Share This Post On