Sanador milagros se cura a sí mismo en un hospital

Chennai, India a 10-Dic-2003 – Su cara ha sido la más notable entre los evangelizadores Cristianos. Ha presidido más de varios miles de encuentros de ‘sanación milagrosa’ donde incontables ‘sufridos’ han sido ‘curados’ de sus enfermedades o aflicciones, que van desde resfriado común hasta cegera, por medio de oraciones.

Pero cuando se trata de curar su propia rodilla problemática, D G S Dinakaran, el bien conocido evangelista en cuestión, parece haber reposado la fe con un equipo de doctores en un hospital local en vez de cojear y esperar ayuda divina.De acuerdo a las fuentes, Dinakaran, el más visible de los evangelizadores con una gran cantidad de programas de radio y televisión a su favor, ha estado sufriendo de un problema crónico en su rodilla. El hombre, quien exhorta al público a atender a sus encuentros de sanación y oración para ser curados de sus dolencias, ahora sí ha ido a un popular hospital privado en Adayar para que su rodilla sea reparada.

Las fuentes dijeron que Dinakaran se sometió a una cirugía de reemplazo de rodilla, conducido por un equipo de doctores, en el hospital la tarde de ayer. Su fe en los doctores parece haberle hecho bien y se dice que está pasándola bien.

Dinakaran, quien preside el grupo de evangelio Cristiano Jesús Llama, junto con miembros de su familia incluyendo a su hijo Paul Dinakaran, ha conducido varios cientos de encuentros de sanación por fe a través del estado y en otras partes también.

En muchos de estos encuentros, cuyas filmaciones se muestran regularmente en casi todos los canales populares de televisión por satélite, se muestra gente ‘curada’ de sus impedimentos y enfermedades. También hay oraciones especiales realizadas para dolencias serias. También se dijo que también se colecta dinero para estas oraciones especiales.

Obviamente, se comenzarán a agitar lenguas por la elección de Dinakaran para su propio tratamiento. Quizá haya una moraleja en la historia: No rezarás para ti mismo.

Fuente: NewsTodayNet.com

Author: Lalo Márquez

Share This Post On