El Aterrizador Marciano listo para separación

La nave espacial Beagle 2, con la intención de aterrizar en Marte el Día de
Navidad, está listo para separarse de su nave nodriza a las 0831 GMT el Viernes.

Soltar exitosamente al Beagle 2 no solo es crítico para el aterrizador mismo,
sino también para el Mars Expres, ya que de otra forma pudiera batallar para
entrar a la órbita de Marte como se planea.

Dos tercios de las misiones previas a Marte han fallado, y la separación es
solo uno de los varios obstáculos críticos que la misión de la Agencia Espacial
Europea debe  superar mientras se acerca a su destino.

Pero, Barri Kirk, ex-administrador del proyecto para el Beagle 2 en Astrium,
Reino Unido, está "perfectamente tranquilo". El Spin Up and Ejection
Mechanism (SUEM),
que empujará al Beagle 2 fuera del Mars Express, "es un
aparato muy confiable", dijo. "Lo hemos probado más de 30 veces y nunca ha
fallado".

El Viernes, cuando el Mars Express reciba la señal de adelante desde el
European Space Operations Center (ESOC)
en Darmstadt, Alemania, encenderá el
SUEM.

El SUEM tipo resorte le dará un suave empujón al Beagle 2 para sacarlo fuera
del Mars Express a una velocidad de 20 centímetros por segundo.

De suma importancia será que el SUEM también haga girar al aterrizador a 12
rotaciones por minuto. El giro estabilizará la sonda y determinará la
orientación a la cual entrará a la atmósfera Marciana.

El Mars Express sentirá un pequeño retroimpacto mientras el Beagle 2 sale. Le
tomará entonces dos horas al Mars Express para llegar a una posición para
comunicar este retroimpacto al ESOC, que anunciará el éxito o falla de la
separación a las 1031 GMT.

En el peor de todos los casos, dice Kirk, el Beagle 2 puede fallar de
soltarse por completo. "Esto tendrá un gran impacto en el Mars Express porque
entonces tendrá que acarrear toda esa extra masa en órbita."

"Sobra decir que realmente no queremos pensar en eso", dice David Southwood,
director de ciencia en la Agencia Espacial Europea. "Pero tenemos un plan de
respaldo".

Hay un espacio de dos días durante el cual los planeadores de la misión
pueden seguir tratando de expulsar la Beagle 2. "Pero si el Beagle 2 realmente
estuviera tan encariñado con su nave nodriza y no quiere soltarse, en algún
momento tendríamos que salvar la nave nodriza", dijo Southwood.

Esto es porque el Mars Express tiene que volar directamente hacia Marte para
soltar al Beagle 2 en la trayectoria correcta. Pero en algún momento el Mars
Express deberá encender sus máquinas y cambiar de dirección para entrar en
órbita y evitar quemarse en la atmósfera Marciana.

Si el Beagle 2 tuviera que ser llevado a órbita, su peso de 70 kilogramos
requeriría que se quemara combustible extra. "La pregunta sería ‘¿Estamos muy
pesados para llegar a donde necesitamos ir?’" dice Southwood. "Creemos que
podremos hacerlo".

La presencia del Beagle 2 no deberá impedir ninguno de los siete instrumentos
científicos del Mars Express, que buscarán agua subterránea y estudiará la
atmósfera y geología de Marte.

Autor: Maggie McKee
Fuente:

Newscientist

Author: Lalo Márquez

Share This Post On