Declaración Internacional abogando por el regreso a la Luna

Si la especulación se hace realidad de que el Presidente George Bush está apoyando el regreso de la NASA a la Luna, el no está solo en querer ir allá. Un número de naciones – China, India, Japón, entre ellos – están haciendo planes para explorar la Luna.Se ha llamado a una reunión mundial de expertos lunares para una secuencia de misiones tecnológicas, exploraciones y comercioles culminando en el establecimiento de una presencia humana en la Luna.

La declaración – emitida el 4 de Diciembre – fue elaborada trabajosamente seguida de una gran reunión internacional de científicos, ingenieros, y planeadores de misión, sostenida del 16 al 22 de Noviembre en la Isla Hawai’i, Hawaii.

La reunión de toda la semana reunió a representantes de las mayores naciones tecnológicamente espaciales bajo el emblema de International Lunar Exploration Working Group (ILEWG). Esta fue la quinta reunión de naciones que están persiguiendo activamente la exploración de la Luna, dijo Steve Durst, un organizador clave de la conferencia y jefe de la Space Age Publishing Company con oficinas en Hawaii.

Durst dijo que la reunión fue orientada hacia un fin, en vez de ser solo académicos, con el propósito de la conferencia para ver gente de regreso en la Luna dentro de la década. La siguiente reunión ILEWG será llevada acabo en Noviembre en la India,d ijo, con China o Europa como anfitriones del gropo en el 2005.

Preguntas fascinantes salieron de la conferencia, dijo Dust, como las siguientes:


  • ¿Qué misión nacional, internacional, o comercial será la primera en establecer un trampolín para la Civilización Lunar?


  • ¿Dónde y qué será el trampolín en la Luna: una estación de energía, observatorio, o quizá un nodo de comunicaciones y una planta complejo de procesamiento de recursos en Malapert Mountain en el Polo Sur de la Luna? Otro sitio de interés importante es el cráter Shackleton, quizá el lugar de agua-hielo, escondido de los calidos rayos del Sol.

Perspectiva Global

El documento está etiquetado como “The Hawaii Moon Declaration” y provee una perspectiva singular y global con respecto a la importancia de la Luna en el Siglo XXI.

La declaración se reproduce aquí por completo:

“La Luna es actualmente el punto de enfoque de un programa internacional de investigación científica. Las misiones actuales que se están llevando a cabo o que están siendo planeadas llevarán al uso futuro de la Luna para desarrollo comercial y científici, de esta manera multiplicando oportunidades para la humanidad en el espacio y en la Tierra. Necesitamos la Luna por muchas razones: para usar sus recursos de materiales y energía para proveer para nuestras necesidades futuras en el espacio y en la Tierra, para establecer una segunda reserva de la cultura humana en el evento de una catástrofe terrestre, y para estudiar y entendier el Universo. El siguiente paso en exploración humana más allá de la órbita baja de la Tierra, es lógicamente la Luna, nuestro vecino celestial más cercano en el Sistema Solar.”

“Declarando esto, notamos grandes huecos en nuestro entendimiento y conocimiento que deben atenderse antes de que la Luna sirva el noble propósito que identificamos. Muchas naciones están conduciendo o planeando misiones lunares (Agencia Espacial Europea – SMART 1; Japón – Lunar A, SELENE; Cina – Chang’e; e India – Chandrayaan 1) que ofrecen una oportunidad fundamental para la cooperación internacional para desarollo y ciencia pública y privada a largo plazo. Soportamos fuertemente el desarrollo continuo de estas misiones. Sin embargo, se necesita más conocimiento, se requieren capacidades más complejas, de las que ahora se planean, incluyendo los primeros alunizajes de naves espaciales desde los programas Luna y Apollo en los años 60s y 70s.”

Empujes mayores

“Durante la Conferencia Lunar Internacional 2003, identificamos un número de impulsos principales para un programa lunar expandido: estimación y uso de recursos potenciales agua/hielo en los polos lunares para utilización humana; desarrollo de recursos de energía para la Tierra y la Luna y el establecimiento de observatorios astrofísicos lunares. Hemos concluido que, para el futuro desarrollo de la Luna, los depósitos de hidrógeno indicados por las misiones Clementine y Lunar Prospetor de los Estados Unidos deben ser completamente comprendidas para confirmar su naturaleza e importancia para futuras exploraciones planetarias, desarrollo y asentamiento humano”.

“Recomendamos una secuencia de misiones en el camino a esta presencia humana en la Luna. Apoyamos las metas de una serie comprensiva de misiones incluyendo orbitadores y aterrizadores polares, South Pole-Aitken Sample Return, Selene-B, Lunar Globe y el demostrador lunar Aurora de la Agencia Espacial Europea. Abogamos los precursores de ingeniería robótica para la utilización de recursos in-situ y el destacamiento de infraestructuras que prepararán operaciones para humanos.”

“Para animar y estimular el desarrollo pacífico y progresivo de la Luna, recomendamos que la comunidad internacional de las agencias espaciales, compañías e individuos operen y mantengan una misión exploratoria al polo de la Luna para servir como un catalizador para misiones humanas futuras dentro de una década.”

“Nuestra visión es de una humanidad en expansión en el espacio en un viaje sin fin. Creemos que un retorno humano a la Luna es el siguiente paso en el Sistema Solar y el futuro de la raza humana”, concluye la declaración.

Fuente: Space.com
Autor: Leonard David

Author: Lalo Márquez

Share This Post On