Más sobre la pista de aterrizaje para ETs

Llegaron bailando cha-cha-cha

En Brasil un alcalde comenzó la construcción de una base para el aterrizaje y
despegue de platillos voladores, un proyecto de colaboración entre los
terrícolas y los marcianos. Aunque usted no lo crea. Semana con ET

Río de Janeiro.– El alcalde de la pequeña ciudad de Bocaiuva do Sul, a 30
kilómetros de Curitiba (Paraná, sur), anunció la semana pasada la construcción
de un “ovnipuerto”, la primera pista de aterrizaje para objetos voladores no
identificados (OV- NIs) “autorizado por los extraterrestres en colaboración con
los seres humanos”.

“Llevamos trabajando cuatro años en el proyecto junto a ufólogos y
extraterrestres y ellos me autorizaron a hacer público el anuncio este viernes,
en que la ciudad cumple 131 años”, dijo, con toda la seriedad del mundo, el
alcalde Elcio Berti, de 53 años.

El alcalde precisó que “después de miles de años, los habitantes de otros
planetas escogieron un punto en el extremo sur de la tierra”, y que el
Ovnipuerto será construido en “Cachoeirinha, una región montañosa y llena de
vegetación, abundante en recursos”.

El inicio de los trabajos –“financiados por los extraterrestres y los seres
humanos”, aunque el alcalde dijo “desconocer el montante”– está previsto para
mayo próximo, siendo que la pista de aterrizaje deberá estar lista a fines de
noviembre.

Berti dijo que trabaja junto a una decena de ufólogos brasileños y que él mismo
ya ha mantenido contacto con los extraterrestres.

“Ellos (los extraterrestres) hablan poco. Es como si uno estuviera hipnotizado.
Todo es muy rápido. El último era un japonés con cara de alemán”, apuntó Berti
al referirse a su último encuentro con uno de esos seres de otros planetas.

El alcalde incluso envió a la agencia AFP un faxímil con el proyecto del
ovnipuerto, que se resume a una pista circular de aproximadamente 30 mil metros
cuadrados. La firma del responsable por el proyecto es “MXT1L2W”.

“Yo ya estoy preocupado por el flujo de turistas que esto va a generar. Nuestra
ciudad, de 12 mil habitantes, no posee la infraestructura para soportar grandes
cambios”, concluyó.

Consultado por la AFP, un responsable del gobierno de Paraná, uno de los Estados
más ricos del país, declaró que “o el alcalde está loco, o entonces es muy bueno
haciendo publicidad”.

El funcionario precisó que 60 por ciento de la población de Bocaiuva vive de la
agricultura y que se trata de una de las regiones más pobres de todo el Estado
de Paraná.

La misma fuente recordó que Berti, quien ya fue reelegido en su cargo de
alcalde, ya se había vuelto famoso cuando prohibió los preservativos y
distribuyó gratuitamente el “Viagra del Alcalde” (a base de maní) en la ciudad
para “impulsar más nacimientos”.

La idea de hacer que haya más nacimientos buscaba aumentar de esa forma la
población de la ciudad y así recibir una partida mayor del presupuesto federal a
través de los Fondos de Participación de los Municipios.

¿Bienvenidos en EU?

Hace ya varios años, en pleno furor de los ovnis de los 90’s, el que esto
escribe produjo varios artículos sobre los encuentros entre la fuerza aérea de
EU y los objetos que conocemos como ovnis sin importar que la procedencia de los
mismos haya sido extraplanetaria o extradimensional. Aunque la Fuerza Aérea
estadounidense llegó a afirmar durante el régimen del presidente Clinton que no
existían planes para contrarrestar una posible invasión extraterrestre entre los
miles de posibles escenarios bélicos considerados por el Pentágono, la evidencia
disponible al público sugiere algo completamente distinto.

Los militares estadounidenses no sólo han diseñado varios sistemas para la
detección de objetos provenientes del espacio exterior, sino también han
diseñado varios elementos de la Iniciativa de Defensa Espacial (SDI, por sus
siglas en inglés) con el propósito de repeler amenazas provenientes del espacio
o con bases en el espacio. Mucho antes de fraguarse cualquier intento de defensa
a nivel planetario, los superordenadores Cray del Pentágono ya habían asignado
símbolos para posibles emplazamientos militares en la Luna y en cualquier punto
orbital donde fuese necesario colocar armamento bélico. (Journal of Atomic
Scientists, 1997).Aunque el pretexto en aquella época que parece tan remota
consistía en “ganarle a los rusos”, no había rusos en la Luna ni en ningún otro
punto orbital, así que ¿contra quién nos defendemos?

Ya no es cosa de rebuscar libros y revistas olvidadas para encontrar evidencia
de los encuentros armados entre los ejércitos del mundo y lo desconocido. Dichos
casos siguen sucediendo en nuestros días sin que el público general se entere.
En la noche del 23 de febrero de 2001, a las 10:45 p.m. un objeto rojo, ovalado,
de grandes dimensiones, cuya cubierta superior se asemejaba “a las torres de un
gran castillo oscuro”, voló de oeste a este sobre la población de Collaroy en
Nueva Gales del Sur, Australia, antes de perderse en el mar.

Texto completo: COPYRIGHT 2002 Spanish Publications, Inc.

Author: Lalo Márquez

Share This Post On