Un Gato Negro Prohibido en una Escalera de Israel

A un gato Israelita le ha sido prohibido circular libremente por las escaleras de un edificio de apartamentos suburbano de Tel Aviv en Jerusalém, aparentemente porque su color negro asusta a los residentes.Kooshi, un gato mezclado de 7 años de edad, tiene un pelaje de color negro medianoche y ojos verdes brillantes.

El veterinario municipal Jonathan Even-Zor de Rishon Letzion les dijo a los propietarios de Kooshi que debían cargarlo cuando descendieran por las esclaeras del edificio – o si no correrían el riesgo de que se lo confiscaran.

“Este es un gato negro que en su camino hacia abajo por las escaleras ocasionalmente pasa por las piernas de residentes del edificio, algunos de los cuales le temen al gato, muy posiblemente por su color negro”, le escribió Even-Zor a Dan y Ariel Morganstern.

“Aún si esta reacción está basada en superstición, la gente que le tema al gato no debe ser forzada a encontrarse con él por las escaleras, particularmente cuando el área no está iluminada”, decía la carta. Le ordenó a la pareja a cargar al gato cuando bajaran las escaleras.

Los Morganstern, dueños de cuatro gatos, objetaron la orden y contrataron los servicios de Asaf Marx, un abogado de la Sociedad de Bienestar de Gatos de Israel.

Marx, un experto en ley Israelita sobre derechos de animales, escribió a Even-Zor, amenazando ir a corte si la orden contra Kooshi no era rescindida.

“La ciudad de Rishon Letzion no tiene un firme apoyo de los hechos en este caso”, dijo. “Un veterinario puede emitir una orden como esta solo si un animal constituye un peligro a la salud pública o al orden público. Kooshi está limpio, ha sido vacunado y castrado, y tiene extremadamente buenos modales. Está siendo distinguido solo por su color”.

Sara Novestern, un portavoz del gobierno de la ciudad, dijo que la orden no tienen nada que ver como el color de Kooshi.

“Emitimos órdenes como esta todo el tiempo”, dijo. “Si un animal es una molestia pública, tenemos que actuar para controlarlo”.

Riva Mayer de la Sociedad de Bienestar de Gatos dijo que el miedo por los gatos negros es general en Israel.

“Lo que es poco usual sobre este caso es que los Morganstern están luchando”, dijo. “Usualmente ellos (los dueños) solo se aguantan y conforman, y los animales pagan el precio”.

Fuente: Yahoo! News

Author: Lalo Márquez

Share This Post On