Los Iraquíes parctican su propia forma de Vudú

Baghdad – Perseguidos bajo Saddam Hussein, los exorcistas y psíquicos de Iraq tratan de ganarse la vida en las calles, ayudando a los Iraquíes a encontrar carros, parientes secuestrados, concebir hijos, y espantar demonios.Desde un sucio callejón, Ali Ibn Sina recibe clientes en un pequeño cuarto decrépito, donde la luz apenas penetra a través de unas ventanas cubiertas con suciedad.

“Le vendo los ojos al cliente y utilizo una ciencia basada en física, yoga y psicología. Los hago caminar a través de una serie de eventos: desde la escena del crímen hasta el lugar donde el culpable esconde el objeto robado.”

Sina, de 52 años de edad, ha estado en este negocio durante mucho tiempo.

“Ibn Sina (llamada así por el famoso doctor Árabe del Siglo X) disfruta una gran clientela. Cinco consultas a la semana resolverán un robo un secuestro”, dice Shiel Sobi, un exorcista y doctor informal quien comparte la oficina con Sina.

Sentándose en la posición de loto detrás de una mesa baja, blande un frasco con un líquido amarillo que le dice dónde cazar los espíritus malvados. Si una casa está hechizada, recitrá un verso del Corán en una hoja de papel y arrojará contra la pared la poción de agua de azafrán, agua de rosa, y mirra.

“Cuando la arrojo los espíritus gritan y huyen”, dijo.

El negocio ha subido mucho desde que Saddam cayó ya que más gente afirma que están siendo perseguidos por demonios o genios.

Cuando una persona es exorcisada, el individuo poseído tiembla y Sina canta el Coran por siete días.

Su colega doctor brujo, Abu Mustapha de 50 años de edad, dice que su lista de clientes ha aumentado desde la guerra, con gente buscando su ayuda en crímenes que van desde robos hasta secuestros.

“Para los fantasmas, abro una página del Corán al azar. Si cae en el nombre del profeta, el caso es resuelto. Si cae en Yusef, la persona es un prisionero, y si cae en Ayub, está enferma”, dijo.

La mayoría de los Iraquíes vienen a verlos para buscar soluciones para la esterilidad o una larga soltería. Las curas son tan variadas como excéntricas.

Abu Mustapha lee pasajes del Corán a solterones. El resultado: se casan en siete semanas.

Abu Jafar, de 27 años de edad, pide a su esposa, que no puede concebir, que tome una poción herbal, mezclando hierbas miel y grasa de cordero. El éxito es del 90 porciento.

Ibn Sina hace preguntas a un pájaro momificado, dos días después la cliente está embarazada.

Un hombre impotente debe beber un vaso de leche con una pieza de un verso del Corán.

El Corán juega un rol principal en el proceso místico.

“La magia está presente en el Koran. El profeta dijo ‘comprendan la magia pero no la practiquen’, dice Sheikh Hazem Al-Aaraji, un lider de oración Chiita en Baghdad.

Él aconseja a la gente a leer el Corán, de esa manera estarán inmunes a los espíritus malvados.

Incluso los soldados Estadounidenses no están libres de ser poseídos por un espíritu maligno.

“Pero si el soldado tuviera fe, sería inmune”, dijo Aaraji.

Autor: Joelle Bassoul
Fuente: www.iol.co.za

Author: Lalo Márquez

Share This Post On