Alboroto sobre otro asteroide más (planean atenuar la Escala de Torino)

Los astrónomos han estado tan horrorizados por los sustos que causa la prensa con noticias sobre asteroides que están atenuando la escala que usan para calificar las amenazas en un intento para desanimar a los reporteros de cubrir colisiones potenciales. El mayor furor reciente involucró al asteroide QQ47, el cual por un breve momento tuvo una oportunidad de una en un millón de chocar con nuestro planeta en el 2014.

Algunos astrónomos incluso quieren volver a revisar completamente los asteroides en camino. La escala Torino, desarrollada en 1999 por Rick Binzel del Instituto de Tecnología de Massachusetts, es utilizada para informar al público sobre los impactos potenciales. Califica la amenaza de los asteroides en una escala del cero al 10, basándose en su velocidad, tamaño, y probabilidad de impacto con la Tierra (ver gráfica).

Ningún asteroide ha excedido jamás la calificación de peligro de 1 – la misma probabilidad de que un objeto fortuito del mismo tamaño chocara con la Tierra en las próximas décadas. A pesar de eso, la categoría 1 de la semana pasada llegó a los encabezados. Y mientras la búsqueda de asteroides cercanos a la Tierra es cada vez más sistemática, los avistamientos de rocas potencialmente peligrosas se está volviendo rutina.

Incluso durante la conmoción sobre el QQ47 estaba disminuyendo, los astrónomos encontraron otro asteroide, incluso más grande que se ganó una calificación de peligro similar. El QQ104 mide 2.7 kilómetros de ancho, y por un par de días la semana pasada parecía dirigirse a un posible impacto con nosotros en el 2009.

Mientras que los reporteros insisten que reportaron la información del QQ47 acertadamente, los astrónomos sienten que la tragiversaron. “Fué mucho ruido y pocas nueces”, dice Steve Chesley de Jet Propulsion Laboratory de la NASA en Pasadena, California. “Fue como un virus exclusivamente dentro del reino de la prensa”.

Binzel mismo está tan molesto por la cobertura que la prensa usa para asustar al público con el tema de los asteroides que está atenuando la manera en que maneja la descripción de los niveles en la escala. En vez de “requiere monitoreo cuidadoso”, un evento categoría-1 ahora será descrito como “normal”.

Brian Marsden del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics en Cambridge, Massachusetts, se preocupa de que el público deje de tomar en serio la amenaza de los asteroides si se continúa con falsas alarmas. Dice que alterar la escala no es suficiente: “es tiempo de que nos deshagamos de ella”.

Al momento, las nuevas “amenazas” descubiertas tienden a comenzar muy alto en la escala, cuando los astrónomos tienen muy poca información en ellas, y luego bajan cuando se hacen más observaciones finalmente descartando la amenaza. Marsden dice que incorporar una medida de qué tanto tiempo ha sido rastreado el asteroide podría ayudar a prevenir falsas alarmas.

Su colega John Remo también cree que la Escala Torino y las escalas Palermo relacionadas fueron hechas mal. “Son índices de miedo”, dice. “Tienden a crear ansiedad”. En vez de cuantificar el daño que un asteroide pudiera causar en impoacto, Remo dice que sería más positivo calificar qué tan difícil sería de desviar al asteroide a una órbita segura.

Pero a pesar de los desacuerdos sobre la mejor manera de prevenir “ahí viene el lobo!” tan seguido, los astrónomos insisten en que mantener la información secreta no es una opción. “Espero que la gente deje a un lado la idea de que si hay noticias reales, serán públicas”, dice Binzel.

Ver nota completa en inglés en Yahoo! News.
Ver la Escala de Torino actual (a Agosto del 2003).

Author: Lalo Márquez

Share This Post On