Imágenes reducen los antojos del cigarrillo

Unos investigadores descubrieron que supuestamente el solo hecho de Ver simples imágenes parpadeantes, o imaginarse imágenes mentales, puede ayudar a detener los deseos de fumar.El equipo, de la Universidad de Sheffield en el Reino Unido, espera que el truco ayude a la gente a dejar de fumar. Si es así, planean desarrollar una aplicación para mini computadoras portátiles que ayude a los que estén en proceso de dejar el cigarrillo cada vez que se les antoje fumarse uno.

“Los deseos de fumar comienzan cuando se crea una pequeña imagen en nuestra mente de lo que queremos”, dice el especialista en adicciones Jon May, quien dirige el equipo. “Las imágenes son lo que hacen los antojos tentadores. Puedes ver en tu cabeza lo que quieres, pero no puedes tenerlo. Hemos tratado de interferir con ese proceso.”

Los investigadores pidieron a un grupo de 40 fumadores que se imaginaran sonidos como timbres telefónicos, o imágenes como un juego de tennis. La mitad de los sujetos fumaban antes de la prueba, mientras que la otra mitad se abstenían.

Se les pidió después a los sujetos que calificaran sus antojos. Para los abstemios quienes visualizaban imágenes, los antojos desaparecieron después de un minuto de imágenes, y terminaron la prueba con antojos calificados tan bajos como aquellos otros quienes sí fumaron cigarrillos. Los individuos que pensaron en sonidos tuvieron antojos moderados durante el experimento.

El equipo también encontró que pidiéndole a la gente que viera una pantalla de cuadros blancos y negros parpadeantes funcionaba tan bien como la imagen mental. “Creemos que interfiere con la parte de nuestra memoria que funciona construyendo imágenes mentales”, dice May. “Y hace las imágenes menos vívidas.”

Hasta este punto, los investigadores solo han medido cómo el acercamiento afecta los antojos, no si la gente realmente reduce su hábito de fumar. Pero si lo hace, un programa para representar los patrones cintilantes en una computadora de bolsillo podría dar a la gente una manera portable para utilizar la técnica mientras tratan de dejar de fumar.

La computadora de bolsillo también podría funcionar con otras adicciones. “Creemos que es un modelo general de deseo,” dice May, quien planea probar el método con apostadores.

May presentó la investigación el Jueves en el Festival de Ciencia de la Asociación Británica en Salford, cerca de Manchester en el Reino Unido.

Ver noticia completa en NewScientist.

Author: Lalo Márquez

Share This Post On